20210611

Nada de radioactividad por New York

 Data Estel·lar nuclearitzada Divendres 20210611

Dicen los manifestantes: ¡Nada de radioactividad por New York!

 Para comenzar, gracias al traductor Bruno Rey por mantener "New" y no poner "Nueva".

Estamos en la revista Peter Parker Spiderman 7, Línea Excelsior Comics Forum Planeta-DeAgostini Comics Grupo Planeta, noviembre 2004, que incorpora los números 24, 25, 26 y 27 de Peter Parker, The Spectacular Spider-Man con fechas de portada noviembre 1978 a febrero de 1979.

En Fiebre del Spiderman Noche , p7v1, hay una protesta antinuclear que tapona la carretera que cruza el Puente de George Washington. Me reconcilio con el guionista Bill Mantlo. El dibujo lápiz y tinta es de Frank Springer. El color es de Bob Sharen.

Lo interesante de estas historietas setenteras de Spiderman es que colocan algún edificio o barriada identificable. También, como ya hicieron con protestas universitarias y anti-guerra del Vietnam los Stan Lee y John Romita, hay situaciones que nos permiten escudriñar lo que sucedia socialmente, tanto modas como política en este caso. Además, podemos trazar una línea hacia nuestro entorno cercano geográfica y temporalmente.


He buscado a ver si entre 1977 y 1978 hubo protestas similares en New York y/o en otras ciudades de Estados Unidos de América pero no lo he logrado. He preguntado a Greenpeace, porque es un ONG de ámbito ecologista y pacifista cuya génesis procede de la protesta antinuclear. No ha habido respuesta en una pregunta realizada hace ya dos meses: dudo que reciba ninguna respuesta. Suele ser así.

Este tipo de protestas se vivieron durante años en Alemania para impedir el desplazamiento del tren de residuos nucleares. Ejemplo: en 2010. Así que esas protestas alemanas pudieron haber tenido una versión estadounidense en los años 1970. Mirad: mucha Facultad de Ciencias Políticas y muchos libros y muchas revistas especializadas y muchos profes... que no sirven para nada porque todo eso no les interesa, no lo saben, y les resulta molesto que alguien quiera conocerlo, salvo que sea un amigastro que pueda sacar un libro, colocars y colocarlos en algún puestecillo y ¡a cooooobraaaar!, así que la "ciencia" queda suprimida cuando, en un espacio o categoría académica destinada a tratar "participación política" no se trata jamás ese tipo de elementos a nivel teórico. Descripción, usos, efectos, eficacia...

Copiamos un articulo del 2001 con una de tantas manifestaciones contra el tren nuclear. Recordemos que Catalunya es el espacio geopolítico del mundo (región, comunidad autónoma, país) con más energía nuclear, el 75% de la energía es de origen atómico... tanto la tecnología como los accionistas de las empresas eléctricas como la materia prima es extranjera, así que la dependencia exterior es mayor aún que la que se tiene con el petróleo. No habrán oído nunca a los indepedendistas pedir en voz alta de manera insistente la independencia energética, la ecología, la energía limpia ni nada de eso. Lo que los empresarios y sus voceros en todos los medios de comunicación, por su parte, piden es que comas tú su basura, que pagues tú sus errores y su basura, que tú guardes su basura durante un par de millones de años o lo que tarde en descomponerse el uranio y demás elementos radioactivos... y que hay que pagar más para que el tren nuclear llegue a esa Alemania donde sí que protestan. 

En España o en Catalunya no hay un movimiento ecologista ni una agenda ecológica ni una lista de tareas sobre energías limpias, solares fotovoltaicas... en Alemania, sí. Dicho claramente: mañana Alemania se negará a seguir comiéndose la basura nuclear catalana. Preparad vuestros barrios pobres para que sean cementerios nucleares.

Ya hemos visto que Salvador Illa no se merecía ser presidente de la Generalitat de Cataluna. Su primer y casi único punto del día no es la pandemia ni la sanidad ni la desigualdad social y económica ni... no... su primer y único punto del día es EL ANTIECOLOGISMO SOCIALISTA MILITANTE, que le hace el juego a esa Unió Democràtica de Sánchez Llibre y de tantos otros colocados en el PSC y en Fomento del Trabajo Nacional y en tantos otros lugares, gente que habla con voz queda para que parezca que tienen la razón ellos que no gritan en público. 

El antiecologismo socialista militante se materializa en querer un aeropuerto del Prat mil veces más grande que luego será diez mil. Lo de los patos, los peces, las ranas, los árboles, el delta del río más grande que atraviesa Catalunya (el Ebro nace a cientos de kilómetros en Cantabria).

Y es la evolución de un antiecologismo que dura toda la democracia. Eso ya no lo digo yo... hay escritos como los de Enric Tello que lo ponen de manifiesto.

También es la plasmación del antiecologismo militante de la población catalana y española que piensa más en su cabezas en audis y ferraris y en cambiarse de tele porque ya tiene "unos añitos" y destrozar el planeta que en nada más. Las políticas públicas presuntamente pro-ambientalistas suelen ser antiecologistas: desde la plantada de molinos eólicos como un nuevo capitalismo feudal de burbujas inmobiliarias hasta la recogida vigilada de basuras a horarios convenidos y con pegatinas que te dicen que tú eres el culpable de que ellos hayan legislado a favor de fabricar más envases a sus amigastros.

No solamente no existe ni un partido ecologista en ningún parlamento autonómico o en ninguna legislatura del Congreso o Senado sino que sus ideas no han penetrado a ninguno de los partidos, incluida la nula influencia que tiene Equo en Másloquesea al nivel de la nulidad cuando estuvieron en ese partido de derecha elitista populista, Podemos: los amigos de los ricos de Waterloo y los que no han sido capaz de poner sobre la mesa ninguna agenda ecologista, social ni económica en 2 años de gobierno: no piden ni proponen ni fabrican ya ni una empresa energética pública.

Como es habitual, España se alinea con los perdedores y los malos (usando palabras del presidente José María Aznar en 2003: "por una vez España está con los buenos" cuando se metió a marar moros en Irak con los Estados Unidos... de los pobres, porque de los ricos, son con los que ellos hacen negocios). En Alemania, Bélgica, Países Bajos, Luxemburgo, Austria, Suecia... hay una agenda ecologista y verde que en la Europa del Desastre del Este es la opuesta y en la del Sur es odiada la limpieza y la ecología en una alianza entre oligopolios de la suciedad energética y las generaciones más antiecologistas de la Historia, nacidas en los años 1960-1990. Generaciones cuyo único mantra es usar y tirar, comenzando por las familias y todo lo demás. No hay más que mirar la permivisidad normativa local y autónomica que se da a Aldi y Lidl para destrozar cualquier zona campestre o descampada, que pocas veces construyen en una nave industrial ya existente (contrata con el mensaje ecologista que suelen lanzar esas empresas alemanas) y cómo en su entorno suele haber un vertedero expansivo de MacDonald's o Burger King. No nos engañemos: los que tiran las cosas en cualquer lado cercano a esos lugares son ciudadanos, votantes y también han sido los habituales borrachos de discotecas que se pasaron años destrozando calles. Es toda una rueda bien engrasada para que suelte más mugre.

¿De verdad hay que volver a pedir TEJADOS FOTOVOLTAICOS EN TODOS LOS EDIFICIOS PÚBLICOS, DE PARTICIPACIÓN PÚBLICA O DE EMPRESAS Y ORGANISMOS VINCULADOS POR CONTRATO O NORMATIVA CON LO PÚBLICO? ¿De verdad ninguna de las empresas que gestionan CITs o polígonos industriales no consideran que poner tejados fotovoltaicos en las naves industriales es lo adecuado? ¿De verdad ni un solo fabricante de coches ni una sola normativa estatal ni una sola moda de esas que no se sabe de dónde salen ha considerado adecuado poner paneles fotovoltaicos en las capotas de los coches? ¿De verdad nadie ha pensado aplicar la generación eléctrica del roce de los millones de neumáticos diarios sobre el asfalto? ¿Nadie ha pensado en reconducir por una tubería más larga el calor que se expulsa de las calefacciones de gas natural o de otro producto petrolero? Podría escribir: me sorprende. Pero no me sorprende.

Un grupo de activistas se manifestó ayer (lunes 26) ante una estación de tren por el cual pasaría una carguero con residuos nucleares.


27 marzo, 2001



(EFE).- Los activistas antinucleares alemanes intensificaron sus acciones de protesta ante la llegada a Alemania de un transporte de residuos atómicos procedente de la planta francesa de La Hague.

Unos dos centenares de manifestantes protagonizaron una sentada esta noche en la estación Woerth (al sur del país), por la que previsiblemente entrará en territorio alemán el tren con los seis contenedores de desechos hacia medianoche.

La policía desalojó a los concentrados, que sólo opusieron resistencia pasiva a la acción de las fuerzas de orden.

Anteriormente, en las inmediaciones del cementerio nuclear de Gorleben (norte de Alemania), punto de destino del transporte, centenares de antinucleares habían realizado sentadas y causado daños en las vías del tren.

Las acciones se produjeron entre las poblaciones de Lüneburg y Dannenberg, último tramo ferroviario por el que discurrirá el llamado tren radiactivo mañana para proseguir a continuación por carretera hasta Gorleben.

El transporte de residuos nucleares, que partió a primera hora del lunes de Normandía, es el primero que discurre entre La Hague y Gorleben desde hace cuatro años y también el primero autorizado por el gobierno del canciller Gerhard Schroeder.

Las organizaciones antinucleares convocaron acciones masivas contra el convoy, en protesta por el pacto entre el Ejecutivo alemán y los consorcios energéticos para el abandono de la energía atómica, por considerar que se ha dejado en el aire qué ocurrirá con la basura nuclear.

(EFE).- Los activistas antinucleares alemanes intensificaron sus acciones de protesta ante la llegada a Alemania de un transporte de residuos atómicos procedente de la planta francesa de La Hague.

Unos dos centenares de manifestantes protagonizaron una sentada esta noche en la estación Woerth (al sur del país), por la que previsiblemente entrará en territorio alemán el tren con los seis contenedores de desechos hacia medianoche.

La policía desalojó a los concentrados, que sólo opusieron resistencia pasiva a la acción de las fuerzas de orden.

Anteriormente, en las inmediaciones del cementerio nuclear de Gorleben (norte de Alemania), punto de destino del transporte, centenares de antinucleares habían realizado sentadas y causado daños en las vías del tren.

Las acciones se produjeron entre las poblaciones de Lüneburg y Dannenberg, último tramo ferroviario por el que discurrirá el llamado tren radiactivo mañana para proseguir a continuación por carretera hasta Gorleben.

El transporte de residuos nucleares, que partió a primera hora del lunes de Normandía, es el primero que discurre entre La Hague y Gorleben desde hace cuatro años y también el primero autorizado por el gobierno del canciller Gerhard Schroeder.

Las organizaciones antinucleares convocaron acciones masivas contra el convoy, en protesta por el pacto entre el Ejecutivo alemán y los consorcios energéticos para el abandono de la energía atómica, por considerar que se ha dejado en el aire qué ocurrirá con la basura nuclear.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada