20170207

El Tebeo de El Periódico de Catalunya anuncio 1990

Data Estel·lar ikè+ Dimarts 20170207

Escribo esto justo tras haber leído el libro de Jordi Manzanares sobre los 100 años de TBO, publicado por Diminuta Editorial. 

Estoy a la espera de que alguna editorial -y miraría a Ediciones B-Grupo Zeta pero no se van a dar por aludidos... tampoco ellos- a ver si son capaces de publicar en facsímil los 2500 primeros números de TBO, o al menos los 2300, los 2000, los 1500 o los de los años 1910 a 1950, o los de los años 1920-1950, o los de la etapa sin numerar 1940. O los almanaques... 

Eso no va a suceder, ¿verdad? 

Con el 74 Aniversario de la revista Pulgarcito, Ediciones B-Grupo Zeta tuvo la genialidad de publicar un libro con tapa granate, igual que publicaron otro similar de Fu-Manchú (pero porque Alex de la Iglesia iba a hacer una peli, cosa que nunca sucedió). Se trató de los primeros aprox 40 primeros números de la revista, toda una zambullida en un mundo distinto del que conocemos por "revista Pulgarcito". Letras y letras en cuentos donde siempre se matan a los niños que incumplen las normas, propaganda imperial contra los malvados moros que no se dejan conquistar por los españoles (era la época de las levas masivas de gente pobre mientras los burgueses compraban la vida de sus hijos, aquella guerra cruel con la que fabricaron a un caudillo cruel llamado Franco), y además sacaron una campaña para evitar la caza por ocio de pajarillos, cosa que, leyendo por ahí, era una copia de lo que ya había hecho décadas antes la revista En Patufet, de la cual, por tanto, no solamente copia o se inspira en el título para la publicación.

En cualquier caso fue una estupenda iniciativa que merece ser continuada. Imaginad uns libros con dos páginas originales por página actual (el tamaño lo da en tamaño A4 o superhumor). Se podría avanzar realmente mucho en pocos "superhumores", por usar la unidad de medida habitual.

Imaginad esto para la revista TBO... comenzando en marzo de 2017: el primer siglo de TBO... junto a la continuación anual o semestral de la revista acabada hacia 1998. 

No hay valor para hacerlo, no.

Y no ocupa tanto ni es tanto contenido, sobretodo si eliminas lo repetido. En ocasiones, algún texto explicativo al final del libro sobre personajes o autores o algún chiste oscuro por razón de la moda de la época. O códigos QR para buscar la información en internet. Hablamos de revistas que podían tener 8, 16 páginas durante mucho tiempo... así que un tomo de 320 páginas nos lleva a 20 revistas. Con 20 páginas por revista y 52 semanas, nos salen 1052 páginas, que son como 3.25 superhumore de 320 páginas. 

¿Les piensan pagar royalties a los herederos? Si es que no, el precio será muy bajo. Si es que sí, el precio tampoco será tan alto, si pensamos en los precios de los tomos integrales de Dolmen, Kraken, Dibbuks y demás.
Por tanto, nos quedamos con el libro de Manzanares que recopila datos de otros libros, de webs, a veces de latiacomforo sin citarla (sí cita a Tebeosfera). Pese a no ser un libro exhaustivo ni en autores, ni en las biografías de los mismos, ni en explicación sobre las series, puede ser el libro más completo de cuantos podamos hallar, fácil de leer y que nos abre ese mundo olvidado de la ilustración y la historieta previo al 1939, además de iluminar rasgos posteriores como el paso de una numeración de "centenares" a una de "miles" en poco tiempo. 

En esas estamos cuando, estando leyendo una revista que me compré porque sabía que salía un personaje que me hacía ilusión, me topo con el anuncio de la revista El Tebeo de El Periódico de Catalunya, en un anuncio 1990.

Se trata de una publicación en el mismo tamaño y formato que el diario, por tanto, de mal leer, de mal doblar, de mal guardar y de fácil estropear. 

En los primeros números comentaban que igual los despedían antes de acabar con todos los temas para los que daba la historieta. Por un lado, así fue: 39 semanas gozosas. Por el otro, este "Tebeo" no era más que la versión del Periódico de lo mismo que se estaba haciendo en otros diarios, como El País, Diario 16 y algún otro, que no era más que una versión de la Historia de los Comics de Toutain, publicada ¿como encarte en sus revistas? y como coleccionable allá por 1982, y redistribuida ¡toma ya! allá por 2002-2003. Insólito per tan cierto como que lo fuimos comprando.

Nada raro lo de Josep Toutain porque se ve que era el que se dedicaba a ese El Tebeo, como también se podían ver firmas o rastros de los hasta entonces tradiconales popes, como Javier Coma y su indigerible prosa. Entre ambos, la idea que nos señalaron fue que los tebeos nacen, crecen, se reproducen y mueren en los Estados Unidos de América entre 1896 y 1940. Como eso no era así, pese a las concesiones a "la Escuela Bruguera" porque de ello habló un representante intelectual de la burguesía progre como Terenci Moix y jugaban en campo propicio, com el Grupo Zeta, la verdad es que la idea era molesta y contradictoria: se hablaba de comics y todo quedaba demasiado centrado en New York. El resto del planeta era un apéndice. Molesto, sí, además de falso.

El caso es que se ve que se hizo un anuncio con la estupenda primera portada que a uno le llamó a engaño: parecía que el anterior El Periódico El Tebeo de papel y encartado en El Dominical de El Periódico entre 1988 y 1991, se iba a convertir en una revista con historietas antiguas de Mickey y Donald y otras joyas que jamás habíamos podido encontrar y que jamás podríamos encontrar. 

Ajá, no fue así.

Anuncio publicado en Mortadelo número 139, febrero 1990, Ediciones B-Grupo Zeta



El slogan:


Apto para todos
los públicos 
(incluso para los expertos en comics) 

nos recuerda al del TBO de Ediciones B-Grupo Zeta desde 1988:


Para todas las edades
(incluida la de piedra)

Gracias que escriben "comics" sin acento, osea correctamente, como palabra en inglés que es.

Realmente se trata de algo para convertirse en "experto". Es como una enciclopedia con temas y personajes de la historieta y unas muestras de 4-8 páginas originales reconvertidas en 2-4 páginas por el tamaño grande del papel de diario.

El patrocinio de Danone, con el logo que tuvo hasta principios del siglo XXI la marca de yoghourts, se mantendrá también durante la posterior etapa El Tebeo El Periódico, una revistilla de lo peor que se podía encontrar como refritanga del Grupo Zeta. En aquella etapa, Danone ponía contraportadas con Cobi en mil posiciones... en plan "el pitufo Manitas", "el pitufo Gafitas". En teoría, todos los deportes olímpicos y los trabajillos que les interesaba destacar al COmité Olímpico Barcelona 1992 (COOB'92). Para la empresa de productos lácteos fue una etapa con montones de publicidad, aunque no tuvieron ganas de recuperar lo único bueno que habían hecho en su historia: los cromos y sus álbumes de cromos.








Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada