20161216

No es un adiós: es un hasta la vista

Data Estel·lar notevayas Divendres 20161216

La frase con la que cualquier publicación periódica, colección aperiódica o revista de historietas o incluso editorial ha de despedirse tiene una fórmula archiconocida y megautilizada:


No es un adiós: es un hasta la vista

Es lo que nos llama la atención al tener la oportunidad un último número, y lo que nos lo hace más atractivo que un primer número. Es decir, si no quereís últimos números, lanzádmelos que estaré ahí para recogerlos.




Por ejemplo, así acaba la publicación Las emocionantes aventuras de Marco Revista Infantil, en sú número 47 (no llegaron ni al 50) con fecha 19771207. 

El director es M.Pellicer Esteban. Gracias a ser amigos, Jan consigue el contrato de dibujar a ese personaje en infinidad de ocasiones. Que luego se ha quejado, sí, pero eso será porque no ha tenido que trabajar nunca con turnos rotativos en contratos temporales o "en cosas que nunca son de lo que has estudiado y cobrando lo que sea".

 Es ahí donde Jan mete el pie para ser el primer mangaka hispano, el primero y nunca reconocido autor de estética manga, que llevará a Pulgarcito y también a Superlópez, aunque nadie quiera decirlo en voz alta o ni siquiera pensarlo subtitulado.


No os diré adió sino... ¡hasta la vista! ¿Quién sabe si más adelante volveremos a vivir juntos nuevas aventuras? ¡Hasta pronto, amigos! 

nos dice Marco, y es una de esas frases que, con el correr del tiempo o se olviden o recuerdas con la insistencia de quien te ha mentido inmisericordemente. Si no iba a volver, ¿por qué me dijo que sí? 

La historieta acaba abruptamente en dos páginas en las que encuentra a su madre y se encuentra con los personajes secundarios que le han ayudado.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada