20131107

Constancio Plurilópez

Data Estel·lar  paraparasil Dijous 20131107

20131021: Fallece Tran, el dibujante de Plurilópez, Tete Gutapercha o Purita, Agencia Matrimonial, y alguna otra serie que uno consideraría guadiana porque no siempre estaban, o igual es que no se tenían las revistas en numeración continua,. pese a su larga e ingente trayectoria.

Esas tres series mencionadas merecen artículos. Las relecturas las doy por supuestas.

De la carta del enlace anterior en el 2010  por su hijo, Luis-José Beltrán Estop, surge la duda de si los autores se escondieron o si son continuamente olvidados y ninguneados, con una respuesta que suele tender hacia la segunda y peor opción: "Mi padre sacrificó muchas horas de sueño y de trabajo en los años gloriosos de la editorial para que ahora no lo nombren. Gracias a Dios, está vivito y coleando, y con buena salud a sus casi 80 años. Me parece un gran error que lo hayan olvidado". En todo caso, inencontrables i inaccesibles para el común de los mortales.

De nombre completo José Luis Beltrán Coscojuelas, su trazo siempre parece elegante en esas historietas de un par de páginas. No recuerdo que aparecieran en Ediciones B-Grupo Zeta, así que su trayectoria encontrable se circunscribe la década que iría entre 1975 y 1986, o incluso menos. Acabó haciendo de pintor, con un estilo propio: neoformismo, tal vez con relación a las caricaturas que se pueden encontrar en algunas revistas tipo Bruguelandia.

Aunque parecía uno entre muchos, curiosamente aparece como uno de los homenajeadores de Mortadelo y Filemón 25 Aniversario.

Entendiendo que su alter ego en la historieta fue el diseñador-arquitecto-decorador Tete Gutapercha, con impecable americana y pipa de las que parece que no sueltan peste ni cánceres tabaqueros, en realidad tuvo un personaje con una trayectoria algo más longeva, con dos vidas incluso. Fue el novio a punto de casarse y pluriempleado para montar el pisito conocido como Plurilópez, alguna de cuyas historietas misteriosamente fue publicada en algún colecciónole que, al ser retapado en un superhumor permitió que obtuviese coprotagonismo en alguna portada.


Plurilòpez pasa por ser uno de los últimos ejemplos de los personajes de Editorial Bruguera que reflejan situaciones sociales. Tal vez los últimos fuera el grupo musical juvenil Ricky y los Desahuciados,por Miguel y J.Cos

La génesis del personaje se entiende en el contexto de los años 70, aunque de siempre hayan existido trabajadores pluriempleados por varias razones: no sólo el escaso sueldo o los muchos pagos sino también una cultura del trabajo o una falta de alicientes fuera de lo laboral. 

Los años 70, la crisis del petróleo con su inflación incorporada, y una cultura del consumismo en ciernes (véase, ya desde los años 60, Hug el Troglodita del magistral Gosset), provocan que se preciso no sólo un sueldecito sino varios para comprar de todo lo que necesita un pisito. El montar un pisito es una tarea habitual que ocupó páginas o títulos de jóvenes parejas de novios o recién casados por parte de Nadal o Íñigo ya desde los años 50 en la misma editorial. 

El ajuar, es decir, la acumulación de objetos, sobretodo ropa de hogar (sábanas, toallas) y material de cocina, cubertería o similar fue una tarea ímproba durante el siglo XX. Las listas de bodas organizaron todo para que los invitados a la boda regalaran a la pareja aquello que pedían. Entrados los años 80 se introdujo la más prosaica y fea costumbre de poner dinero en una cuenta corriente: el consumismo y la cultura del dinero se habían introducido y el detalle o el regalo, o el recuerdo por aquel regalo, comenzaban a quedar olvidados de igual manera que, sencillamente, las parejas a largo plazo irían desapareciendo de la faz del país. Entre ambos momentos, se sitúa la tardosetentera Plurilópez: no sólo se necesitan objetos sino el mismo continente, espacio o piso donde guardarlos. Hay que adqurirlo, elegirlo, pagarlo, arreglarlo (enchufes, luces, fontanería...)

Es posible que hubiera guiones que deberían haber sido mejorados, o que se le debiera haber dado más cancha, más oportunidades o algo así. Con todo, siempre mantienen, de mano del dibujante,  la vitalidad y el sentido de la elegancia y del movimiento en  las jornadas plurilaborales de Plurilópez en esas historietas de 2 o 4 páginas.

    

 Historieta de 2 páginas del Extra 48 DDT Humor Blanco, enero 1984

Se puede apreciar la cabeza semejante a la de Juan López/Superlópez del dibujante Jan y a los personajes de Forges. Es como si Tran, Forges y Jan derivaran sus personajes de una raíz común. Y es posible que sean familia dos de ellos, porque tienen un apellido parecido -algolópez-.

El guión es de F.Serrano o Francisco Serrano, a quien hace lustros que se le atribuye como un pseudónimo de Armando Matias Guiu (Armand Matias Guiu), sin ninguna prueba. Todo apunta a que son individuos diferentes y ojalá pudiéramos disponer de una entrevista o una autobiografía de menos de tres mil páginas de dicho guionista. Con más páginas, me comienzo a perder.

La historieta se publica en 1984 pero el numerito de la misma es el 10758, que se une a la comprobación de que cada página es de cinco franjas para informarnos que estamos ante un refrito o reedición sin control de una antigua página de los años 70 (¿1978?). Sin embargo, el coloreado es moderno, tanto, que incluso sufre la crisis económica de la editorial, siendo una de las primeras ocasiones en las que se puede apreciar la existencia de un exceso de fondos blancos (cielo, cristales y el espacio sin cristal del cristal, hoja, camisa) y encima el gris repetido de varias mesas y algún fondo. En 1986 la cosa irá a más: con más blanco.


Plurilópez tendrá una segunda vida como Constancio, Vecino del Quinto. En este caso, sin solución de continuidad, o mi amigo el Perrito Piloto no me ha ofrecido dicha información, resulta que Constancio Plurilópez ya vive en el piso que tantos pluriempleos le costó, y resulta que se encuentra metido de lleno, porque es un buenazo, en líos vecinales, un poco como el presidente habitual de la serie de televisión Aquí no hay quien viva, de varias décadas después. ¿Un nuevo 13 Rue de Percebe? ¿Un nuevo Pepe Gotera y Otilio? Un poco de todo y de nada de eso.

Lamentablemente, su trayectoria fue desesperadamente corta y entrecortada.


 


                                           

Esta historieta se publica en Rompetechos 43, marzo 1985. No intenten buscar los 40 números anteriores de la publicación. 

Nótese cómo los colores son aún más pálidos. 

Seguramente hay un mayor control por parte de Tran sobre el uso de la página, en tanto los bocadillos son de estilo cuadrangular, más semejante al estilo de dibujo (véase las caricaturas, por ejemplo) que prefería. Da la sensación un poco fría y ordenadita, y sirve de contrapunto a una historieta coral, pese al título unipersonal de la misma, y también de contrapunto a las páginas de estilo barroco de la escuela de Ibáñez y los apócrifos.

El guión es de J.F. Bisbal, de quien no me suena nada más.

El numerito de la historieta es adecuado: 52548. En esta última etapa de la numeración, comenzada hacia 1982, no parece haber intención de parar, frente a lo habitual que había sido renumerar en los alrededores del treintayalgomil. Tal vez una especie de superstición: parar la numeración es parar la editorial.

Disfrutemos de las historietas.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada