20151230

Guai! Inicio espectacular

Data Estel·lar moc-moc Dmecres 20151230

La revista Guai! fue editada por Ediciones Junior, s.a-Grupo Editorial Grijalbo. Ni su primer número lleva fecha de portada. Solamente el depósito legal: B-9.736-1986, que nos coloca en el año 1986. Esto no lo lee nadie pero ya nos pone sobre aviso.

La directora Anna M. Palé había sido directiva de Editorial Bruguera que había fichado a los popes de la editorial: Ibáñez, Escobar, Segura, además de un Raf que se levantó un día de 1985 enfadado por llevar meses sin cobrar, y el pasatemporero Cervantes). Hemos visto a Palé pasando 1985-1986 como directora de la primera versión de Barbie Tu Revista en RBA Proyectos Editoriales pero publicada por Planeta-DeAgostini, por tanto, bastante ocupada, al margen del montaje de la nueva revista para-brugueriana de risa.  Viendo esa falta de fechas en la primera página 2 de créditos y mancheta de la revista, uno piensa que Anna M. Palé comienza con los mismos errores de planteamiento de los últimos años de aquella editorial que era más cuidadosa en los años 1950-1960 para poner fecha a sus revistas que desde 1982.

Hito histórico: es la primera vez en siglos que escribo correctamente el nombre de la editorial.


Nos vamos a la contraportada del número 2. Es una "publicación semanal", así que es una semana posterior de 1986. Viva la precisión.


La contraportada es de risa. Pocas veces podemos ver un collage de varias historietas y distintos estilos: realista uno y caricaturesco el otro, con alteración de bocadillos. Siempre he pensado que era una página del propio Ibáñez, en plan de "me voy a implicar a fondo": me lo sugiere la vivacidad de los diálogos. A la vez siempre he pensado que era raro que fuera de Ibáñez, per es que aún no podía haber mucho material de archivo de Chicha, Tato y Clodoveo como para usar imágenes suyas. Vamos, que digo yooo...

Las portadas iniciales son igual de espectaculares, así como otras contraportadas. Sólo por eso dan ganas de adquirir el siguiente número.

"Sólo por eso": es que lo demás no tiene el nivel deseado.

Las primeras páginas de Chicha, Tato y Clodoveo son chulas. Buen dibujo, muchos detalles, color apropiado. Las portadas, en general, están bien. Junto a las historietas son unos personajes que mezclan a Mortadelo y Filemón, cuyas misiones-oficios son encomendados por una especie de Dire de Sacarino en formato funcionario de la agencia de empleo, pero cuyas portadas parecen ser una variación entre las de Mortadelo y las de Pepe Gotera y Otilio (para DDT, por ejemplo). Nunca acaba de despegar, y menos cuando comienza la etapa negrísima, que va en paralelo para estos tres personajes y para Mortadelo y Filemón.

El resto de series no dan el nivel. Es como si Raf, o Schmidt tuvieran problemas para enfrentarse al mundo de la libertad creativa y sin censura de los años 1980. Acaban entendiendo todos, el primer número ya es así, que libertad son figuras femeninas, retratos de la morgue y poco más. Suena a repetitivo, a "¿esto no sale en el Jueves?"

La series francobelgas: hombreeee, es que Astérix estaba hasta en la sopa. Suerte de algunas historietas cortas tanto de este personaje como de Lucky Luke (que ya se habían visto en Fuera Borda, apenas dos años antes, por supuesto). Y Blueberry, en tonos negruzcos, azuloscuros, marróntirandoacueva: simplemente la viñeta elegida para la contraportada es una muestra del contenido habitual. Indigerible. Seguro que Grijalbo podría haber promocionado su material de forma más selecta.

Desaciertos con buen material. Así fue la revista Guai!

Pero estor primeros números, al menos lograban vender ilusión y risas en esas contraportadas.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada