20070723

El juantxisme

Data Estel·lar quesem'acabaeltemps Dilluns 20070723

Un vistazo al sistema de partidos catalán

Ya no diferente, si no directamente divergente del sistema político español, Catalunya se establece durante los años 00 del siglo XXI como un espacio donde, lejos de tenderse al bipartidismo PPvsPSOE como en el resto de España (incluso en Andalucía) o CiUvsPSC(PSC-PSOE), nos encontramos con 5 partidos con opciones de fácil entrada en el Parlament (órgano legislativo autónomico).

CiU: Convergència i Unió. Federación de partidos formada a partir de una perenne coalición preelectoral siempre a punto de romperse, lo que la fortalece en el tiempo (las pelas son más fuertes que el loctite) [vale: seguro que acabo este mensaje y ya me cierran el blog per sempre del tot].
Convergència Democràtica de Catalunya. Su líder fue Jordi Pujol y, ahora, mientras nos intentan colocar con calzado al nen de la casa, Oriol Pujol i Ferrusola, nos conformamos con Artur Mas... quien ha sido seguidor de una línea de neta coherencia: pactó con el PP de la mayoría chapapota, firmó con un notario que no pactaría con el PP en Catalunya, etc, etc.
Unió Democràtica de Catalunya. Fundado en el primer tercio del siglo XX. Es un partido democristiano. Su líder es Josep Antoni Duran i Lleida... y no hay muchos más en este partido-taxi. Mártir: Carrasco i Formiguera... lo típico si hubiera sido de un partido de izquierdas: asesinado por el Franquismo. Fue de los pocos partidos que hizo algo durante la dictadura.

Algunos dicen que lo que les une es su idea de Catalunya. Otros, el dinero... otros dirán que son calvos. Se pasaron 23 años poniendo carteles y, cuando la ciudadanía se dio cuenta de que no habían hecho nada, encima se quejaron de que los dejaban sin gobernar. De ciudades grandes sólo les queda Sant Cugat del Vallès. En las Elecciones Locales del 2007 comienzan a perder incluso aquellos pueblos que les daban sus mayorías en Lleida y esos sitios de poca gente, aquellos lugares donde les habían hecho unas instalaciones de lujo (política clientelar).

Su eje principal (clivella política) es el "Centro-Periferia", eje nacionalista... pero su baza principal es el mantenimiento del eje izquierda-derecha (apoyo a políticas económicas de derechas en los gobiernos centrales de PSOE y PP).

PSC(PSC-PSOE): Partit dels Socialistes de Catalunya. Partido que gobierna tradicionalmente en las ciudades. Durante los años 90, derrota definitivamente a los alcaldes excomunistas (PSUC, luego ICV-EUiA) en las localidades cercanas a Barcelona. Ejemplo, en Badalona. Y en los 00, elimina a la innovadora alcaldía participativa de Rubí.

Su extensión territorial es apabullante. Gobiernan todo lo gobernable: distritos, barrios, localidades, consells comarcals, diputaciones provinciales (sobretodo, la Administración más importante en Catalunya, y la más desconocida: La Diputación de Barcelona), Parlament y, por tanto, Govern de Catalunya, Gobierno de España. En resumen, y para decirlo, claro, LO QUE NO RESUELVAN ES PORQUE NO QUIERAN.

Su eje principal es el Derecha-Izquierda. Partido de centro-izquierda, que suele tender hacia la derecha (ultraderecha: mezquitas, ordenanzas anti-ciudadanas, policías descontrolados) en cuanto lo dejan sin marcar, en las Elecciones son "la izquierda". Por eso ganan.

Sin embargo, se sitúan en el eje catalanista de la política, como la mayoría de partidos del sistema, es decir, a favor de un mayor autogobierno. Sus alcaldes piden descentralización hacia los municipios, y no sólo hacia la institución intermedia (Generalitat) y los jerarcas sociatas hacen oídos sordos. Un típico ayuntamiento sociata consiste en un montón de gente que se conocen entre ellos de toda la vida, desde los barrenderos hasta los técnicos de desarrollo económico.

Unido a una cosa llamada "Ciutadans pel Canvi" (el ala derecha del ala derecha de los que no quieren ser de derechas; las élites que han gobernado siempre), en el Parlament de Catalunya. Sus detractores, en el propio PSC, les llaman "Ciutadans pel Càrrec".

PPC: Partido Popular de Catalunya. Partido de derechas. Españolista, aunque sus líderes tengan apellidos fonéticamente catalanes. Ha gobernado sobre el territorio catalán durante la etapa de gobierno español. Los dos problemas que creó fueron: la privatización de Endesa (FECSA, ENHER, Hidroeléctrica de Catalunya; en el día que escribo esto hay una avería en la ciudad de Barcelona, con 200000 abonados sin luz, algo típico fuera de Barcelona, durante los años 1999-2005). El otro problema es la nula gestión sobre la Renfe, en vistas a una privatización que nunca llegó (por suerte). Es decir, sus temas de interés son los transportes y comunicaciones. Debida a su buena gestión en lo de Endesa, fue nombrado líder Josep Piqué, individuo que había pasado por todo el arco parlamentario de quien destacaremos su buen sentido del humor (no es ironía). Dimitió o fue echado por Diablo Acebes, uno de los tipos más peligrosos que plagan sobre el país (esto tampoco es ironía).

ERC: Esquerra Republicana de Catalunya.

Eje tradicional: Nacionalismes. Objetivo: independencia de Catalunya. Objetivo postergado hasta nueva orden. Parece que se creyeron al Zapatero y le apoyaron. Todos deberíamos saber, no obstante, en su descargo, que la política española se basa en que todos tienen miedo a que el PP vuelva al gobierno y de eso se aprovecha Zapatero para dejarse apoyar y evitar hacer concesiones a ERC.

Su eje desde el 2003, con la hegemonía de Josep Lluís Carod-Rovira, es el de izquierda-derecha más que el nacionalista. Se situaría hacia la izquierda, aunque ha pasado de ser un centro-izquierda o una izquierda radical burguesa (como en los años 30, o en los años 90) a una izquierda más popular. En algunos municipios del interior consigue votos de gente que no votaría al PSC (porque los ven muy españolistas o más de derechas en el plano económico) pero que no votarían a los de ICV porque los ven como el demonio comunista que come niños y roba lavadoras. En ese sentido, hablan de que fer país no es hablar de banderas y tal (cosa curiosa para gente que se han pasado la vida tendiendo sábanas) sino llevar el bienestar a la población. Ese aspecto es el más positivo, en el sentido de que recogen la vieja idea de que Catalunya tiene que tener unos servicios sociales como los de Suecia (idea que le he oído a Pujol y a todo quisque, y también a Felipe González, lo malo es que nadie se lo ha creído).

Su aliado principal, por cierto, es ICV-EUiA, para hacer contrapeso al PSC, en las coaliciones en las que están juntos (Govern, ayuntamientos varios).
ICV-EUiA: Iniciativa Catalunya Verds Esquerra Unida i Alternativa.

Con ese nombre tan largo e imposible de entender, es un milagro que sigan existiendo.

Antiguo PSUC (Partit Socialista Unificat de Catalunya), partido que había llevado la carga de la lucha antifranquista. Había conseguido entrar en algunos ayuntamientos. Integrado en Izquierda Unida (IU), fue desintegrándose en dos alas... en tres... Iniciativa per Catalunya, Els Verds (les acusan de haberles robado su anagrama, girado) y EUiA (con 40000 votos no entraron en el Parlament, en el 1999; nos dice mucho sobre la no representatividad del Sistema d'Hondt). Desde el 2003 están en ascenso electoral, o eso se creen. No sólo no ganan en sus ciudades tradicionales, sino que pierden alcaldías históricas, como las del Baix Llobregat (les quedaba alguna por allí). Se conforman con que crecen en localidades pequeñas.

Si se hubieran llamado "los comunistas" o algo así, hubieran sufrido un acoso de la prensa pero una pérdida menor de votos, porque sus votantes los hubieran identificado. Probablemente, ahora, como para IU, la desaparición sea cuestión de cuatro elecciones. IU es lo único que da color en algunas comunidades autónomas.
Su eje es el de izquierda-derecha. Situarse a la izquierda de los socialistas no quiere decir gran cosa. En este caso, tampoco. Además, son el único partido que hacen bandera del ecologismo, lo que tampoco quiere decir gran cosa. Su conseller de Medi Ambient también lo fue de Habitatge. Nen, o una cosa o la otra: o construyes paisajes o los destruyes. O luchas contra la especulación o especulas... La decisión fue fácil: se dio permiso al puerto deportivo de lujo de Roda de Barà (municipio ecocida, y por tanto, gobernado por el Alcalde de CiU, llamado Finques Compte). Y callaron sobre las obras faraónicas y de peligro paisajístico medioambiental, como la MAT (Línea de Molt Alta Tensió) y demás. Nada nuevo.

Sus mínimas oposiciones a los desmanes de las grandes empresas, les valió una campaña organizada (a mi entender) por la cual varias empresas decidieron de golpe su deslocalización con varios golpes de efecto. En el primer Tripartit.

En el segundo Tripartit (llamado Govern d'Entesa), el líder Joan Saura, se hace cargo de la Conselleria d'Interior, con los mossos d'esquadra a sus órdenes. A pegar a los antisistemas, que nadie se va a quejar, si no es que socava sus apoyos.

Hasta ahora hemos visto el sistema tradicional de partidos. CiU había sido el partido hegemónico a nivel catalán. Ahora parece serlo el PSC. Ninguno puede gobernar por separado. Ya CiU se decantó por el PP en su última etapa de gobierno, y no por ERC. Y luego, el PSC tuvo que pactar con ERC e ICV-EUiA, con una idea de coalición que no quedó clara hasta que se hizo, aunque la prensa había habado de "l'olivera catalana" (como L'Ulivo italiano, la unión de los partidos de izquierdas) desde 1998 (Maragall estaba en Roma dando clases, o igual recibiéndolas).

De hecho, parece que, a nivel catalán, el eje principal pasa a ser el izquierda-derecha entre PSCCiutadanspelCanvi-ERC-ICVEUiA y luego CiU, y PPC, por otro. Da la sensación de que, con cada nueva elección y pacto, ERC y CiU se distancian de posibles pactos generales (otra cosa es que en algunos municipios lo puedan hacer, aunque nunca se sabe). Aparentemente, ninguno de los partidos, en el ámbito estrictamente catalán, se oponen con la boca grande a se parte del eje catalanista y cuando lo hace el PPC, no es porque sus votantes lo pidan (que lo piden) sino porque sus jefes del PP Español lo exigen como estrategia de desgaste del gobierno socialista español... tampoco ninguno parece estar absolutamente en contra de la participación en España (incluso Puigcercós de ERC llegó a ofrecer un pacto a Zapatero por 8 años, y creo que entrada en el gobierno, para evitar el regreso del PP, que parece ser lo que une a los partidos en el Congreso de los Diputados... y no me extraña nada).

Incluso, según cómo, los, por así decirlo, niveles de defensa de la catalanidad, pueden ser intercambiables según los momentos. En ciertos momentos, CiU ha sido menos descentralizadora que ningún otro partido, incluso el PP (caso Estatut, pactado a oscuras con Zapatero... para el futuro: Zapatero es el Presidente o Jefe del Gobierno español desde el 2003 y líder socialista).

Las Elecciones del 2006, sin embargo, lejos de mantener ese escenario, nos traen un nuevo partido: Ciutadans-Partido de la Ciudadanía, un partido que obtiene uno o dos escaños, a las pocas semanas de haber sido creado. Su ideología, para el que esto escribe, no está nada clara, en el eje izquierda-derecha. Sin embargo, tengo por costumbre sospechar que quien parece de izquierdas es de derechas. Sus votos parecían ser reclutados en dos ambientes totalmente diferentes: barrios ricos de Barcelona o periferias más bien pobres. En el eje nacionalista es donde parecen moverse mejor: son españolistas, pero son un fenómeno típicamente catalán que no se da en otros sitios de España. Podrían tener relación con fachendosos con aspecto demócrata (Foros de Ermuas) de gran repercusión mediática, pero eso no se traduce en partidos parecidos, hasta el 2007, pasadas ya Elecciones Locales y Autonómicas en España. Su discurso se basa en el bilingüismo, pero no acaba de funcionar, porque donde ellos dicen que los partidos catalanistas hacen monolingüismo en catalán a nivel oficial, la respuesta siempre es, y no está ni mucho menos exenta de razón, que aparte de la televisión pública y parte de la programación de canales de tele privados, y las radios, lo demás es todo en castellano (teles generalistas, prensa escrita o cines, entre otros). Sobre esto se puede hablar mucho, y ¡oh, maravilla! con datos, pero no pienso hacerlo porque sería romper una gran tradición.

En este caso, tenemos un partido nuevo que se pensaba que iba a entrar con fuerza en los municipios pero que no fue así. Entró por sorpresa en el Parlament y por sorpresa no entró en casi ningún municipio. Tampoco se puede decir que ese partido haya hecho nada destacable, aparte de tener a un miembro en una tertulia política de Teletaxi. Ya ha conseguido tener un par de crisis internas, expulsión de militantes, boicot de Losantos, que sería su valedor mediático...

Sin embargo, otros dos partidos sí que entran con fuerza en los municipios:

CUP: Candidatures d'Unitat Popular. Se trata de un partido ya existente en los años 90. Incluso entonces habían pactado en el Bages con Iniciativa per Catalunya (entonces aún no era una sopa de letras). Y su opción es básicamente independentista, una vez que ERC, como suele suceder con los partidos institucionalizados, abandonan sus tesis. En bastantes localidades del interior de Catalunya, localidades de tamaño intermedio (7000-20000 habitantes, nada para el Área Metropolitana pero capitales de comarca en sus territorios), las CUP entran en los Ayuntamientos. Toda una novedad.

PxC: Plataforma per Catalunya. Partido que inaugura un nuevo eje: el de la inmigración-xenofobia. Partido xenófobo que ya había obtenido representación en zonas de frontera, como la localidad de El Vendrell, pujante ciudad en lo económico que basa su crecimiento en la construcción en un término municipal de los más extensos que existan. En las anteriores Elecciones Municipales, el discurso entorno a PxC se movió entre: "huy, qué mal" y el "son cuatro gatos". Incluso en el 2006, pude oír algún comentario jocoso sobre PxC ("sí, allà, al Vendrell en tenen un"). En el 2007, entran, a veces con fuerza, en Vic, El Vendrell (CiU dijo que pactaría con PxC, toma tomate) y algunas localidades entre Osona y la provincia de Girona.

Ernest Maragall, con esa boca que podría tener grapada y no se perdería nada, conseller d'Educació y hermano de Pasqual Maragall, advierte en julio de 2007, en Sabadell, a micrófono cerrado (aunque un político no debería decir imbecilidades, y por eso lo escribo) que "compte amb això de repartir els alumnes d'origen immigrants per les escoles, que ja veieu com han anat les Eleccions on s'ha fet". Hacía referencia al caso de Vic, ampliamente difundido en la prensa, donde se habían repartido los alumnos, básicamente marroquíes de origen, entre las diferentes escuelas de la red pública. No habían tenido en cuenta que las condiciones de Vic en relación a su comarca, habría hecho necesaria contar con una red de escuelas comarcales para repartir a los alumnos, porque los inmigrantes suelen vivir en Vic antes que en los pueblos circundantes, y los hijos de los que ahora llaman "autóctonos" fueron matriculados en esos pueblos. Maragall no explicó ese detalle: una política pública que no tiene por qué dar soluciones negativas si se piensa bien.

PxC, en todo caso, canaliza esas ideas que uno oye cada día "a los inmigrantes les dan de todo". Canaliza los problemas generados por un Estado de Bienestar residual e ineficiente, descontrolado y sin sistemas de análisis, desarrollo y evalución de políticas públicas, un Estado de Bienestar que básicamente sirve al pillo, al enchufado o al empresario "que cobra menos que sus asalariados" y por eso recibe ayudas. Y con un entorno social lleno de garrulos a los que no les ha servido de nada ir al colegio porque han salido más catetos que si hubieran estado recogiendo aceitunas en Jaen de sol a sol.

Hay otro dato: PxC fue votado por un montón de gente recién empadronados en esas localidades, que procedían de militancias tan respetables como Falange o Fuerza Nueva.

En todo caso, existe una nueva clivella con expresión electoral.

Aunque los medios de comunicación han querido minimizar, igual que los partidos institucionalizados, la aparición de esos partidos antisistema como CUP o PxC, o incluso Ciutadans, lo cierto es que ahí están.

Un sistema de 5 partidos + 1 + 2 a nivel catalán. Y no cuento los partidos locales, a veces unidos entre ellos con desconocidas coaliciones para sus propios militantes.

Aunque de lo que yo quería hablar era de la CORI (COordinadora Reusenc Independent), autodenominado partido juantxista o juantxi. Su líder entra en el Ayuntamiento de Reus, con un partido local (aunque con perspectivas de crecer en otros sitios, ya veremos) de corte cómico (carril bici subterráneo) a la par que crítico (porque en la superficie ya está todo construido y no hay espacio). Su líder va vestido de Elvis Presley. Este tipo de partidos pueden tener un peso en el futuro, entre grupos sociales desideologizados y que ven la política, por un lado alejada de sus inquietudes, por otro lado que les rodea (los medios comunicación hablan básicamente de eso, y si no hablan: les alejan de eso), gente tal vez con ganas de participar pero, sobretodo, con ganas de juerga. Pueden tener un espacio en una sociedad en la que la capital parece Port Aventura y el presidente es Fernando Alonso. Donde El Código Da Vinci es esa constitución quenoshemosdadoentretodos. Le veo futuro entre los grupos "del poble de tota la vida", esa gente que maneja fiestas mayores y decide cuáles son las tradiciones a recuperar. Y entre los grupos, cada vez más numerosos, de gente que tiene la vida material absolutamente repleta a corto plazo (coches, móviles, gps, trastos de todos tipos, viajes "baratos" -últimamente me pregunto si viajar es ahorrar-)

Existe incluso una tele sobre el CORI

El discurso del CORI está plagado de referencias locales: el símbolo de Reus (una flor), bares, calles y demás. A veces da la sensación de que es realmente más cercano que los programas electorales de cualquier municipio, donde se hace referencia a un "Can noséqué" que se han inventado ahora para justificar un nombre tradicional desconocido a un nuevo polígono industrial o a un nuevo equipamiento absolutamente innecesario pero que es un edificio, y el tocho o la rotonda se traduce en votos (se ve que es así).

Pero será interesante saber qué decisiones tomarán. En qué eje se pueden colocar a la hora de votar en los plenos.

En el programa del Buenafuente, después de meses sin verlo de lo malo que era, me encuentro con Ariel Santamaría, líder de la CORI, y le oigo hablar de que él es "juanchi", que la CORI es muy juanchi y que intentarán extender el juanchismo. El concepto, "juantxisme", me encanta. Creo que lo usaré como opuesto a "gafapasta". Es una visión relajada de la existencia, donde todo se puede tomar a broma, y a la vez con cierto rigor. Decía que "juantxi" no era exactamente "friki", sobretodo porque la palabra está muy gastada al haberse abusado de la misma (todo el mundo es friki). No soy el único que habla de tebeos y del juanchismo

Bueno, decía que era un "friki casero" o un "friki cassolà".

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada