20161207

Gordito Relleno: El coleccionista ingenioso

Data Estel·lar tengui Dimecres 20161207

Gordito Relleno es un personaje de Peñarroya. Su única característica es su orondez. No lo vemos comer en demasía pero está gordo. Y de ahí el ser algo lelo. Gordo lleva a lelo: menudo panorama de fabricación de anoréxicos.

Pero nos gusta. Nos hace gracia. Aunque le pasen desgracias y sus historietas no acaben bien -ooooh- pero que además es que suele poner cara como de no haberse enterado de que la historieta acaba mal, lo que nos encanta.

¿Qué más? Ah, sí, que la historieta que ponemos es de un coleccionista. Nos recuerda un poco a una de un "coleccionista de colecciones" que sale en un Zipi y Zape.. estupenda historieta cuyo origen ignoramos, en ausencia de que sean del cacumen interno de Escobar sin intervención exterior. ¿Algún programa de la tele? ¿Alguna moda sobre coleccionistas? ¿Reportajes en la prensa? Todo es posible.

Y esta historieta nos apuntala esa idea.

El coleccionista considerado "académico" es un estirado de marca mayor.

Aquí abajo la imagen: una foto de un retapado que no quiero desmontar, y por eso sale así. ¿Qué se la va a hacer? Cuando publiquen el esperado integral, se podrá leer mejor. Gracias de antemano, Ediciones B-Grupo Zeta.


Historieta publicada en Super Pulgarcito sin numerar del año 1981. Ignoramos su publicación original.



El guión es sumamente detallado, así como el dibujo: esa máquina de movimiento continuo.

La verdad es que se venden parcelas de la Luna.

Lo que en una historieta de Tío Gilito-historieta estadounidense o italiana- serían maravillas, en Gordito Relleno -historieta española- son vistos como atentados a la dignidad, parte de la "Olimpiada de la Tontería".. la imaginación o la originalidad o lo excéntrico se considera desatinado si no deriva directamente en dinero. 

La diversión de tener un casco del caballo de Atila se ve empañada irremesiblemente por la visión española/catalana (es lo mismo, no crean lo que les digan) de un mensaje demoledor: puede ser un timo y es lo que se se considera. No se piensa que pueda ser real la antorcha olímpica. El mismo monólogo de Gordito Relleno nos da pistas -"Demetrius Timostratus Troleropopus"-, pero es que martillea sobre lo mismo.

Visto algunas veces está bien pero en las historietas españolas o en los guiones españoles es desesperante la cantidad de ocasiones en las que sucede. Ahora bien, ¿cuántas veces no se sueltan las mismas bombas ante frases o ideas no habituales? 

Vamos a poner el inefable y estupendo monólogo de la penúltima viñeta en boca de Gordito Relleno
 que nos cuenta que dentro de una arquilla  o pequeña arca o cajijta se encuentra la llama olímpica. Dicha arquilla no se puede abrir porque se apagaría con el viento. ¿Cómo se sabe que la arquilla contiene la llama olímpica?:


[Es la llama olímpica] porque junto con la arqulla conteniendo la llama olímpica me dieron este certificado firmado por el que la encerró:  Demetrius Timostratus Troleropopus, ciudadano que vivía en Olimpia cuando se crearon las Olimpiadas.

De ahí podría derivarse una divertida aventura de viajes o una de arqueología o una de detectives o una de policías para atrapar al timador... o una para resolver ese timo y la posible desilución... pero resulta que la desilución para el lector llega con el aguafiestas del caballerete. Es lo habitual, es como los golpes entre Mortadelo y Filemón . Cualquier cosa que se salga de la norma establecida por la Sociedad es neta, clara y raudamente aplastada. Podría verse un trasfondo freudiano: los "hermanos" no quieren que los demás destaquen, así que se hunden mutuamente... como el cuadro de Goya en el que una pelea entre dos se interpretó durante casi dos siglos como una pelea mientras se hunden en el barro, hasta que se vio que era mugre y no pintura puesta por el pintor... ¡Qué cosas!

Gordito Relleno, como hemos dicho al principio, no capta o no quiere captar el porqué del enfado: solamente se siente un incomprendido. Lo comprendemos.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada