20070704

Lo que está dentro

Data Estel·lar loqueéhéh Dimecres 20070604

Woumen-Kouan... ¿a qué nos referimos? A algo sobre Budismo zen.
¿Qué encontramos en Google al respecto? Tres entradas... sólo tres entradas... las tres referidas al artículo de Jodorowsky El Pato Donald y el Budismo zen-. Si alguien sabe como insertar pdfs o ppts o docs sin tener que enlazar con otra web, me lo diga.

Me explicaron Lo que está arriba/lo que está abajo con las siguientes palabras: "está considerado unas de las obras más importantes del cómic". Sospecho que lo dijo alguien implicado... es cómo preguntarle a Raimon Fonseca si considera que lo más grande que hay en el mundo es el tebeo de superhéroes sobre el que escribe en la Biblioteca Marvel de ese mes, el que va a continuación de su artículo.

De todos modos, la explicación fue apasionante. Y entreví que tenía relación, o pudiera o imperativamente debería tenerla, con Los Metabarones (El tatarabuelo, la bisabuela, el padrino de boda, el invitado al bautizo... son algunos de los títulos de esa colección).

Me dispongo a buscar información. Y noto que me cuesta. Al menos por Internet. Acabo llegando a un artículo de Jodorowsky (un tipo que parece que es chileno, lo que significa que es como si fuera argentino: lo sabe todo y no calla ni bajo agua).

Antes de seguir: Jodorowsky, Moebius, El Incal y los Metabarones no son gafapastas, por lo poco que yo conozco de todo ello... lo que no excluye que la evolución los convierta en elementos gafapastables, sobretodo la psicomagia de Jodorowsky, convenientemente adapatada al consumo de masas y, a la vez, con tintes de estilo de vida distintivo del resto. Pero no es el tema de este tema.

El artículo analizaría al pato Donald en una historieta en la que hace de bombero:
El Pato Donald y Jodorowsky. Jodorowsky es el de abajo, el que parece el Agente Maxwell del FBI

Y allí Jodorowsky interpreta que se cumplen dos koans (el 42 y el 44). Para que veáis lo que es el "Terror benéfico", comentaré lo siguiente: a las 18h (una hora y media antes de todo esto) el que escribe esto estaba decidiendo si hacer o no un curso de Els Juliols de la UB del 2007, entre los que se barajaban el 42 (los amazics) o el 44 (la India, aunque casi descartado, en favor del 48) [la numeración es la de un folleto en papel que no sé si se mantiene en Internet]:

Societat, política i comunicació
40. Còmics en guerra: reflex i manipulació dels conflictes bèl·lics contemporanis a la historieta Només inscripció personal o telefònica
41. De l'autòmat a l'humanoide. La robòtica del segle XXI
42. Del Nil a l'Atlàntic i de la Mediterrània al Sàhara: qui són els amazics
43. Dones i poder polític
44. L'Índia, tradició i modernitat en un món global Només inscripció personal o telefònica
45. L'organització territorial catalana: una qüestió irresoluble?
46. La internacionalització i les PIME: oportunitats i amenaces
48. Nous immigrants, nous veïns Inscripció tancada
Dado que "inscripció tancada", luego decido buscar info sobre "Lo que está arriba". Interesante el curso 41, que nos plantea el tema de pre-incálico de la supratecnología. Y que uno de los cursos sea sobre "la India" (aunque más dirigido hacia la inversión y el Comercio Exterior que hacia el misticismo, pese a la presencia de Agustí Paniker). Sobre el curso 40, se trata del ya tradicional curso de Antoni Guiral y familia sobre básicamente lo mismo de siempre. Como siempre digo, que no está mal y algo se aprende pero no es necesario pasarse la vida repitiendo lo mismo. En el caso actual, considero un grave error, la no presencia de politólogos o gente de la Cultura de Paz en ese curso. Y no es el único curso de Els Juliols que pasa olímpicamente de politólog@s o socilóg@s en ámbitos que les tocan de lleno. Aparte, las consideraciones ideológicas en un curso que no cita explícitamente los comics y el tratamiento del Vietnam y similares, de tanta influencia en la historieta (supongo que no queda bien si somos "antiyanquis" pero es que hay que tratarlo todo y de una manera distanciada).

De la premisa: hacer un resumen del pato Donald, Jodorowsky pasa a divagar casi en plan Corto Maltés sobre las más antiguas inquietudes de la humanidad: "despertarse totalmente". Y eso a mí me place, puesto que significa que me uno a Donald, a Jodorowsky, a Gilgamesh y a toda la mitología, filosofía y psicología colectiva anclada en las civilizaciones desde el Neolítico cuando apago el despertador por la mañana. Mi inquietud, sin embargo, es muy otra, como ser más avanzado: no quiero yo "despertarme totalmente" sino evitar "ser despertado ni poco ni mucho" y conseguir pasar el día aparentando estar despierto pero continuando "dormido parcialmente". La función de la "apariencia" es una necesaria práctica para evitar el castigo de las instituciones sociales, influidas por Asiria o Sumer, aun hoy en día cuando el pan no es pan porque está hecho por panificadoras que destruyen la Revolución Neolítica.

Reconozcamos a Jodorowsky su capacidad para enrollarse persianeramente: un reto para la Maginoteca. Citando un tebeo, del cual no se ríe, sino que simplemente describe para luego analizar los segmentos que a él le parecen relevantes... y esa capacidad de "evitar la burla" de aquello que es diferente ya es mucho. Me refiero a que cuántos de los lectores de las jodorowskiadas o de las moebiuadas leerían sin prejuicios un tebeo breve del Pato Donald, por ejemplo. Es decir, el propio texto de Jodorowsky, si lo entiendo bien y no hay ningún mensaje socarrón negativo enterrado contra una historieta probablemente irrelevante de las miles que tendrá el Pato Donald, nos da pistas sobre una actitud no-gafapasta, que a la vez es holística, completiva, y a la vez es muy específica (nos dirige hacia un tema místico-moral-religioso, no sé cómo llamarlo, al tema del Budismo zen). La locución "no-gafapasta" la pongo porque un mensaje anterior sobre lo gafapasta era demasiado generalista. Aquí apunto a algo que es o no gafapasta, a la espera de retomar en alguna ocasión ese apasionante e inabarcable tema. No tiene que ver con si a mí me gusta o me cae bien Jodorowsky o el elemento que sea porque no: de hecho, a mí Jodorowsky me parece un listorro vendedor de humo en fascículos, en general. Si por mis gustos o disgustos fuera, Jodorowsky sería el gafapastorro mayor del reino. Pero tiene un punto profundo que lo aleja de la superficialidad gafapastosa.

Sigo con el texto de Jodorowsky... y pensando ¿cómo catalogo este mensaje? ¿Tebeos, otros, gf...?... El autor hace una interpretación de orden moral que podría ser perfectamente aplicable en la asignatura de Ética o de Religión o de Educacion Cívica: qué es lo que se tiene que hacer y lo que no, qué actitud es la correcta, esas cosas que se inculca continuamente a la infancia, y que por eso es utilizada en una historieta del Pato Donald y que me gustaría leer, ya por aquello de ir a las fuentes, pero es como el Woumen-Koan, por volver al inicio de nuestro artículo: que en Internet, lo que está dentro no es todo, lo que existe pero no todo lo que existe está dentro. Y sobre el auto-referencialismo de Internet y de Google también habría mucho que hablar: picas "Woumen-Koan" y te lleva al texto que habla sobre ello pero no a ese texto que es una lista de koan... Vaya...

Según quien podría decir: vaya con Jodorowsky, qué listo, nos mete dos parábolas "chinas" y las mezcla con el Pato Donald. Vale, sí. Por una parte, así es: abusa de la comparación entre un texto de la cultura de masas con otro de la cultura esa que ponen con mayúsculas de madrugada en el Canal 33. Cierto. Pero también es cierto que hace el esfuerzo de unir dos mundos que parecen en unos contextos sociales autodenominados intelectuales como imposibles de comparar, de acercar o de comprender: o vas con unos o vas con otros. O lees tebeos de patos o filosofadas tibetanas. Jodorowsky hace las dos cosas y se aprovecha de la casualidad, de un hecho aparentemente bello y fortuito

3 comentaris:

Pirluit ha dit...

¿Te has leído "El Tao de Pooh"?
¿El Paniker místico no era Raimón?
¿Verdad que soy una preguntona?

maginelmago ha dit...

No. ¿Qué es?

Paniker hay unos pocos. Yo he
asistido a conferencias de dos diferentes, por lo menos, y no sé si realmente hay muchas diferencias más allá de las aparentes.

No.

Pirluit ha dit...

"El Tao de Pooh" es un libro en el que se revisan las historias de "Winnie The Pooh" (las originales) analizando su contenido y relacionándolos con conceptos del Tao Te Ching.
Por ejemplo, cada animalito del bosque (el Búho, el Conejo, Piglet, Kanga, etc.) está relacionado con un ámbito de la personalidad humana (el intelecto, el temperamento artístico, etc.)
Al osito Winnie, de perfil bobalicón e ingenuo, lo relacionan con un término chino que, sonando casi igual que su apellido, significa "tarugo de madera sin pulir" (o sea, el hombre primordial, en estado puro), que se supone que es el que está más en contacto con la sabiduría y la realidad de las cosas, ya que su experiencia es directa e intuitiva y no utiliza los procesos mentales para filtrar y adulterar los conocimientos, etc. (todo muy zen).
Cosa que me parece muy traida por los pelos, porque en realidad el autor de estos poemas se basó en su hijo Christopher Robin y en su colección real de animales de trapo para crear los personajes, y Winnie The Pooh se llamaba así en honor a un cisne del parque, favorito del niño, que se llamaba de la misma manera.