20161204

Los 5 Amiguetes: noche y miedo

Data Estel·lar plovisquejant Diumenge 20161204

Hace poco hemos comentado sobre lo fascinante que nos resultan las páginas nocturnas de Jaume Rovira. Es más llo que sugiere porque capta cierto ambiente de que "ya es de noche", de oír la sintonía del telediario y ruidos de tenedores procedentes de los pisos, o de señalar algunas sombra.

Ahora me encuentro con una historieta de Jaume Rovira firmada en 1986 para uno de los últimos números de la revista ZipiZape de Editorial Bruguera.

Hum: un día tenemos que hablar sobre el nombre de la revista: ZipiZape, Zipi Zape, Zipi y Zape... Super Zipi Zape, Super Zipi y Zape, Zipi Zape Super... un montón de variantes.

En esta ocasión, son imágenes fotografiadas. 

Numerito: 54983 (de los últimos).
La historieta se titula Cinco Amiguetes: Noche de Ronda. Guión y dibujo: Jaume Rovira 1986. Se publica en ZipiZape #668, año XV de la  publicación, PVP 85pts IVA incluida (fue el año que se introdujo el Impuesto sobre el Valor Añadido, exigido por la Comunidad Económica Europea). La fecha de publicación es "mayo1986". Como solemos decir, la falta del día siempre es sospechosa en una editorial que solamente se lo empieza a saltar en veranos o al final del período: la ausencia del día del mes nos habla sobre las dificultades económicas, financieras (problemas de dinero sin acuerdo con el banco) y laborales (huelgas) en lo que en la maginoteca hace muuuuuchos años que denominamos como "la Crisis Final de Bruguera de 1986".




Hemos optado por mantener la siguiente página: es Genovevo, la extraña pero entrañable serie británica sobre un "coche antiguo fantasma" y que pega temáticamente con la precedente. Solía aparecer más bien en revistas ZZ de los años 1970. 

Nos da la impresión de que los comics británicos aparecían mucho más en ZZ o en Lily (años 1970-1986)ue en el resto de la editorial. ¿Por qué? Alguien ha comentado que parece como si varias series de la revista ZZ estuvieran pensadas para captar público femenino; es curioso que las series británicas se repartieran entre esta revista y la revista o revistas "juvenil femeninas" como la mencionada o como Gina (1978-1980) o Esther (entrados los años 1980). ¿Tendrá alguna relación?

La historieta de Tato y Manolo tiene varios puntos a destacar:

Para comenzar, el dibujo ya ha evolucionado hacia el espanto. No siento decirlo: lo he pensado siempre; y Rovira reincidió erre que erre. Esa manía como de hacerlo todo cada vez más "como tiene que ser", entre Disney (¿por qué le hiciste eso al pobre Pirata?) y el dibujo manga antes de que estuviera de moda salvo en algunos dibujos animados (los muy anteriores de Heidi, Marco, El Perro de Flandes o Mazinger Z; y los más de la época de CandyCandy o Sandy Bel), sin abandonar la formalidad francobelga pero sí la caradura vazqueziana. En fin, que igual le pareció que se modernizaba o incluso que dibujaba mejor pero yo nunca lo creí.
Entre lo fotográfico, lo menos malo es la puerta del vado de la viñeta 1 de página 1. 
Lo del Ford Escort lo vamos a dejar: me disgusta y procede de una manía de un poco tiempo anterior. La tengo controlada desde 1983-1984 en Hotel Mediastrella para la renovada revista Mortadelo. A veces sorprende en plan de risa pero aquí no pega bien: es que una foto de un coche es un coche fijo que no se mueve. Años después haría aquel inmóvil Citroen 2CV en Obseso Pisafondo que es el mismo actor que hace de Segis.

Por un lado, la historieta sale perjudicada por la falta de color: se ve que en la editorial decidieron ahorrar en casi todas las historietas a base de dejar los fondos sin pintar... y olvidando la antigua idea del tritono que, digo yo, que sería más barato que la cuatricomía sin abandonar el coloreado del todo.

De todos modos, un día nos gustaría ver las historietas de Rovira con un coloreado adecuado. Se solía abusar del color lila lo que oscurecía innecesariamente historietas de ambiente diúrno.

Supongo que lo veremos pronto, ¿no? ¿Que no? Ah, lo había entendido mal... Pensaba que estaba en marcha el integral de Segis y Olivio y el de Los Cinco Amiguetes con los extras de Hotel Mediastrella (ya haré yo los artículos sobre política) y de Vicente el Dependiente y los chistes de 6 por página... no, que me parecía que había interés por los tebeos en este país. Me habré equivocado (de país).

En cambio, la sombra de la puerta de hierro del vado que da muy bien. Junto a pequeños elementos: una luz lejana, un farol de la calle, o las estrellas, dan la sensación de que, o bien está anocheciendo o ya es de noche. La chaqueta de Manolo nos da la sensación de que hace fresco pero no necesariamente frío. Son sutilezas que uno puede encontrar en historietas de Jaume Rovira continuamente. Espero que estuvieran pensadas pero, si no, pues bravo por su subconsciente.

Extrañamente, la ausencia de color magnifica la sensación de noche: como si el blanco fuera la luz de la Luna.

Enseguida vemos los paisajes habituales tanto de Los Cinco Amiguetes como de Segis y Olivio: allá donde acaban las calles y las ciudades y comienzan solares, descampados, campos, vallas rotas (p1v7) y torres de alta tensión (p1v8). Esos paísajes han entrado en la Literatura, así que ya podemos hablar de ellos... ahora que hemos leído los Príncipes Valientes, del burgoma... ínclito escritor Javier Pérez Andújar, Bueno, y antes también: lo digo por vosotros.

Como la historieta va de dar miedo: a la noche se le unen árboles con muchas ramas y sin hojas, espejos rotos en el interior de la casa, etc.  Talmente parece una historieta pensada para un inexistente Zipi Zape Especial Pavor.

Son paisajes casi desaparecidos de muchos sitios pero aún existentes. La Era de la Gran Especulación (concepto mío, de la maginoteca) que originó la Gran Depresión (concepto de Vicenç Navarro) se llevó por delante montones de campos y descampados: El Fin de los Campos, lo suelo denominar. 

Uno se pregunta dónde se podrían mover Los Cinco Amiguetes, qué habrá en lugar de la Fábrica (¿parte de una promoción de varios bloques de 8 plantas?). 

¿Fueron los Cinco Amiguetes los últimos que pudieron caminar por aquel injustamente criticado paisaje campestre de La Abuelita Paz y de tantos otros personajes?

Es posible que en Seseña y otros sitios se hayan creado nuevos descampados por los que corretear...

No son sitios limpios, como sabemos: tampoco lo es ahora el paisaje urbano y periurbano. 

Es la parte sociológica y geográfica que me interesa destacar de esta serie: unos niños que tendían al monte como las cabras.

Luego llegan a una casa abandonada. Un lugar común. No me suenan casas de ese tipo, menos en medio de la nada. Solamente me suena el famoso "hospital abandonado de Terrassa" o el "hospital abandonado de Torrebonica", que pertenece a Terrassa... y que nos hace pensar sobre lo prolífico que ha sido un término municipal que tiene más hospitales fantasmales que de los curar. Torrebonica, una exploración "urbana y rural". Por si fuera poco, tiene estación de Renfe R4: donde nunca paran los trenes. Ah, la Renfe y ADIF: los terrores de la vida cotidiana que se llevan nuestro dinero. Sé que los hay que han dicho de grabar pelis de miedo entre colegas por ahí... en fin... no sé si habrá sucedido.

Pero son sitios gigantescos, a la espera de la especulación inmobiliaria y de subvenciones para convertirlos en "centros de interpretación" (esos sitios donde se colocan a amigos de los partidos y familiares de ayuntamientos y generalitats para que jueguen a sus cosas sin proyección pública positiva).

La historia parece ir de dos de los protagonistas habituales: Tato y Manolo. Si sale Pirata tenemos algo más de juego. La sorpresa viene con la aparición de los otros dos: Nacho y Juanjo. Como es habitual, falta Bibi

Lo de entrar en casonas abandonadas es posible que haya sucedido. ¿Buscando fantasmas? Puede. Sé que hay grupos de gente (hay documentales y todo) que buscan lugares abandonados para ver lo que hay dentro. No me extraña que el "sitio de referencia esté en Sabadell": no por el tema sino porque la cantidad de tonterías cuyo centro está en esa capital se calcula que unidas llegan a la Luna y vuelven haciendo un lazo de cadeneta. Y también por la cantidad de naves viejas y nuevas olvidadas y abandonadas que hay en su término municipal: por cierto, en algunos sitios, como Can Roqueta, con naves nuevas de construcción municipal (pagadas por los contribuyentes) sobre los pocos solares y zonas campestres que quedan junto a naves abandonadas, olvidadas y esperando la nueva burbuja especulativa.

Cuando se habla de "lo malos que son los okupas" por parte de la prensa facha, habría que enumerar el catálogo de basura abandonada en forma de edicios esturreados por todo el país durante décadas y siglos al amparo de un derecho a la propiedad privada convertido en "el derecho a mantener como propiedad privada basura en ruina". 

¡Lo que hacen pensar los tebeos de los Cinco Amiguetes!





Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada