20150130

Informe Corrupción Universitaria ¿ya?

Data Estel·lar acopiaryabeber Divendres 20150130

Quiero que el 2015 sea el año del Informe sobre la Corupción Universitaria. A ser posible antes de junio.

El caso de Monedero y su currículum comienza a destapar un fraude mayor y de consecuencias imprevisibles.


¿Quién entra a trabajar en la universidad?

Hombre, señores y señoras muy sabios con una luenga barba blanca que están haciendo experimentos. Sí, claro. Son sabios despistados, ajenos a la realidad social circundante.

Entonces, ¿cómo es que todos los carguillos de los partidos son profes, catedráticos y doctores universitarios? ¡Qué casual que alguien que sea catedrático de Física tenga un gran interés por la política en el PP y en VOX! Que, siendo doctor de Ciencias de la Información hayas sido conseller por ERC. Que seas catedrático de Economía y te hagan ministro de Defensa o jefazo de Caixa Catalunya.

¿Habéis pasado por la universidad? Es un espacio inmenso, repleto de máquinas de café y de fotocopiadoras, con varios bares, alguna biblioteca, salas de ordenadores, y aulas sin alma. A los profesores se les ve muy de tanto en tanto, casi nunca por los pasillos, casi nunca en los despachos porque están en contadísimas horas y varios de ellos se pasan cuatrimestres en otras partes del mundo (así que no suspendas en febreo, si necesitas consultarle algo en persona hasta el examen de julio). El profesorado está alejado de los alumnos pero no de todos, sino de la mayoría. 

Para ser profe de la uni o para hacer un doctorado aparente se necesita mucho trabajo, mucho quebradero de cabeza, mucho... pero entonces lees tesis doctorales (hacedlo) y escuchas a docentes, en clases, en conferencias, en tertulias de la radio, en entrevistas, en artículos de prensa... y muchos no saben expresarse o la calidad de lo explicado es muy limitada. ¿Han hecho una tesis sobre tal tema y han explicado esto? Claro: es su trabajo. Una tesis sobre el trabajo de su consejería, o sobre su trabajo como diputado o sobre una revista periódica en la que estuvieron. Flipante. O sobre un tema para lo cual te han tenido que llevar de la manita. 

Pero hemos dicho que los profes son gente alejada: ¿cómo te llevan de la manita? Y ahora que hay internet, miras biografías, de dónde proceden, a qué dedican el tiempo libre. Y comienza uno a hacer la red social, osea, quién está vinculado con quién y por qué razón. Y estos dos son de tal partido político. Se conocían o fueron presentados. Y muchos acaban pululando, quejándose porque cobran poco, porque no cotizan, pero nunca se van a trabajar de mozo de almacén o de auxiliar administrativo. Se quejan en público ante los demás, igual que muchos concejales se quejan de su trabajo con el objetivo básico de desincentivar a los posibles competidores.

Irán pasando por fundaciones, centros de estudios, despachos, consultorías, grupos de análisis, cosas que suenan chulas donde igual ejercen investigaciones estimulantes o simplemente pasan el rato hasta que cambia el gobierno y se dirigen a otro lado. Siempre hay que negar conocer a los demás colocados: no, es que "entra por otra puerta", he llegado a escuchar.

Pero es imposible competir: los caminos están marcados. Familiares, parejas, amistades, colegas de partidos o de otros partidos o que tengan tal trayectoria (de tal colegio de curas, de tal instituto), tienen preferencia.

Y si saben y estudian, mejor. 

Pero si no eres de esas sectas, estás fuera. Como esperanza en la mejora de la calidad de la sociedad, propongo la hipótesis nunca satisfecha con resultados de que no dejaran escapar a los que no tengan enchufes pero tengan unas notas buenísimas y unas aptitudes fuera de lo común. 

Pero eso no importa. La cuarta revolución industrial, la macdonaldización no está enseñando que cualquiera puede hacer lo que sea. 

Lo importante es que, con 22 años ya te pongan en un puesto de mando. Eso es lo relevante y lo que sirve para abrirse paso a codazos. Lo demás son fruslerías.

Ayuntamiento sociata: todo el que haya desde el barrendero hasta el técnico de economía será sociata.
Donde el núcleo duro sean independendistas, ya sabes lo que toca.
En las universidades de la ultraderecha del Opus, está todo dicho.

No vale sospecharlo, no vale imaginarlo; ni siquiera vale autodefinirse como tal. Hay una serie de estrategias ocultas, de mensajes mudos, de formas de actuar, de expresarse oral y gestualmente, que son de cada grupillo. Las referencias de autores y libros no se citan por prestigio, sino por afinidad: los más prestigiosos entre los afines. No se valora a tal escuela de pensamiento por cualquier cosa. No se ansía estudiar en tal país o universidad extranjera por curiosidad, sino porque es un paso más en el movimiento de consolidación socio-ideológica. Siempre que sea, cobrando, claro.

Si vas al Quebec a estudiar es porque el camino que te han marcado es que hay que estudiar como desactivar un proceso independentista o cómo activarlo, aunque vayas a un grupo de investigacón sobre Veterinaria. Más aún: es que, dudosamente, te ofrecerán plaza e información útil si no vas en ese plan.

No haces húngaro por curiosidad o porque es un idioma que puede ser de futuro para encontrar un trabajo sino porque te dan un trabajo que hace que el húngaro ya esté valorado. Sin húngaro, otro no entraría pero tú entrarás porque te darán un curso de húngaro. 

Eso explica por qué tanta gente con esto y con lo otro, no nada. 

O por qué tal individuo maldiciente, inútil, malcarado, es mantenido en su puesto contra viento, marea y EREs. 


Oh, y las oposiciones y los concursos y las publicaciones y las presentaciones de tesinas. Si están en familia, no se van a pisar la manguera. El problema, como le oí una vez a alguien, es estar dentro: "lo importante es haber entrado". A partir de ahí... 

Si no dispones de esos, ejem, recursos sociales, contactos profesionales, muy difícilmente conseguirás el acceso real al profesorado, a los grupos de investigación o de formación o incluso información clara sobre masters o postgrados. En cambio, revisad currículums de concejales, alcaldes y candidatos varios con adecuadas formaciones del tipo "master de liderazgo" o "de comunicación política". Pero lo mismo podemos verlo con "curso de inglés megacaro" para una jefecilla de una fundación mientras se le quita la formación de "inglés birriosuyo howdoyoudo" al resto de empleados.

 O se envía a Alemania al hijo de uno de los que mandan para que vuelva como un chaval joven que tuvo la osadía de irse sin saber alemán, formarse allí y así volver como nuevo contraalmirante, en tanto se niega lo mismo a otra gente que ya tiene esos conocimientos de alemán o de autocad.

Propongo el siguiente ejercicio: listar los profesores de todo tipo de las universidades de todas las facultades y mirar sus biografías, cuántos de ellos tienen vínculos con partidos, cuántos de ellos tienen vínculos con el mismo partido en la misma facultad, cuántos de ellos pasan a tal otro estadio (prensa, fundaciones, etc.). 

Después se pondrán moños pero ¿por qué nunca hay universidades españolas entre las mejores si los alumnos trabajan más que en ningún lugar del mundo?

 El precedente que se está creando lleva a que varios tertulianos comiencen a decir que "en la universidad ya se sabe cómo se entra". Demonios: llevan 20 años callándoselo y ahora, ellos, que trabajan allí como empleados de la agencia de colocación de algún partido, resulta que, ahora, piden transparencia, no vaya a ser que hagan limpieza. Que dudo que la hagan ni Podemos ni Pidamos. Ojalá, pero lo dudo mucho. Hay muchos amigos, vecinos, conocidos, saludados, excompañeros de partidos, compañeros de partido, gente muy válida a la que no hay que molestar o que siempre tendrán el beneficio de la duda o la irretroactividad de la normativa desfavorable.
 

Monedero es un tipo al que nadie conocía antes de ser miembro de Podemos y, por tanto, un peligroso elemento para la estabilidad de un régimen corrupto. La prensa vocera de la ultraderecha, que incluye ¡caramba! tanto a La Razón o el ABC (los gemelos univitelinos) como a El Mundo como a El País a ratos (accionistas: Banco Santander, Caixabank, Telefónica), se dedica durante enero del 2015 al ejercicio de demostrar que es corrupto el miembro de un partido extraparlamentario porque sus encuestas lo citan como el favorito entre un creciente número de electores, así que hay que ir contra ese partido. Luego ya saldrá el mentiroso de turno diciendo: "nos pasamos un poco, pero así es la política, fue una estrategia y no pasa nada" (frasecitas oídas ministros tipo Trillo o a jerifaltes tipo Pujalte o Miguel Ángel Rodríguez).

Monedero, Errejón, Iglesias: metidos por vínculos partidistas. Que podían ser listillos y empollones, pero con el vínculo. Y les han salido rana y se enfrentan al propio régimen que los ha creado. Sí: han creado un monstruo.

Tal vez sea una forma de publicitarlo: ellos saben que si hablan mal de él, muchos lo adorarán, así que el verdadero rival, el PSOE, se hundirá más y la victoria del PP será más fácil. Pero siempre está el problema griego: el de en qué momento hay un vuelco electoral, a partir de cuántos votos, en cuáles circunscripciones y con cuánta abstención. Seguramente eso lo explican  ocultos modelos matemáticos sencillos pero con fórmulas raras para desincentivar a los que no saben de qué va el tema. 

El diario El País (, ayudado por la Cadena SER en su revista de prensa (cuando menos), dice que Monedero falseó el currículum, además de que cobró mucho y que no sé quién de qué universidad no lo conocía. Y le dedican una portada. La Universidad de Puebla desmiente al prestigioso diario El País.
Algunos tuiteros se echan unas risas, pero no son los únicos, creo yo (ver dos párrafos más abajo)

la directora de comunicación institucional de la universidad confirma que Monedero participó como profesor invitado durante "cinco veranos" (2005-2010),

La idea soterrada es que, además de no pagar impuestos y usar ingeniería financiera para estafar, es un leninista (Guerra Civil, quema de iglesias) que cobró ilegalmente y sin decírselo a su universidad, y además no podía cobrar porque tenía noséquédedicación exclusiva, y encima cobró del malvado Hugo Chávez, el diablo rojo que amenaza al mundo libre desde su sarcófago. Pero además el chavismo lo odia por traidor. Osea, que lo tiene todo el tío, oigan. Y que es un nuevo Luis Roldán, el jefazo de la Guardia Civil que no devolvió el dinero que robó y que se tiene que pegar unas risas que no vea: falseó el currículum ante doctores y catedráticos del PSOE. Hizo todo tipo de ilegalidades al mando de una organización policial encargada de hacer cumplir la ley. Ah, y la modernizó. Roldán, del PSOE, marcó el camino a seguir. 

El párrafo anterior es un compendio de lo dicho sobre él en pocas semanas, pero además es un compendio de los delitos y acusaciones habituales de cualquier mandamás de la CEOE, de directivos de banco y macroempresas, de ministros y exministros, de concejales y de estrellas fulgurantes de la escena financiera, del ladrillo y la subcontratación. Osea, que Monedero resumiría a los ídolos de la prensa salmón y sálmon.

Monedero desmiente con fotos y nos enseña que hay que hacerse fotos de todo por si alguna vez nos quieren hacer ministros.

La Razón incluso lo acusa de esperar el metro. 



Y encima va tapado. Lo vi primero en @PepeLee desde Tremending Topic del diario Público  pero no sé el origen de la siguiente imagen. Como dijeron en el Polònia del jueves 20150129, con un Aznar desbocado: "es ETA". Todo lo que no le gusta al PP es ETA.



Monedero es peligroso en el metro cuando lo habitual es que el metro sea peligroso para los monederos. Los tiempos están cambiando: el miedo ya no está del mismo lado, dicen.