20101229

Chito: lo que es una hoja

Data Estel·lar matándome a pensar títulos Dimecres 20101229

No creo que consiga llegar al número de mensajes de algún año anterior. Me gustaría pero no va a ser así, porque me quedan pocos días y menos tiempo para escribir.

Me compré un Chito. Ah, vale, que no sabes de qué va la cosa: es un... es la revista de periodicidad más anómala que jamás me haya encontrado nunca. Con una paginación imposible, con historietas largas que en un número tienen dos páginas y en otro una, y en otro cuatro, y con reediciones de historietas del dibujante Emilio Freixas y su guionista José Canellas Casals (para la revista Chicos, de los años cuarenta). Se trata de una revista con la intención pura y dura de volver a dar a conocer a Jesús Blasco, Arturo Moreno, Emillio Freixas y algunos otros dibujantes que tuvieron sus grandes momentos en los años 40-50. En esta época, mediados de los setenta, Blasco había hecho colaboraciones para la Editorial Bruguera... Dulce Frenesí: Operación Hot Dog... ver el freno de mano y arrojarse sobre él... También se recuperan a personajes antiguos.

El valor de la revista es el de haber sido la única, prácticamente que, entre los años 80 y 90, ha mostrado la existencia de ese patrimonio gráfico y de guiones.

Pero tuvo bastantes percances , y hablo como lector: nula distribución, una época que ya no era la suya (eso lo leí por ahí; que no estaba de moda ese tipo de historieta) y una omertà total (no es que haya leído o visto expoisiciones apenas nada sobre esta revista... como tampoco sobre sus autores y sus series, más allá de esas referencias de "oh, lo que hacían en los años 40 o 50").

A mí ya me va bien, porque así me puedo ir comprando numeritos de vez en cuando a uno, dos o tres euros... pero, vamos, que no tiene sentido que la única revista que se ha dedicado a recordarnos que antes también había vida, haya sido ninguneada.
La cuestión es que me compré el Chito número 5... y me di cuenta, ya en casa, de que iba antes del 6... que tengo desde el año 1985, cuando en una librería-papelería vendían tebeos viejos, nunca supe por qué (igual eran personales del mismo vendedor; un tipo con pocas ganas de vender y menos de tener tienda: si no, me hubiera podido ir comprando bastantes tebeos raros que allí tenía). Así pues, en una semanita me he enterado tanto de cómo precedía algo que comencé a leer en 1985 como de algo de 1997 -Doctor Muerte 2099-. Es una forma interesante de acabar con la triste década 00.

Y toda introducción, ¿para qué? Para advertirle a la gente que es posible que, si no solamente piratean tebeos por Internet, sino que los adquieren en papel, sobretodo si son viejos, es posible que se encuentren con alguna hoja pegada. Tiene un nombre específico, pero no lo recuerdo.
Resulta, y eso es lo que vamos a aprender hoy en el Món d'en Beakman, que cada página que el lector lee ha sido impresa junto con otras, que no tiene que ser la anterior ni la posterior en una hojas inmensas. Luego las guillotinan (ah, eso era: páginas no guillotinadas) y tenemos las páginas separadas y listas para leer.

Antes... de la informática... no era tan raro, aunque tampoco tan frecuente, que se dieran casos de páginas desordenadas. El editor a veces lo anotaba en algún cuadro -nunca entendí cómo si ya estaba impreso: ¿volvían a poner la revista en la imprenta? ¿usaban un sello-tampón?-, otras veces se excusaban en la siguiente revista y otras veces no decían nada. Supongo que esos desórdenes procedían del esquema de las páginas antes de imprimirlas. Entiendo que el orden de las páginas lo hacían mecánicamente (no es una revista; son cientos o miles; lo que es una imprenta, vamos, que tampoco estamos aquí descubriendo nada).

Son las páginas centrales las que forman parte de la misma hoja grande originales, y van seguidas. nótese cómo las grapas se van oxidando. Pues eso pasa incluso con grapas del año 2003 vistas en el 2010.  Las páginas corresponden a Jim de la Jungla (Jungle Jim, de Alex Raymond). Ese cuadernillo -el grupo de páginas de la misma hoja grande original- tenía pegadas las páginas centrales y las anteriores y posteriores a las centrales.: "11-12-13-14" (la doble hoja central) y la "9-10-15-16" (la doble hoja que hay debajo.

 
Pues lo que me pasó fue eso, que media revista o más estaba sin guillotinar, con las páginas pegadas. No como un troquelado o como un recortable, que a veces nos ha podido pasar, sino directamente unidas en una sola hoja. Las corté con una regla-abrecartas (podría haber usado un abrecartas, que seguro que tengo uno, pero estará por ahí perdido, y eso ya servía). Probé con unas tijeras, pero hay que ir con bastante cuidado. El paso final, que no lo hice, porque no estaba en el trabajo, es irse a una guillotina de verdad y pegar un tajo para eliminar la rebaba (que los bordes de la página queden homogéneos a la mirada y al tacto y no como irregulares). De hecho, sospecho que la manera de abrir las páginas en una imprenta es con una guillotina (es como el cuchillo jamonero).



Lo que pasa es que a mí me parece curioso que la página en color esté unida a la de blanco y negro. Hasta ahora yo tenía bien claro que los cuadernillos en color iban separados de los de blanco y negro. Así aprovechaban las hojas de color todas en color. Me suena haberlo visto así en otras revistas, tanto de Bruguera como de Cimoc y Metal Hurlant. Es posible, como hipótesis maginotécnica 1, que en los casos últimos citados se debiera al cambio de tipo de papel (mejor calidad, o más satinado, etc), frente al papel más basto que usaban para el blanco y negro. También es posible que dependa, para los otros casos que me suena haber visto, por la diferencia de color. Que haya, me lo invento, un tipo de coloreado apto económicamente para las hojas en blanco y negro y otro para las de color (cuatricomía, lo que sea). Misterios.
O he puesto imágenes, para que nos quejéis de que en la maginoteca nunca se ponen afotos.

 SUGERENCIA PARA BLOGSPOT/BLOGGER/GOOGLE: ACEPTAR IMÁGENES DEL OPENOFFICE: *.ODG

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada