20161212

Carioco: Lógica y superstición

Data Estel·lar nodacord Dilluns 20161212

Revista Super Pulgarcito sin numerar del año 1981 sin día ni mes concreto.



Conti nos suelta una páginas de Carioco, su gran personaje. A mí me suena haber escrito esto ya en este blog pero no lo encuentro, así que a apechugar con lo que sea.

Es una historieta seguramente de los años 1970, aunque el personaje tiene su origen en los años 1940.

Alguna vez nos tendrán que contar por qué los de Bruguera escondieron todo el caudal de riquezas de los años 1940 y primeros años 1950. 

Seguramente les parecía antiguo para ser refrito.

Aquí vemos en la viñeta 2 uno de esos rasgos de Conti: poner primeros planos de gente que pasa por allí. 

La página sigue el esquema de liar la troca hasta el gag final. Hay quien abomina de ese esquema y quien dice que está agotado...sin recordar que el King Features le vendió Tiger/Tigrillo a Bruguera/Ediciones B. O que ese esquema de página destinada a un gag final se usa en Garfield o en Snoopy de manera bastante más pesada, con imágenes repetitivas que solamente un uso poético o metalingüístico puede aceptar pero de manera ocasional y no abusivo. Y en el Popeye de Bud Sagendorf de los años 1970 y publicado en 1982 por revistas Bruguera. Y podemor ir a otros campos, revistas, editoriales y países.

En Carioco, cada viñeta es distinta: primer plano del señor con boina, primero plano del tacón, plano general de la cama, vista general de la calle con el gato, de la entrada al edificio con la portera, cabezas enfrentadas de Carioco y la portera... y eso sin entrar en las bocadillos.

La razón principal por la que nos ha llamado la atención esa página es por su final: no es creíble el texto, aunque pudo ser la primera y única elección por el guionista Conti o pudo ser un cambio posterior en plan autocensura. 

A ver si os explico lo que notamos: 

-El texto en mayúsculas y negrita de Carioco dice: 
"¡ASÍ APRENDERÉ A NO SER SUPERSTICIOSO! ¡BRRR!

En realidad, lo que le sucede es claramente la demostración de la mala suerte: NO ABRE LA PUERTA PARA EVITAR LA MALA SUERTE Y, AL NO ABRILA, TIENE LA MALA SUERTE DE NO OBTENER UN PREMIO. La buena suerte de ser premiado es suprimida por la mala suerte que le da el intentar evitar la mala suerte.

Es una tragedia griega. El destino insuperable, severo, que acaba imponiéndose sobre un protagonista que intenta evitarlo. El libre albredío -quedarse en cama y no abrir la puerta- le lleva a ser un monigote del destino cruel. 

Bueno, podría haber sido peor: lo ne tocó un premio. Podría haber sucedido que le hubiera sobrevenido un incendio o inundación en el bloque y las llamadas de la puerta fueran del vecino. 

El caso es que el texto debería ser la pura lógica: 

"SABÍA QUE EL GATO NEGRO ME DARÍA MALA SUERTE!"

O algo de ese estilo, pero con más gracia, si es posible superar mi prosa.

 La sensación es com si hubieran cambiado el texto final. De ahí que sea con letra distinta y negrita. 

Puede que no, pero no pega: realmente, si no hubiera creído en la mala suerte no se hubiera ido corriendo a casa, por tanto, cuando hubieran llamado tampoco hubiera estado allí cuando llamaban a la puerta. Lo que pasa es que hubiera sido un caso de "ojos que no ven".




Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada