20131210

Betty Boop en Bruguera

Data Estel·lar specialguesstar Dimarts 20131210

Hacia 1982, la Editorial Bruguera (ahora sí que hemos especializado el blog, ¿verdad, amiguitos?) reactivó su antigua marca Bravo. La usó como alternativa a Olé

Tal y como uno lo aprecia: Olé queda para series de producción propia (excepto Los Pitufos, aunque viendo el tipo de humor y llevan barretina...) 

Bravo queda para series extranjeras: Popeye, Oumpah-Pah, Betty Boop, Bermudillo. Es posible que existan algunas más, y ojalá el azar nos permita localizarlas. Superbravos, Gran Bravo... 

Ah, y luego está el no-superhumor de Pulgarcito, que utiliza una base previa de Colección Olé pero cuyo tomo recopilatorio no indica que sea un superhumor ni un granbravo. Lo hicieron para que lo discutiéramos por Internet.


Ignoro el éxito de estos formatos y series. Tampoco es que me importe: los pude leer y disfrutar, y es suficiente.

Sin embargo, un par de años después ya no existían y la colección de Bugs Bunny y sus Amigos pasa a publicarse en Colección Olé y Superhumor, como si no fuera traducida.

Es posible que fuera por los problemas económicos y la reorganización y simplificación aparente de títulos... "aparente" porque enseguida vuelven a inflar.

Del King Features Syndicate vino páginas dominicales de los años 70 de Popeye, firmadas por Bud Sagendorf. También llegó  Betty Boop, subtitulada como la star de los años 30. Me tengo que creer que son páginas dominicales de los años 30. El dibujo y la reproducción un tanto "envejecida" y sucia de los dibujos redondeados, repletos de perritos rechonchos me hacen pensar que sí que es de esa época. La ambientación también pero igual es porque aún no estaba de moda actualizar escenarios (ese espanto). 

Recordemos que a principios de los años 80 también era frecuente ver dibujos animados de Popeye en TVE.

A riesgo de equivocarnos, intentamos leer entre líneas: hacia 1980-1981 se había publicado un extraño superhéroe en la colección Pocket de Ases, tan criticada como leída, y que sirvió de base al formato Biblioteca Marvel de Forum (Planeta de Agostini) continuado porPanini y al Clásicos DC de Planeta deAgostini.

Se trata de Mandrake el Mago 

También el famoso Flash Gordon, que por aquel 1980-1981 tuvo una serie de televisión de animación, además de la famosa y espantosa película, que no la salva ni la ridícula referencia musical. No es mejor que la de los Masters del Universo. Más aún: se confunden ambos films. ¿Para cuándo una mezcluja?

Apoyando la idea, para finales de la época Bruguera, se comienza a publicar en la revista Zipi y Zape, la serie Tigrillo, que pasará a la misma cabecera en Ediciones B-Grupo Zeta. Se trata de la serie originalmente denominada Tiger, un niño con una gran gorra con visera (como Pulgarcito). Creado por Bud Blake, era distribuido por el King Features Syndicate. 
Es posible que todo viniera en el mismo paquete y la editorial graduara su publicación. 

Bruguera dedicó bastante espacio a la promoción de Betty Boop, pese a que únicamente se publicarían unos tres Super Bravos. ¿Se recopiló en un tomo único? ¿Hubo páginas esparcidas por las revistas pero que no acabaron en ningún album, como sucedió con Popeye? Todo es posible.

 En la revista Zipi y Zape número 525, con fecha 19820816, se anuncia la Coleccion Super Bravo (según la tapa) o Colección Bruguera Super Bravo (según el anuncio).

El dibujo parece salir del interior. La portada podría ser del estudio de Bruguera. Seguro que comentan algo en la Guía visual de la Editorial Bruguera (1940-1986) el libro de Tino Regueira para Editorial Glénat.

 En la parte inferior, dibujo de ¿Escobar o un dibujante que no lo imita mal? con unos Zipi y Zape vistos de frente (perspectiva rara para estos personajes). El tema es el Club Zipi y Zape.

Aquí tenemos el anuncio imprescindible. Betty Boop sale de un tintero. ¿De quién es el dibujo? Nos dicen que se publica en las dos revistas femeninas de la editorial: Lily y Esther. Las redondeadas letras de ¡No me deis plantón! estaban bastante de moda. Diría que las usaron para el título de alguna serie tipo Los Pitufos. Y, por supuesto, en varis anuncios de Pulgarcitos o Copitos.

El anuncio se publica en el número siguiente: Zipi y Zape 526 con fecha 19820830.
Y la siguiente semana, en Zipi y Zape 527, tenemos un nuevo formato de anuncio: después de la media página en horizontal la página entera, ahora la tira vertical en media página. Ya se anuncian los 3 Super Bravo del personaje. El porqué no hubieron más es uno de esos misterios. La respuesta más fácil es que los problemas económicos se agravaron y tuvieron que podar. Pero, por otro lado, uno diría que este material sería barato.

¿Por qué se comenzó a publicar? Tal vez por lo de que venía en un lote con otras series, como se ha comentado anteriormente. También es posible que formase parte de una primitiva recuperación de clásicos o de comics antiguos, algo que algunas editoriales ya hacían. Editorial Valenciana ponía en valor su propio fondo, al tiempo que se hundía en un abismo y no pagaba derechos de autor ni nada. Y la revista Bruguelandia estaba a la vuelta de la esquina, aparte de revistas de comic para adultos que dieron valor añadido al comic como medio, con artículos tostones como éste o más.