20100425

Ibéroes Inc. ejem-jem

Data Estel·lar unedificioenlacabeza Dissabte 20100424
Podría hablar sobre el dia de Sant Jordi... pero acabé agotado.

Así que voy a comentar muy por encima algo sobre Ibéroes y sobre Iberia Inc. ("I I", las Columnas de Hércules, dicen, en fin...)

Pero estoy vago y además a mí me suena haber escrito ya cosas sobre esto, así que copio esto de otro sitio y me cubro con la consabida frase de "esto es más de blog que de foro":

Hacia diciembre, durante mi última expedición por etapas por librerías, tomé un punto de libro de propaganda de un tebeo que se llamaba Ibéroes. Pensé que ya estaría pasado de moda, como me suele pasar. Pero no: indicaban que saldría en breve.

Hacia finales de enero, la primera vez que entré en una librería que no sabía que estaba tan cerca de una zona que tengo que frecuentar habitualmente, vi el comic-book de Ibéroes. "Es el último que me queda", dijo el vendedor en referencia al que estaba en el escaparate. "Seguramente, el único que ha habido", pensé yo.

Y lo leí en el tren durante esa misma tarde, ejem, vespertina.

El dibujo es mejorable. El guión no está mal. No se cargan las tintas con el rollo de "como son superhéroes españoles son chapuceros, como el supergrupo, queesosíqueestababienjuajua". Tiene el toque ese tan usado en la ficción española de meter palabrotas que no pegan en lugares inadecuados, pero tampoco se pasan con ello. La historia comienza en Madrid, sigue en Barcelona (se dice algo de Barrio Chino, pero en realidad sería más bien el barrio de los chinos con montones de tiendas inmensas chinas y de almacenes chinos y floristerías, tiendas de ropa de boda que también venden paneles solares, en fin, el Chinatown, la zona cercana al Arco del Triunfo, que Escariano Avieso conoce bien ). Hay personajes de varios lugares, sin recalcar demasiado su procedencia. Eso está bien, porque generalmente se entra en el folklorismo, y lo que daba verosimilitud se convierte en un montón de tópicos bobos. Destaco que el guionista es de origen argentino pero que capta bastante bien el ambiente español.

No se plantean poca cosa los autores: en un comic-book autoconclusivo en color, se nos presentan unos personajes como si ya vinieran de aventuras anteriores, cosa que me encanta y que siempre he defendido frente a la manía de explicarnos los orígenes enseguida como si no hubieran cosas más interesantes, y luego ya los tenemos metidos en una gran saga al estilo Marvel o DC.

Leo en varios blogs, de esos que repiten y repiten las mismas frases, lo de si es cómico, si es para echarse unas risas, que si es una parodia, que si se parece al Supergrupo. Eso son visiones demasiado parciales. Se trata de una señora saga, con el soniquete cómico, pero intentando demostrar que es posible realizar un comic de superhéroes por españoles, en España (o en otro lugar del mundo). Tiene momentos de parodia pero no es sólo una parodia. Un poco como en Superlópez, los escenarios son reconocibles. Lanzan un órdago en el argumento con momentos de magia, de conquista del mundo, etc.

Seguramente tiene fallos, sobretodo en el dibujo, y cosas de guión que me molestan porque son calcos yanquis (sobre la sociedad o el acceso a la Sanidad), pero no está nada mal. Seguramente hubieran necesitado más páginas, seguro... pero es lo que hay.

Al final, vienen unas fichas de los personajes, algunas de las cuales son excelentes, porque permiten que la imaginación viaje (¿...?)hacia nuevas aventuras de estos personajes. Por ejemplo, el Representante, en cuyos orígenes se nos muestran superhéroes anteriores, con un Quijote-Batman, y una buena crítica a los años 40.


Pero eso fue en febrero... para abril, la casualidad había hecho que pudiera comenzar a leer Iberia Inc, Triada Vértice (sin acento en la "i") e incluso localizar Cículo Justiciero, en unos tebeos nuevecitos nuevecitos y muy baratos. Eso ha sido por la curiosidad que me abre la genealogía del foro del Capitán Trueno... me entero de que habría existido un Trueno, descendiente del Jabato, del Capitán Trueno y del Corsario de Hierro. Al respecto, lo más cómodo es mirar la entretenida web de International Hero aunque la maginoteca ya lo había comentado... por cierto, no fui capaz de ver el controvertido nuevo y último y ultimate Capitán Trueno por ningún sitio entre el Passeig de Gràcia i la Rambla durante Sant Jordi. De tebeos vi Guifré 897 (miento,vi una camiseta que te la tienes que poner en según qué sitios y en otros jamás; sospecho que el álbum estaría dentro). Vi uno sobre la adopción de un niño coreano (en una parada de libros y adopciones) y uno de Popeye que vendía un sitio que me suena de haberlo visto tanto en Sant Jordi como no sé si por algún otro lugar, que es alguien lo suficiente caradura como para vender por 20 o 30€ un Album Popeye de Editora Valenciana (que es un retapado) de los años 70 o por ahí (en realidad, aos 80), e incluso por más de 20€ un libro sobre Dalí y Miró (o Picasso; como son intercambiables) con la portada de un cacho de pan de Dalí, y que era uno de aquellos libros que daban las cajas de ahorro hasta mediados de los años 80. Osea, el típico libro que todo el mundo que no lee habría tenido -y despreciado- por el mueble de su comedor.

Leyendo los Iberia Inc y parte de los Triada Vértice, me doy cuenta de que debo matizar mis opiniones sobre Ibéroes, puesto que éstos ya no aparecen como algo novedoso sino como algo que hace seguidismo, por no decir plagio, de varias ideas básicas del Universo desarrollado por Rafa Marín. Es lo que tiene hacer retrolectura.

Resulta que el concepto que me pareció novedoso hace apenas dos meses (sesenta días, cómo pasa el tiempo), ahora me suena a repetitivo. Me refiero a lo de los héroes previos que habrían existido durante la época franquista:

Como se había dicho con cierta expectación:
Estaba pensando que el Capitán Manchego podría dar lugar a un sub-subgénero apasionante: superhéroes de la postguerra española

Resulta que ese subgénero ya habría sido creado, como minimo, diez años antes.

En ambos tebeos, tenemos a un personaje que manda  y que procede de orígenes franquistas, de ser el compañero del héroe, Capitán Furia(tipo Batman). Puedo pensar que Ibéroes homenaje a Ibéria Inc... pero un poco más de originalidad, contraaaa... El Representante, de Ibéroes, Sánchez Panza, antiguo alias El Zagal Maravilla es como Juan Pedro Lázaro Jiménez, en Iberia Inc. antiguos alias Flechita, Flecha.

Y lo mismo puede aplicarse para el Iberia Inc. original, con personajes y situaciones que no es que recuerden a los superhéroes estadunidenses, sino que son clavados. Lobisome lleva el nombre de Lobezno (por más que sea una leyenda gallega, qué curioso que se elija ésa), y se parece demasiado a Dientes de Sable, por poner uno de los ejemplos, sin contar que hay desarrollos que, al ser básicamente copiapegas, se puede saber cómo van a acabar.

Sospecho, pero no lo tengo muy claro -hasta que no haga más retrolectura ejem-jem- que esas referencias a un pasado del cual hay muchas cosas que no están claras y que vincula acontecimientos histórico-sociales y políticos con el panorama superhéroico, sin embargo, no se base directamente en un Universo tipo Marvel o DC al uso, sino en Watchmen.


No estamos ante el único paralelismo entre Iberia e Ibéroes: otro, para mí, más grave, es esa especie de aculturación hacia lo estadounidense cogida de las pelis y las series mal digeridas. Se juntan cosas muy castizas, para que la gente se ría por lo casposo, con cosas muy extranjerizas, como apellidos ingleses o irlandeses de personajes españoles (sigo pensando que todo es para venderlo a Estados Unidos; si es así, hay que ser ilusos). Es algo que me sorprende, y que sólo se sostendría por aquellos nombres de calles tipo O'Donnell, gentes de las élites sociales, políticas y militares que eran de origen foráneo. Y, claro, si me tengo que poner a buscar me salen referencias insuficientes, como  Isak Andic, las Koplowitz o Covadonga O'Shea (¿sirve para los personajes Covandonga Lázaro, alias Stigma+ Teresa O'Connor, alias Cascabel?). Añadido: hoy en día, lo de Cascabel lo tengo que relacionar con el bar rival del Asturiano, del culebrón Llorar en Tiempos Revueltos de TVE1. A ver lo que dura TVE1 antes de que las ratasvampiro se lo coman: sin publicidad, sin poder poner nombres de marcas en los títulos de crédito... ¿qué les queda? inventarse marcas propias... y la mafia italiana también irá a por ellos... ahora ya Cuatro y TeleCinco son un canal... TDT: cuántos más canales, menos opciones, menos pluralidad, menos libertad. Curiosa la paradoja de la privatización.


La "Inc." de "Incorporated" , que dice el correero Anacleto Vázquez, en las cartas de los lectores (Triada Vértice, número 3 de 4). "¿Y por qué no un nombre en castellano? Chicos, estamos en la Unión Europea"... Una ¿razón? ¿de peso? Lo mezcla con las  películas que mantienen sus títulos en inglés sin pararse a pensar que eso lo hacen los oligopolios del cine para mantener la misma marca en todo el planeta (o en la mayoría de lugares), para luego vender el merchandising más fácilmente (las mismas camisetas, cromos, juguetes y demás sin alterar los logotipos o logoformas).


En el mismo sentido, ambos tebeos hablan de la Seguridad Social como si fuera algo ajeno a un país europeo, cuando existe (porque tampoco estamos tan incivilizados que no tengamos una Sanidad Pública).
Aunque PlanetadeAgostini uso el nombre Pacheco en vano, éste apenas aparece por ahí en las letras de la página 2, siendo, en realidad, Rafael Marín el que lleva el peso de la historia. En este enlace previo, hay una interesante entrevista al guionista en la cual se insinúa que la Línea Laberinto pudo estar montada para triturar de mala manera a la pequeña Editorial Camaleón, que pasaba de ser semi-fanzinera a profesionalizarse. Eso explica que los tebeos de Laberinto durarán poco, que se sacaran montones de novedades (los 100 títulos por año), que no se conozca continuidad de nada de eso, que nada se consolidara, que sus autores se desperdigaran o se perdieran. Planeta deAgostini habría hecho, con mayor arsenal incluso, aquello de lo que se acusa a la Editorial Brugura contra el Tio Vivo de DER (montado por Escobar, Cifré, Peñarroya, Conti y Giner, por si acaso no lo había escrito en episodios anteriores). Las editoriales de libros también suelen hacer campañas de copar el espacio físico, a base de publicar más, hacer libros más grandes o comprar escaparates donde poner grandes dioramas de un best-seller, que lo será en la medida que lo promocionen y ninguneen a los demás. Es una mala praxis por lo que tiene de anti-ética y de empobrecimiento del panorama cultural y de cohartar la libertad de elección del consumidor, la cual se da cuando éste tiene información veraz y suficiente como para poder escoger lo que vaya a maximizar más su utilidad (su gusto). Eso también explica el que se vieran a veces esos tebeos y otras muchas veces no... su objetivo no era venderlos sino tapar el acceso a competidores, por pequeños que fueran. Lástima, pero eso nos recuerda que no estamos en un país civilizado.

El Universo Iberia Inc. hubiera merecido continuar de alguna manera. En las revistas no salen más que cebos para el lector, que si van a sacar especiales, aventuras sueltas de algunos personajes, anuales y no sé cuántas mentiras más, que leídas hoy son ridículas y que en la época sonaban estúpidas; incluso en Fanhunter eran más cautos, y no es que sea una característica de esa revista ni de su autor, al menos por aquellas épocas No puedo hablar de Círculo Justiciero porque no he llegado. Creo que tiene algo que ver (la editorial es Dolmen, como el Hombre Gigante de los Spanish Avengers, esteeeee, de Iberia Inc.). La continuidad me hubiera respondido a una pregunta que me va martilleando: ¿se podrá separar de una especie de deslumbramiento por lo franquista? ¿No estamos antes algo que corre el riesgo de ser una fábrica de caspa ideológica? Y me baso tanto en algunos elementos difusos de Iberia Inc/Triada Vértice (los orígenes franquistas de los personajes , tanto en la época como en sus relaciones durante tiempo; y un sordo trasfonde de nacionalismo imperial), como en perlas del correero Anacleto Vázquez, Agente del CSID (no, no del TBI), en el correo Los Papeles Secretos de Triada Vértice (número 3 de 4): se dice que Cascabel, que ha estado en un internado suizo (¿lo veis? son muy españoles, pero como Rocío Jurado y Julio Iglesias, en Miami), y que habría vivido en épocas ya democráticas, la mezclan con el nombre de una olvidada revista oficial del Frente de Juventudes (sería la revista Vértice, según el correero)... ni era su época ni las revistas se conservarían, puesto que poquísima gente guarda revistas viejas, ni ella estaba en casa de su padre, de quien, según el correero, eran las revistas, porque estaba interna en Suiza. Existe, y esa es mi idea, una especie de imán por todo lo franquista, que lo metes y al final sale aquello del falangista buenapersona y tal, que es un personaje ya clásico de la ficción española (y he dicho de la ficción, claro).

Asimismo, las revistas del Universo Iberia Inc. contenían unos complementos que consistían en extractos de libros, diarios, revistas, cronologías, etcétera, que daban cobertura a cosas que no se habían visto en las historietas, porque eran de hace cuarenta años o suplían el bagaje de personajes que no tenían series propias ni las habían tenido ni las tendrían (una especie de fichas de personajes). Son realmente atractivos, porque a uno le parece que realmente hay un universo de ficción de décadas, como Marvel o DC, con personajes que habrían estado en activo, que habrían cambiado de nombre, de fisonomía, con otros que habrían desaparecido (en ese sentido, lo veo más cerca de DC)...

En el Triada Vértice, número 1 de 4, se publica uno de esos complementos: "Dos Triadas El Universo Iberia Inc. Ataca de Nuevo", que va firmado por Valentín Ramón, seguramente el guionista de comics que estaba por entonces en comics de bárbaros de Planeta deAgostini, y también de Lo Mejor de Cada Casa (la de lata que dieron en su momento con este tomo, que salía anunciado por doquier...) Lamentablemente, no estamos ante el mismo tipo de complemento, puesto que es un anuncio-publirreportaje medio citando a los autores y hablando de la Línea Laberinto. Sí se parece en el aspecto formal: es una página de un diario -El Planeta (ni El Mundo ni El País)-, de una página de Nacional, y con fecha "actual", lunes, 19 de enero de 1998 (=19980119). Destaco ambas cosas, puesto que no estamos antes un recorte de prensa de los años franquistas y no estamos en el apartado de Cultura... La perla está en el propio subtítulo:

Las barras y estrellas han muerto en favor del águila imperial (es un decir).
Al concepto nacionalista de las barras y estrellas, referido a la bandera de Estados Unidos de América, vigente en la actualidad, y también en el pasado, desde 1776, más o menos, se le opone otro concepto que también puede ser estadounidense, pero que se identifica con España. Y es un símbolo no vigente, puesto que no águilas imperiales en los símbolos -banderas, escudos, Constitución- desde 1978. El último águila imperial que se vio de manera frecuente era el de las monedas de color gris plata de 5 pesetas (un duro) y de 25 pesetas (5 duros) que habían sido acuñadas durante el Franquismo pero que estuvieron vigentes hasta los años noventa, cuando se fueron retirando poco antes de ser sustitidas por las monedas raras y con motivos autonómicos en vísperas de la aparición del euro como moneda. Y eso era así porque el águila imperial es un símbolo de un Estado que se identificaba con un imperio, que no es el caso del Estado Español actual, sino del anterior, el Franquista. Aparecen águilas, que son imperiales, en las actualmente llamadas "banderas preconstitucionales". La Constitución Española, en su articulo 4CE nos dice que la bandera española esta formada por tres franjas horizontales, dos rojas y una amarilla, siendo ésta del doble de anchura que cada una de las rojas. No se hace referencia a ningún águila o a ningún otro elemento. Desde hace años le ponen como una chapa de coche, que tampoco viene en la Constitución. Se trata del escudo. No deja de ser una involución hacia el escudo franquista, y sólo falta el águila. Esto me sirve para repetir que no hay águilas imperiales en los símbolos españoles desde 1978, disculpadme, oficialmente desde 1981.
Se puede decir, sin ánimo de polemizar, que cuando una institución coloca la bandera española con el dibujito del escudo inserto está pasando de la Constitución y de su artículo 4. Y que no está siguiendo lo que dice la Ley 33/1981 que NO dice que el escudo se tenga que pegar como una calcomanía a la bandera. Con ese sistema legislativo tan español de decir que sí y que no a la vez, el artículo 2.2. la Ley 39/1981 dice que se puede poner el escudo con la bandera. Cómo en 1981 no había problemas en España se dedicaron varias leyes seguidas a legislar sobre logotipos. Nótese lo pasadísima de moda que está esa ley, por cierto: no hace referencia a la bandera de la Unión Europea, pero se dice que en los órganos del Estado no puede ondear más que la bandera de España, cosa que hoy en día no es así, precisamente por la bandera europea. Para acallar a los carcamales se dicta que las bandera española tendrá una máxima preeminencia cuando esté con otras banderas (las de las Comunidades Autónomas, entonces incipientes). Hoy en día, todas las banderas están al mismo nivel, las de la localidad, comunidad autónoma, Estado, país de origen de la empresa transnacional y la bandera de la propia empresa que coloca en la fábrica (es que es en las fábricas de titularidad extranjera donde ponen más banderas). ¿Para qué legislar cuando hay un uso razonable? El Gobierno de la UCD de Calvo-Sotelo, solventadas la bicocas de los problemas del paro, la crisis, la inflación y el golpismo involucionista, se dedicó a dedicar otro día más a ponerle colores según las ISOs o similares (CIELAB) a la bandera. Si hubieran tenido interés por resolver problemas reales, todo eso se lo hubieran pulido en un día.

Queda claro que no hay águilas imperiales en 1998. Entonces, esa referencia sobra por completo. Pero forma parte de una especie de música de las sirenas que atrae hacia el casposismo ideológico en este tipo de superhéroes españolísimos (quitando que Trueno es medio-estadounidense... siempre Estados Unidos ahí delante). Es posible que esta opinión venga refrendada por algo que escuché en una conferencia sobre superhéroes: que estos intentos tenían tufo fascista. Lamentablemente no recuerdo el nombre del conferenciante. Ya lo buscaré. A mí me pareció algo fuerte, pero es cierto que parece que hablar sobre los superhéroes que necesariamente, en un universo de ficción completo y cuadrado, tenían que existir en décadas anteriores, lleve a identificarse de esa manera.


Este artículo, pese a su extensión, es muy parcial. Sobre Iberia Inc, hay mucho que decir en positivo y en negativo. A veces parece que sólo es una excusa para colar de manera forzada todo tipo de referencias tebeísticas, desde Zipi y Zape a Spiderman, pasando por Petra, Carlos Giménez, las bolas de drac o los quinjets (iberjet... ¬¬... iberbus, por lo de Airbus... tal vez...). En Triada Vértice, 2 de 4, Jesús Merino se nos aparece como mejor dibujante que los estadounidenses de superhéroes, p18 (sin contar las tapas), dibujar de manera muy aceptable a Aznar, Álvarez-Cascos o Eduardo Serra (ay, no...). También habría que hablar sobre el editor de todo eso, Antoni Guiral, que aparece continuamente en todas las batallas tebeísticas. Per, si se puede hablar, no será ahora.

[añadido el viernes 20120504] Sacan nueva aventura de Ibéroes. El diario Público se hace eco el 20120428. Me siento decepcionado por el tipo de expresiones de los autores o del periodista, que uno nunca sabe: "personajes del pijama", "más humanos que nuestros vecinos 'yankies'", "Hay una cierta fuga de talento" (uno que no se aprobó Historia de la Historieta II: 1960-1990), "los chavales de los años ochenta" (ese tono de a ver si pillamos lector nostálgico; y la misma palabra "chavales", tan espantosa como la palabra "críos" o "críoh"). ¡Qué bien que hablen de novedades de un tebeo, no mayoritario en un diario generalista! Entonces llega este comentario -lo mejor del diario Público y otros son sus comentarios y comentaristas-: 

"Ludwig Magnicus 28-04-2012 13:28: Desconocía que la larga mano de Ibercaja llegase a este periódico. Porque a este señorito le estamos pagando entre todos sus aventuras editoriales. No por nada su padre es un alto cargo de dicho banco..." [pese a una posible semejanza gráfica: "Magnicus" no es "maginelmago"; yo he tenido que buscar por Internet a ver si coincidía nombre de autor con entidad bancaria con título de la serie]

Si es cierto, es más de lo mismo. Los mismos son los que pueden hacer lo mismo, como siempre. No es que sea algo que suceda. No es que uno se tenga que rascar la oreja con nerviosismo. No es que sea algo molesto. Es simplemente la reproducción social llevada a todos los ámbitos: los mismos son los que hacen lo mismo. Lo que mola lo pueden hacer algunos, cuya molonidad es promocionada. Ojalá existiera un desmentido a esta información. Por otro lado, ese origen social podría explicar bastantes de las cosas que me chirríaban en ese primer número: lo anteriormente citado de "esas cosas de guión que chirrían y son calcos de la sociedad yanki".

Disculpad algunos errores, pero no todos... y comentad, que para eso vale la pena Internet, para comentar.




Cap comentari:

Publica un comentari