20210909

Fascismo e Incultura: quema de Tintín, Astérix y Lucky Luke en Canadá

 Data Estel·lar llegeixosensecremar Dijous 20210909

¿Son los tebeos, los chistes gráficos y la ilustración el eslabón débil y más molesto de la cadena?

La nueva censura y mezclada con el nacionalismo. Es algo que tengo cada vez mas claro y que voy escribiendo cada vez más, sobretodo durante el 2021. Para simplificar y llevando el caso a España: cuando fallezca Ibáñez, la editorial dejará unas 20 historietas censuradas en dibujo, vocabulario y temáticas que considere una peligrosa élite de filopedagogos que es lo que le conviene al lector. 1984, Farenheit, Un Mundo Feliz... pero lean quiénes llevaron a cabo esas sociedades distópicas, lean, que nunca se dice

El humor de esas series que da a diestro y siniestro no es contemplado, claro. 

En realidad, eso se añade a una vieja tradición escolar de tirar libros a la basura porque "ha llegaolinterné o totésalnúvol o eselmismolibroqueleiyoenelcole", grandes argumentos de las Ciencias de la Educación, etc.


Esperan los dueños del copyright que hayan sido ejemplares comprados y no robados.


Tintin en América es básicamente benevolente con los indígenas norteamericanos porque a Hergé le gustaban las historias de indios, con una página EXCELENTE y aún no superada por la cual los autóctonos son convertidos en extraños y expulsados por el autodenominado progreso[ WASP. Vamos, algo con lo que se pueden haber sentido identificados pueblos enteros de todo el planeta... menos los de la organización canadiense.

¿Qué tomos de Lucky Luke se quemaron?


Es misterioso cómo la expansión de la alfabetización y la escolarizacicón universal está llevando a las más altas cotas de incultura que se hayan dado antes en el planeta Tierra. No hablo solamente por Canadá.

En vez de atajar las raíces del problema, se queman libros y tebeos humorísticos. EXCELENTE. NO ESPERABA MENOS Y NO PODÍA ESPERAR MÁS.


Noticia de El Mundo 20210909 por la agencia AFP Queman en Canadá 5.000 libros de Astérix, Tintín o Lucky Luke por "mostrar prejuicios contra los indígenas"


¿Deberían quemarse los cómics de Astérix y Obélix por considerarse una ofensa para los nativo americanos? Esta polémica ha despertado tras salir a la luz la quema de libros que se llevo a cabo en un colegio canadiense, durante una ceremonia para pedir perdón a los indígenas, en 2019.

Una asociación de escuelas canadienses de habla francesa ha decidido retirar 5.000 libros infantiles de las estanterías de su biblioteca al considerar que "mostraban prejuicios contra los pueblos indígenas". Entre los títulos en llamas: Tintín en América, Astérix en América, tres álbumes de Lucky Luke... pero también se encuentran novelas y enciclopedias.


Durante una ceremonia [akelarre-, ¿qué famoso grupo del siglo XX hacía quemas públicas de libros no aptos para la raza?],se quemaron algunos libros en una de las escuelas para trabajar por la reconciliación

[ESO ES PURO FARENHEIT]
, según reveló Radio Canadá. Los partidos políticos no han dudado en denunciar esta 'caza de brujas' nada más que descubrir el suceso.



En un vídeo dirigido a los estudiantes se explicaba el proceso para enterrar las cenizas del racismo, la discriminación y los estereotipos, con la esperanza de que crecer en un país inclusivo en el que todo el mundo pueda vivir de manera próspera y segura. Había otras ceremonias previstas por esas fechas, pero no pudieron celebrarse debido a la pandemia.

"Se trata de un gesto de reconciliación con las primeras naciones y de una apertura hacia las otras comunidades presentes en la escuela y en nuestra sociedad", ha justificado a la radio nacional Lyne Cossette, portavoz del consejo escolar de esta asociación [en concreto, según in: Conseil scolaire catholique Providence (Csc Providence, desde 1990 y solamente sale la inquisidora cuando el escándalo de las tumbas de niños en colegios católicos... oh, casualidades)

eil scolaire catholique Providence (Csc Providence)

, en referencia a esas obras que califica de "contenido anticuado e inapropiado".

Ante esta polémica, el grupo de escuelas anunció el miércoles que suspendía la destrucción de otros casi 200 ejemplares que estaban siendo evaluados, según admitió la junta.

Esta revelación ha acontecido en un momento en el que el país se ve sacudido por la exposición de una parte oscura de su historia y una política de asimilación forzosa de las primeras naciones. Por lo tanto los líderes de los principales partidos han reaccionado ante este evento. Todo esto, muy cerca de las elecciones del 20 de septiembre
"Nunca estaré de acuerdo con la quema de libros", ha afirmado el Primer Ministro Justin Trudeau, pero ha destacado la importancia de la reconciliación con los indígenas. Erin O'Toole ha prometido que el gobierno conservador estará comprometido con la reconciliación, aunque ha asegurado en Twitter: "el camino de la reconciliación no pasa por derribar Canadá. Condeno enérgicamente la quema de libros". El líder del Nuevo Partido Democrático (NDP, izquierda), Jagmeet Singh, cree que "hay que cambiar el enfoque de la enseñanza de los niños".

El país aún se tambalea tras el descubrimiento de cientos de tumbas de niños aborígenes cerca de los internados católicos. Decenas de miles de niños nativos, inuit y mestizos fueron ingresados a la fuerza en estas instituciones desde finales del siglo XIX hasta la década de 1990, alejados de sus familias y su cultura. Miles de personas nunca volvieron.

 

¿Como se llama la organización fascista que quemó la cultura? ¿Y cuáles son los nombres de los que participaron en ello, de los lideres, y de los seguidores?

 

Vamos más allá: 

 

The events occurred in at least 30 schools in Ontario

On September 7, a meeting of Francophone parents in southwestern Ontario removed from schools more than 4,700 books, including the stories of Tintin, Pocahontas, Asterix, along with history books that they described as obsolete, as well as biographies of European explorers. They were condemned, among other things, for allegedly containing cultural appropriation and offensive messages against Canadian Indigenous Peoples.

Lyne Cossette, who served as the board’s spokesperson for the Canadian National Post, stated that the intention was to carry out an act of reconciliation with indigenous peoples, which were also included throughout the process, including the selection of texts.

This is not the first time that such an event has occurred in southwestern Ontario, this same board of parents held a similar act in 2019 which they named as the “purification of flames” ceremony and they could not do it in 2020 due to the pandemic , reported on Radio Canada.

This year, explained Cossette in the interview, the burning would bear the name of “Return to Earth” with the intention of sending messages of “openness and reconciliation”, replacing books with “obsolete content with negative stereotypes” by others with more positive and inclusive. On this occasion, the ashes of the books they managed to burn were used as compost to plant trees.

Similarly, Radio Canada released a 165-page document that included a detailed analysis of all the books that were withdrawn and the justification for each decision. NO ENCUENTRO DICHO DOCUMENTO pero para decir "que los indios no hablaban con infinitivos o que no iban todo el dia con plumas" espero que no le hayan pagado un dineral a ningún amigastro del régimen.

Political responses

Faced with these events, the main Canadian politicians spoke out, starting with Prime Minister Justin Trudeau, who pointed out that “on a personal level, I would never agree with a book burning” and opined that “it is not for non-indigenous people to tell how indigenous people should feel ”.

Other leaders such as Yves-François Blanchet, from the Bloc Québécois party, and Erin O’Toole, from the conservative, said respectively that “we expose ourselves to history, we explain it, we demonstrate how society has evolved or should evolve” and that “a government Conservative will be committed to reconciliation. But the road to reconciliation does not mean bringing down Canada. I strongly condemn the burning of books, ”he tweeted.

An uncertain ending

Thanks to the controversy, the book burning was suspended in the face of protests and another 200 volumes apparently managed to be saved. “We regret that we did not intervene to ensure a more appropriate plan for the memorial ceremony and that it was offensive to some members of the community. We sincerely regret the negative impact of this initiative, which is intended to be a gesture of reconciliation, ”said Cossette.

 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada