20180222

Bruguera anuncia Forges: el final de los diálogos

Data Estel·lar peròquècom Dijous 20180222

Forges ha sido definitivamente vetado en un año, 2018, en el que plakaplaka si haces un tuit, un comentario, una mirada, una canción... y no eres del régimen o del règim.

Por supuesto, La Maginoteca ya habló de Forges y el Arte Menor en 20080710 sobre una noticia de La Vanguardia de 19970601. Repitamos aquella imagen:

 

La deriva autoritaria de censura y cárcel de España alarma al quiosco:según datos de El Periódico de Catalunya del 20180222:

La censura política de la obra 'Presos políticos españoles contemporáneos' [o una mera operación comercial para autor, empresario de arte, y la empresa ARCO que solamente la conocíamos cuatro... había expositores para el Saló del Comic que comentaban que igual era más práctico irse a Arco de Madrid porque los stands eran más baratos y amplios]... ejem:  el periodista y empresario Tatxo Benet, mano derecha de Jaume Roures, compró ayer mismo la obra censura por 96.000 euros
 (...)la condena a tres años y medio de cárcel al rapero mallorquín Josep Miquel Arenas, Valtònyc, por algunas de sus letras y el secuestro del libro 'Fariña', del colega de 'El País' Nacho Carretero, que llevaba tres años en la calle a instancias de un exalcalde del PP de O Grove, Bea Gondar, primero condenado y luego absuelto en un caso de narcotráfico.
El cóctel de autoritarismo de esta dictablanda de Rajoy y del PP con su ley mordaza se hizo tan evidente como la reacción de los sectores culturales y sociales vía redes; si bien es cierto que más de la periferia que del nacionalismo español. Y eso se traduce en siete editoriales, de lo que solo los de la caverna de la capital del reino ('Abc' y 'La Razón') aplauden la censura.
   
Luego está la historia esa de la presunta censura en Twitter España, que dicen que afecta ¡como no! a los perfiles críticos y de izquierdas. Twitter dice que no y así lo cuenta El País. Siempre me pregunto la opacidad de las empresas, directivos, consejos de administración de esas empresas de informática que dominan nuestra existencia, en concreto, en sus filiales de España. Dudando mucho de que te hagan jefe por enviar un currículum y hacer las fotocopias muy bien -lo que sería el trabajo honrado, vamos- nos queda saber de qué familias son los jefazos de esas empresas, siempre pensando en las aún más antiguas efigies de las antiguas pesetas 

Ay, qué cosas... y seguro que entró arreglando arreglando los windowses... como toda la plana mayor de mandamases y mandacosas siguiendo los criterios de la más estricta meritocracia de estas instituciones que nos hemos dado entre todos:

Nathalie Picquot es responsable del complot?

El parentesco con el rey Felipe VI de la directora general de Twitter España ha sido esgrimido como prueba de que la red social intenta vetar a los independentistas. Sin embargo, el perfil profesional de Nathalie Picquot está relacionado claramente con las nuevas tecnologías. Antes de su cargo en Twitter, trabajó durante más de 11 años en Google España, donde también desempeñó cargos de responsabilidad.

 
Solamente de una manera lo han conseguido, claro... y ha sido evitando que pueda seguir escribiendo bocadillos dialogados de manera precisa. 

¿Cuántos historietistas son capaces de elaborar diálogos que lo parezcan? Uf... pues fuera de la Historieta ya no digo nada... Raf, Forges y algunos otros. Jan tiene esos momentos de palabras y expresiones precisas.

Con  bocadillos, a veces convenientemente pintados de color distinto según el que hablaba lo que mejoraba la legibilidad notablemente, Forges ha logrado emular conversaciones verosímiles, incluso superando a algunas viñetas de Vázquez cuando mete montones de bocadillos pero se olvida del dibujo. Luego está Ivà o Nebreda, ya... 

Pero con Forges me pasa como con Raf: se nota que los personajes hablan de verdad. Con Raf, los personajes incluso dejan de hablar de verdad, o la charla sigue después de una viñeta, que no es más que un retazo de lo que les pasa a los personaje y a lo que los lectores podemos acceder.

En Forges, los personajes dialogan aunque sea entre sordos vocacionales y además utilizan un vocabulario que parece adecuado, cosa que le encontramos a Jan, como hemos dicho (que cuando te enteras de que es sordo, te quedas como ¡imposible, no puede saber que se habla así!). Y también se lo encontramos a Ibáñez, al que siempre me gusta recordar como un hábil manipulador de las palabras aunque la RAE nunca se haya enterado... si es que se han enterado alguna vez de algo, claro. Ibáñez puede crear vocabularios que parecen jergas verosímiles a la vez que cómicas, como su jerga juvenil de andobas que amolan y todo eso.

Y aquí siempre hablamos de Editorial Bruguera... porque son los tebeos que más cercanos nos parecen, y de los que es más fácil encontrar de todo, desde cosas banales hasta joyas. 

Bruguera anuncia Historia de Aquí por Forges en el Super DDT número86 con fecha 19800922 y que precisamente anteyaer me acababa de releer y pensaba en lo chulo que es ese anuncio... maldito puente aéreo, como si fuera el medio de transporte cotidiano o más que las escaleras del metro de Madrid o Barcelona por unos poneres.

Así que, cuando me di cuenta de que su famosa, inencontrable  y nunca reeditada Historia de Aquí había sido publicada por Editorial Bruguera... y tarde siglos, en concreto el XX y el XXI, en darme cuenta... aún así solamente recientemente comencé a sospechar que el haber sido publicado por esa editorial es causa de su no recuperación. 

Se han podido encontrar otras Historias más cercanas en el tiempo, de la Transición, de Historia Contemporánea, etc. Pero la primera... ñsché.

En 2015, leo ahora, pero nunca lo he visto en ninguna de las innúmeras librerías de libros, de tebeos, salones del comic, mercadillos de hoy, de ayer y de siempre, sitios de cuarta mano, comentarios internáuticos, se sacaron de la manga tres libros, que no sé si son reedición o reelaboración bajo el título Lo Más de la Historia de Aquí. ¿Alguien los ha visto? Por supuesto, aquí no. 

Historia de Aquí es lo que yo denomino el "típìco género de Historia": viñetas gordas con textos encima o debajo que te aburren de largos que son, aunque digan que son cortos, y chistes, siempre chistes, aunque sean forzados generalmente sin continuidad... la calidad le viene por el uso del color, de los diálogos, y del dotar de vida propia (al revés que las "biografías de las películas") a esos personajes.

Aún peor es el montaje de La Economía del Tío Gilito, que publicó el diario Expansión a mediados de los años 1990. Media página superior de historieta (dos tiras o franjas) y media inferior de texto con epígrafes, párrafos y frases cortadas a final de página, y encima no bien explicado, no claro. Eso aún lo notas más cuando has hecho asignaturas de Economía y te das cuenta de que todo puede estar explicado con palabras sencillas, claras, con ideas esquemáticas y razonamientos que se entienden y no digo que los libros oficialistas ni los docentes sean habitualmente inteligibles (¿entendiste lo que es "inteligible"?) 

Se trata de ese miedo o pavor que no sé qué nombre en latín o griego tiene de "miedo a que la gente se quede con los tebeos y no lea el texto y encima haya quien se enfade porque se banalice un texto con dibujillos". 

Portadas y contraportadas de los fascículos de  Historia de Aquíson estupendos en ese sentido porque dan una vivacidad adecuada, es decir, extrema: dan ganas absolutas de leer ese número y el siguiente.

Fue funcionario de RTVE... que ya lo sabía y que sigo sin entender entiendo, tanta dictadura y tanto control y tanta policía política y luego nada...

Forges ha muerto. 76 años. Forges, solía contar, es la traducción al catalán de "Fraguas", segunda persona del número singular (muy singular) del tiempo Presente del Modo Indicativo del verbo Forjar. Capital: Reus.

No te olvides de Haití... pero lo mejor sería poder resolverlo.


...


...


Mientras tanto, en lugar muy remoto, se va abriendo paso una oportunidad: 



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada