20151217

Elecciones 2015 y propuestas de ecología

Data Estel·lar techossolares Dijous 20151217




Greenpeace ha ordenado las propuestas medioambientales (muy bien, Greenpeace) de algunos partidos políticos pero no todos (faltan DiL, ERC, PNV, Geroa Bai, etc, etc.: muy mal, Greenpeace, muy mal).

Sirve para reafirmar lo que ya se sabe: que Mariano Rajoy, M.Dolores de Cospedal, Soraya Saenz de Santamaría y el Partido Popular en pleno son un peligroso grupo antiecologista. Que si fracking que si privatizar el Sol y hacer pagar a los habitantes... nada nuevo bajo el ídem.

C's: nada: no se definen sobre la energía nuclear, es decir, que están de acuerdo. Y de lo demás, nada.
Venían a renovar. Sí, claro.

El PSOE. Están a favor del nefasto y esclavizador TTIP. Están a favor de la ley de costas. En fin, si ha sido el partido de la corrupción inmobiliaria junto al PP, ¿qué te puedes esperar? Hay algunos brotes verdes: eliminar el impuesto al Sol, dicen de ir abandonando la energía nuclear (aunque suelen pararse en lo de "moratoria" y ya vimos los problemas que tuvieron para cerrar pero acabar manteniendo abiertas las centrales nucleares, y encima pretendieron y conseguirán que nos comamos sus residuos nucleares).

Por cierto, estoy harto de ver la eficiencia de las privatizaciones de las empresas eléctricas: por ejemplo, Endesa, privatizada al alimón por PSOE (tampoco la renacionalizó) y por el PP (quien puso al frente al infame Martín Villa, con orden y captura en Chile por atentado contra el pueblo mapuche). ¿Habéis mirado la factura de Endesa? Pues pone que es "f" o "g": eficiencia energética nula. Caro y antiecológica, la empresa privada Endesa de la italiana Enel debería caer en picado para no recuperarse: es un ejemplo de la ineficiencia del sector privado frente al mantra o frase hipnótica de "el sector privado es más eficiente".

Conviene explicar el significado de EFICIENCIA: significa conseguir LO MISMO con el MENOR COSTE. O Conseguir más por el mismo coste.

Dado que el coste para el consumidor es elevadísimo y que el coste para el medio ambiente (externalidad) es altísimo, dado que ha sido  equivalente a nula la inversión en infraestructuras, en arreglos, en obtener fuentes de energía limpias... la empresa privada Endesa es ineficiente. La factura del consumidor final es una muestra de ello.

Eso es resultado de políticas medioambientales antiecologistas y antieconómicas. Pero, claro, mientras haya sobres radioactivos para repartir, ¿de qué preocuparse?

Pasemos a Podemos: según Greenpeace, aparece como el partido más limpio. Sin embargo, cuidado porque López de Uralde, exjefazo de Greenpeace pasó a ser líder de Equo, partido integrado en las coaliciones de Podemos. ¿Refleja el vínculo de unos y otros o refleja un programa electoral de verdad?

En este caso, UP (Izquierda Unida) pasa, con diez propuestas verdes a estar por debajo de las once de Podemos. Arrastra Izquierda Unida un problema de base: acabar con el carbón o el petróleo implica ¿paro? o al menos conflictos laborales insufribles para un partido de trabajadores y con titulares muy golosos para la prensa mayoritaria, la de ultraderecha y derecha. Podemos esquivó parcialmente el tema diciendo que harían una transición energética "justa" para los empleados de esas empresas.

Citamos a El Periódico de la Energía de 20151105:

El abandono progresivo de fuentes de energía vinculadas a las centrales de ciclo combinado, a las centrales nucleares o las centrales de carbón deberá desarrollarse en el marco de una “transición justa” para los/las trabajadores/as empleados/as en dichas industrias que garantice su progresiva recolocación, en igualdad de condiciones, en nuevos sectores limpios.


 Estuvieron hábiles. El polo químico-petrolero de Tarragona, las minas subvencionadas de carbón, las centrales sucias de quemar porquerías o el grave caso de Petronor o Ascó afecta a los propios habitantes de sus comarcas (todos) que son trabajadores (algunos) y que tienen más miedo a perder trabajos o posibles trabajos y patrocinios de clubs de fútbol locales antes que el miedo al cáncer. Decián que antes nuclear "en Ascó se morían de asco". Resume muy bien el por qué IU o Podemos tratan el tema o no diciendo nada o diciendo que van a recolocar en los nuevos empleos.

De todos modos, PP y PSOE tienen más datos: saben que la población mayoritaria, sobretodo nacida desde de los años 1960-1970-1980 son sustancialmente antiecologistas e hiperconsumistas. Véanse los propios consumismos de los líderes de los partidos emergentes, los primeros en llevar tablets, smarts y de todo: con productos hipercontaminantes en origen, montaje y desecho, así como durante la vida útil (antenas, etc.).
 




Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada