20110703

Numeritos 1975

Data Estel·lar sintapas Diumenge 20110703

Los numeritos de Bruguera son esos números pequeños, de cinco cifras (a veces seis) que aparecen en muchísimas historietas. ¿Qué significan? ¿Para qué sirven? Fue un misterio durante décadas hasta que entre el 2009 y el 2011 alguien dio con la solución: eran números vinculados a las entregas de las páginas en la editorial y relacionados con el cobro por dicha entrega. Digamos que es como un número de albarán, factura o cheque. Indica tanto que se ha entregado como se puede cobrar.

¿Qué utilidad pueden tener actualmente? Ordenar cronológicamente las entregas y, por tanto, la evolución de los dibujantes. También puede servir para ordenar aquellas historietas que realmente fueron publicadas de forma desordenada. Aunque por lo general son de temática diferente, hay algún caso en el que tienen alguna relación dos historietas seguidas e, incluso, puede que a alguien le haya rondado por la cabeza un "pero ¿esto no me lo tendrían que haber contado antes?" (no ha sido mi caso pero yo no tengo tantos tebeos, la verdad).

A veces, por lo de la evolución de un autor, se puede reseguir su trayectoria. No digo que sea fácil, y tampoco lo aconsejo, pero digo que es factible: ver si los numeritos de tal serie coinciden con los de tal otra serie... si fueron publicados en la misma época es razonable pensar que fueron pensados o trabajados por la misma época. Ejemplo: cuarto mes del año: es razonable que tenga historietas del mismo dibujante publicadas y dibujadas o entregadas a la vez, la misma semana, el mismo día, la misma temporada... pero sabemos que las editoriales, en concreto, Bruguera, no necesariamente hacía eso siempre. He ahí el debate sobre la primera historieta de Carpanta, o la de Zipi y Zape, que siempre hemos atribuido a que son cosas muy viejas... pero es que lo mismo podía suceder en épocas más recientes.

A eso le unimos el siempre recurrente y espinoso tema de los refritos, que es un nombre habitual para aquellas historietas publicadas en revistas y que se vuelven a poner sin indicación de que son historietas viejas. Así, con el tomo de Clásicos RBA de Las Hermanas Gilda aprendí que la mayoría de historietas de Las Hermanas Gilda, que parecían tan modernas en dibujo y concepción, eran de mediados de los años 60, y no de diez ni quince años después, como parecía por su publicación en revistas.

El debate de los refritos se suele plantear casi como una ofensa por parte de varios lectores-fans: qué espanto que nos tomaran el pelo poniendo páginas viejas... Yo suelo pensar que es gracias a a esos refritos cómo pude enterarme de la existencia de esas páginas de Las Hermanas Gilda... pero sí es cierto que, en cierta manera, crean falsas expectativas, al pensarse uno que estos u otros personajes o series están en activo, y que tendrán historietas nuevas. También es cierto que saber que son refritos resuelve el problema de "por qué salen tranvías si no hay" o "por qué salen trenes a vapor" o "por qué salen carboneros"... aunque pueden ser cosas aceptable en un contexto de humor y fantasía sin más: un mundo urbano-industrial anclado en unos momentos o que obtiene elementos de ciertos momentos muy característicos que formaron ese entorno social y cultural urbano e industrial.

Pero resulta que precisamente son los numeritos los que muchas veces (de nuevo, la base matemática me impide decir "siempre" por aquello del cisne negro) nos ayudan a localizar refritos e historietas nuevas. Lo hacen de dos formas:

A) Por un lado, es frecuente (ni idea de por qué) que los refritos tengan borrados los numeritos. No suelo notar que estén borrados. Simplemente no están. También se han dado casos en Bruguera, y sobretodo en Ediciones B-Grupo Zeta, de borrar nombres de dibujantes y guionistas. Eso es casi delictivo. Revisen sus revistas de 1987 a 1990, revisen.

B) Por otro lado, aunque conserven los numeritos, la comparación entre la numeración de las historietas "nuevas" con las demás nos suelen dar diferencias... a ver cómo lo digo: la portada (que suele ser nueva y llevar numerito) y las historietas inéditas suelen tener numeritos cercanos entre ellos. Por "cercano" me refiero a una horquilla de unos cientos, tal vez mil números de distancia. Las historietas refritas pueden tener cualquier tipo de numeración.


Cuando digo cualquier tipo es eso: cualquier tipo. No necesariamente números anteriores, porque sospechábamos, y hemos ido comprobando, la existencia de varios conjuntos de numeraciones. El número inicial "00001", caso de existir, no es único. Habría varios números uno a lo largo de la Historia de Bruguera. Aunque siempre uno esté tentado en buscar ese número uno en 1956 o en 1971, se encuentra en otros momentos.

Como hipótesis maginotécnica muy provisional, los numeritos se reinician cada cinco años, que es aproximadamente cuando los numeritos llegan a un número cercano a treinta mil. ¿Qué tipo de tampón o talonario llega a treinta mil o a treinta y cinco mil y reinicia numeración? Ni idea. Mi mundo es decimal y yo optaría por reinicar a los 99999, pero el mundo real es distinto.

Pruebas del reinicio de la numeración: el famoso y estimable Sacarino, nº9, año I, 10 pts, con fecha 19750331. Hay más pruebas en el Sacarino Extra de Primavera 1975, del cual no tengo la tapa pero el contenido coincide con un Extra de Primavera, y la primera historieta es de Sacarino, aparece la primera aventura de Centauro: Te llamaré Centauro; anunciado como personaje habitual en el presente  Sacarino, nº9, en el cual NO sale. Su historieta emblemática es Sección R: El Sofar, y hasta aquí puedo leer.  

Me di de bruces con la renumeración... Ajá: seguro que no es la primera vez, pero como esta revista me gusta especialmente, pues supongo que eso me ha incitado a hacer este mensaje.

No pongo la portada entera, porque está bastante destrozada , para mejorar las imágenes, no tengo ni paciencia ni control del Paintshop o de otros programas de falsear fotos..

Por lo demás: ante imágenes borrosas y demás, dadle la culpa a Samsung ES75, una cámara de fotos equivalente a la que tenía antes, e incluso presuntamente mejor, que realmente necesita muchísima luz para captar fotos de textos y que odia el zoom y las cosas cercanas (aunque me vendieron que tenía gran angular y blablabla). Pero, para lo básico, nos tiene que servir:

Nos encontramos en 1975. Un gran año, sí, señor. Y tenemos el numerito 00327 en la portada-historieta de la revista juvenil Sacarino, nº9, Año I, 10 pts. He dejado el sumario para que veais que la historieta que va a continuación viene en la misma revista.


Aquí tenemos el final de la historieta Maratón: Lucha libre, dibujada por Adolfo y con guión de un tal J.Ribera (ejem). El numerito es el 31576, y la historieta, como se ha indicado, va fechada en 1975.

Es decir que, durante el primer trimestre de 1975, cambia la numeración de las historietas. En unas pocas revistas (supongo que de marzo y abril de 1975) se compaginarán historietas con ambas numeraciones, la antigua y la moderna, con numeritos treintayalgomil y con ceroceroceroalgo.

El formato de viñeta-página de Sacarino, que hemos visto antes, es moderno, porque fue creado en 1970 a raíz de la revista Mortadelo. Dado que la revista Sacarino se inaugura en ese año de 1975, nada me indica que esa portada-historieta sea un refrito y que, por ser un refrito, tuviera ese numerito tan bajo (00327). Más bien, reflexionando, es una historieta realizada ese mismo 1975 porque la editorial decide sacar esa nueva revista en una época de inflación de títulos para una inflación de niños lectores (el baby boom)... E inflación de precios, porque la Crisis de 1973 llega a España en 1975, pero no es el tema que nos ocupa... como si eso fuera un problema para la maginoteca... así que diremos que efectivamente por esa época, en la revista Zipi y Zape indican que suben el precio: es en el Zipi y Zape, 196, año V, 12 pesetas, página 12, donde un recuadro amarillo indica el encarecimiento a 13 pesetas. Aseguro que se puede reseguir la Historia de la evolución de los precios solamente a base de reseguir los precios de las revistas de tebeos; se ven marcados los momentos clave. 

-"Ibáñez, que hemos pensado sacar una revista a la que le vamos a llamar Sacarino. ¿Qué? ¿Se ve con ánimos?"
-"Bueno, total ya dibujaba antes a Sacarino".
-"Me lo imaginaba, Ibáñez. Sabía que podía contar con usted... Por cierto, necesitaríamos, no sé, tres o cuatro portadillas de esas tipo las del  Mortadelo..."
-"¿Y por qué no ponemos un chiste de una página en la portada?"
-"Usted tiene ideas, Ibáñez... pero úselas para dibujar, que de la organización de las revistas ya nos ocupamos aquí dentro. ¿No ve que es mejor para los críos ofrecerles el máximo por el menos dinero? Ah, se me olvidaba: pase por caja que le darán un adelanto.".
-"No me lo creo"
-"Hace bien, Ibáñez. No le quiero malcriar"

¿Alguien quiere ver la historieta completa de Maratón? No puedo aportar muchos datos sobre la serie ni sobre el personaje. Para mí debía de ser un personaje habitual pero realmente no tengo muchas historietas que sean de fuera de mediados de los años 70. ¿Puede que fuera una serie vinculada a fomentar el deporte por aquellos slogans que no sé si son de los 60 o de los 70 de "contamos contigo"? ¿Puede que estuvieran relacionados con los Juegos Olímpicos de 1976? ¿Es Leoncio, de Enrich, de esta época? Hombre, lo he visto en revistas Zipi y Zape Especial de la segunda mitad de los setenta, así que igual podría haber comenzado cuando Maratón.

El dibujante es Adolfo. En este historieta, el dibujo pienso que se parece un tanto a Astérix en Los Juegos Olímpicos. De Adolfo no sé más. NO puede ser "Adolfo Usero" (de quien le conozco la firma A.Usero, entre 1985 y 1986 en Bruguera); puede ser cualquier otro. También firma a veces como M. Adolfo. Lo que le conozco es un personaje de nombre chulo: Pepe Murciélago, que yo conozco de historietas de principios de los años 80. Hasta el 2010 o por ahí no entendí que Pepe Murciélago era un ladrón que actuaba de noche. Pienso que era una variación de Caco y Coco (de Allué, que tenía una pinta de dibujo tipo Vázquez) con un dibujo más ibañezco. No me extrañaría que el hecho de que el dibujo se pareciera más a Ibáñez fuera por imposición editorial antes que por decisión personal o influencia académica.






Si alguien quiere ver más sobre esta efímera revista Sacarino:

El insaciable dibujante y cometebeos UPL hizo una reseña con índice de contenidos e imágenes del Sacarino número 11.

En la cada vez más insustituible Tebeosfera, nos ponen la colección de portadas y una descripción de lo que fue esa revista. Entre esas imágenes, sale la del Sacarino número 9, por si alguien tiene curiosidad:



Tebeosfera sobre el Sacarino Extra de Primavera 1975 y su portada (pero no veo indicación de su contenido). Podemos negociar: yo tengo el interior y ellos el exterior:

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada