20210724

El Chinche Olímpico y la Propiedad Intelectual

 Data Estel·lar de cara a 19920725 Dissabte 20210724

 

EN AMARILLO EL TEXTO VINCULADO DIRECTAMENTE EL TÍTULO

 El Chinche Olímpico es una serie dibujada por Serra "de cara al 92" y con guiones de Jaume Ribera  

 Zeus envía al Chinche Olímpico (que es como el grillo de Pinocho, que debía de estar de moda por aquellas épocas por razones ignotas). ¿Qué pinta Zeus? Que es un dios del Olimpo. En Olimpia se se celebran los Juegos Olímpicos. Y ¿El Chinche? Pues eso es porque Ribera se ha leído la parte de Hesíodo que no se encuentra en Obras y Fragmentos. El Chinche llega a ayudar a unos chicos, hermanos mantas... tengo que buscarlo pero ahora no: ¿no se llaman Manta de apellido?

 Que no quieren saber nada del deporte, y bien que hacían,  ¡tanta mandanga! que eso era una comida de tarro para vender ropa de marca cosida por niños esclavos asiáticos, como en el 2021. 

La idea es que irían probando deportes pero aquí es donde se demuestra que solamente Ibáñez es Ibáñez y puede hacer chistes de deportes y de lo que se tercie.

Al guionista (Deliranta Rococó, páginas de chistes sobre Cine y tele en TBO, etc.), tras su paso por Ediciones B nunca más se le vio el pelo, porque se pasó a la literatura juvenil detectivesca y a la novela negra para adultos). La premisa no está mal pero nunca le sacan partido: no tienen ni idea de qué hacer con la serie ni los personajes que son un puro relleno de 2 o 3 páginas en las revistas Zipi y Zape de Ediciones B-Grupo Zeta.

No se consigue remontar ni con el espectacular dibujo de Serra, quien ya había realizado algunos cuentos, y más cosas olvidadas desde el momento en que salieron de la imprenta. Hey, que no es culpa mía si los editores deciden pasar de lo que fabrican.

 En este caso, creo que de un Super Zipi y Zape de hacia 1988 de cuyo número no quiero acordarme,  tenemos un montón de datos sobre unos "ideales" años 1980 para cierta gente: se ve que ligaban preguntándose de qué tribu urbana eran (serían los de casa bona porque los demás iban vestidos de cucarachas negras). Luego está lo raro, raro: la lámpara y la mesa con caballetes más bien parece la del propio dibujante o la de un dibujante, no la de estudio o de hacer los deberes de una chica adolescente ochentera. Hay un gran aparato de música, un radio-cassette azul en la p1v3. Hay una máquina de escribir roja que lleva una especie de hilo o cable, así que supondré que es eléctrica, cosa que no era tan común, oiga. Se puede decir que estaba la máquina corriente, la eléctrica y el ordenador con impresora, que era carísimo (como ahora, si quieres que funcione; la impresora: como ahora, que tampoco funciona) pero mi impresión es que era o máquina corriente o impresora. Lo intermedio... casi que lo he escuchado de años posteriores. Pero irá por barrios. Y sí que existía, sí.

He dicho "chica adolescente" pero AHORA VIENE LO INTERESANTE, puede que sea "chica adulta joven", universitaria porque en p1vr4 está ESCRIBIENDO ALGO SOBRE DERECHO, así que hace la carrera de Derecho: EL DERECHO DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL

Por lógica (y porque creo que lo sueltan en la primera historieta) van a Barcelona. Angie ("anyie, si lo queréis pronunciar fácilmente) es catalanoparlante si leemos la página siguiente de su libreta: "RES DE RES": "nada de nada" que es la respuesta que da al Derecho de la Propiedad Intelectual. Así que esconden una referencia de uso básicamente profesional para dibujantes o guonistas de historietas ante la nueva situación post-Bruguera y ya en una democracia que ha entrado en la Comunidad Económica Europea: PESIMISMO. El Derecho de la Propiedad Intelectual no existe. O es papel mojado, que es lo mismo.

Sabemos que los almacenes de Parets del Vallès de Editorial Bruguera guardaron durante décadas los originales de los autores. A veces oigo y leo que estaban bien conservados y otras que aquello era un nido de mugre y goteras. Hacia el 2019 oi que igual lo enviaban a no sé que archivo o museo, cosa que es como lo del Arca Perdida: más valdría tirarlo por las calles y algunos papeles llegarían a buenas manos que los darían a conocer a mucha gente. Sabemos que varios dibujantes pusieron demandas, pleitos y estuvieron en juicios. No parece que hubiera una acción colectiva de todos ellos. Tampoco parece que lograran demasiado: ¿Mortadelo y Filemón o Superlópez son propiedad de sus autores? Porque están registrados por Creaciones Editoriales (Editorial Bruguera) por un lado y luego por Grupo Zeta (Ediciones B). La gran pregunta es: ¿si dejas de publicar para esa empresa, te puedes llevar tus personajes o no? Sabemos lo complicado, muchas imposible que ha sido recuperar páginas originales, porque daban largas y largas y eso que íbamos "de cara al 92 a dar la imagen de modernidad de España al mundo". 

"De cara al noventaydos" es una frase que se utilizaba sin parar entre 1987 y 1992. Todo era "de cara al noventaydos", de cara a los Juegos Olímpicos de Barcelona, a la Expo de Sevilla o la Capital Cultural de Madrid... al menos es cierto en lo que respecta a Barcelona'92.

Escribo esto un 20210724 cuando los Juegos Olímpicos del 2020 han sido inaugurados un año después, el 20210723. Los japoneses iban de chulos en el 2020, que todo era muy seguro, que ellos eran muy limpios y que llevaban mascarillas por todos lados. Obró la prudencia y la fuerza del cierre mundial por la pandemia.... Pues entre junio y julio de 2021estuvieron a punto de cancelarse porque la incidencia aumentaba en Japón, así como en otros países asiáticos que nos habían dicho en algunos medios que habíanse salvado del coronvarius. No habían comenzado las pruebas olímpicas, antes de la inauguración oficial, que ya había equipos con positivos. En la radio española minimizaban el asunto en los días del veintialgo de julio diciendo que "era un auxiliar" no sé si del equipo español. Ah, pues, vale, como es de la parte baja, pues nada, al hoyo.

En aquella vorágina "de cara al 92" iban obras, infraestructuras y montones de proyectos que seguramente nunca pensaron en llevarse a cabo, más allá de chupar del bote y trincar la pasta. Verdaderamente, la única transformación real de Barcelona fue realizar un culto al coche, la camioneta, el camión y el trailer, y la moto, la religión del automovilismo y de la contaminación flagrante por combustibles fósiles. La Rondas pudieron haber tenido y pueden tener una metro que circunvale Barcelona con paradas en todos lados y en las localidades vecinas, como una espiral que acabe con el hipercentralismo de la Plaça Catalunya, de la estación de Sants o de la calle Aragón. No hubo ni valentía ni imaginación ni capacidad intelectual. Solamente hubo un sometimiento a los intereses de las grandes empresas contaminantes. 

Luego acabó el mundo. "Después del 92 se acaba el mundo", comenté como un chiste. Una profe se molestó, la muy lerda. Pero ahí estuvo, cobrando su pasta durante años. Efectivamente, tras el 1992, se acabó todo. Una crisis mundial, una devaluación de la libra y de la peseta, la quiebra del Sistema Monetario Europeo, con inflación y paro, y con las recetas del neoliberalismo para obtener siervos: reformas laborales implantadas por el PSOE para acabar con las expectativas de la "generación JASP" ("jóvenes aunque sobradamente preparados", según un anuncio de coches). Lo lograron para tener tiempo de que la generación tapón destrozara todo lo que tocara y pudiera colocar a sus hijos en puestos clave, mientras acabada de adoctrinar a los anteriores convirtiéndolos en lelos, amantes del dinero y de algún equipo estafador de fútbol y de poco más, del planeta, no, porque consiguieron obtener las generaciones más antiecologistas radicales de la Historia de la Humanidad.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada