20110325

Libia: ya está, ¿no?

Data Estel·lar Tío Gilato Divendres 20110325

Atmósfera cada vez más asfixiante por antidemocrática en este país donde se está acusando al movimiento pacifista o a los pacifistas de estar fuera del mundo, igual que se acusa a los ecologistas de todo lo malo, y se acusa cruelmente todo aquél que no acepte todas las diatribas y dardos venenosos contra el artículo 1.1. de la Constitución Española, por supuesto desde España, desde "los mercados" (que son esa gentuza de siempre) y desde la Comisión Europea (mal engendro que no está llevando a nada bueno). El golpismo sigue su curso. Y la Coalición de los Inicuos también.

Luchan los partidos y los creadores de opinión por destruir una idea que nos da la Cultura Política: que la ciudadanía española es de centro-izquierda. Más de izquierdillas que de derechas. Y repiten que en Catalunya aún es más claro. Todos los partidos del arco parlamentario catalán votaron SÍ a la guerra de Libia en el Congreso de los Diputados. En cambio, a nivel español hubo dos que votaron contra la interpretacion torticera de la Resolución de la ONU: BNG e IU.

ICV-EUiA vota sí a la guerra de Libia.
Se demuestra algo que se ha comprobado estos años de Tripartito. Si CiU es la dura derecha catalana, y con vocación de ser la extrema derecha (recortes, reparto de despojos -spoil system-, xenofobia), el PSC (PSC-PSOE), ERC e ICV-EUiA no son más que grupúsculos de derecha o centro-derecha. La incorporación de Laporta (el Berlusconi nostrat) a la candidatura de ERC para Barcelona no hace más que ratificar esa historia. La ausencia de ICV-EUiA en la promoción de energias limpias (solar, eólica, otras) durante sus años de gobierno fue una prueba. La actitud y práctica habitual de los socialistas catalanes no es ninguna novedad. Ejemplo: Celestino Corbacho, el tipo que ha pasado a la Historia como el que destruyó los pocos derechos laborales de los asalariados... triste, para proceder de una ciudad obrera.


Lucha la prensa por acallar las críticas contra la energía nuclear.(curiosamente, a titulares tremendistas les suceden editoriales y artículos de opinión posibilistas).

Se muerde por estar de acuerdo con la inicuidad de premiar a los ladrones


Por lo tanto, quedaba una última cosa: ahí está: votar a favor de una guerra, ya comenzada por el Gobierno de Zapatero, Rubalcaba y Chacón, y que, el día de la votación ya se sabía excesiva y con víctimas civiles. Es decir, votar en contra hubiera sido una cierta dignificación, y una plasmación de que, si es que realmente pensaban que era necesario un castigo o una igualación entre los bandos de una guerra (unos aviones que bombardeaban civiles opositores a Gaddafi... aunque, mira que he revisado noticias de la tele, diarios y webs... ¿nunca hay fotos ni vídeos de las matanzas? Será en esta ocasión), ese castigo o igualación o destrucción de objetivos aeromilitares ya estaba de sobras cumplido el día de la votación.


Inclús un tipus que ens ha estat refregant noséquè de la pau, Vicenç Fisas, ens diu que sí a la guerra, sí a aquesta guerra i en aquestes condicions. Molt bé: aquests que cobren per la pau... i que sembla que no s'ha llegit ni els apunts dels cursos i postgraus de l'Escola de Pau ni dels manuals de Relacions Internacional o d'Història Contemporània de la Universitat Autònoma de Barcelona. Pero, allà, cobrant, protegit, a l'Autònoma.
Siguiente mensaje: 600. Nadie espere nada especial.

2 comentaris:

  1. Y siendo Gadafi un dictador, ¿cómo es que países que ahora le atacan, España entre ellos, vendieron armas al gobierno libio? No puedo creerme nada esa historia de que hayan ido a atacar por razones humanitarias. Irán más bien a coger todo el gas y el petróleo que puedan. Me pregunto cómo es que no han ido a Arabia Saudí. ¿Es que allí no hay instaurada una monarquía absoluta, también antidemocrática?

    Gracias por tu entrada, magin. Un saludo.

    ResponElimina
  2. Y... ¿crisis económica? Salvo para el ngocio de matar, para eso, por lo visto, sí que hay algunas pelillas :-(
    Saludos de nuevo

    ResponElimina