20060125

Bien por el Terrible Turpin

Data Estelar Terriblement Turpiniana: dimarts 20060125

Jack Kirby define a un personaje cliché como el Terrible Turpin en tres viñetas, convirtiéndolo en imprescindible. Cuando lucha lo que quiero es que gane a los malos... que son Nuevos Dioses, del Universo que Kirby creó para mayor lustre de DC, a principios de los setenta.

Por un lado es un policía, tal vez de origen irlandéz, gordo, fofo, feo... espero que no hagan la película porque no pondrían a un actor así. Por otro lado, lo sabemos todo de él porque lo hemos visto en cientos de pelis: tiene un sueldo de policía, siempre quiso ser policía y siempre lo ha sido. Su código de conducta es intachable (en alguna película hemos sabido que el último tramo de su vida laboral lo puede llevar a la corrupción). Todo eso no es necesario que Kirby lo susurre. Ya está ahí, en la mente de un lector tipo. No dejaría de ser otro personaje cliché. Pero luego el autor tiene el valor de hacerle decir que la guerra de los dioses de Apokolips contra los de Nueva Génesis no es más que otra guerra de bandas. Lo que un crítico hubiera comentado - bah, una historia de tiros entre gangsters pero con gente de otro planeta-, Kirby se lo hace decir a un personaje que se convierte en protagonista en cada una de sus apariciones.

Y encima cuando aparece no se representa tanto a él mismo como a todo un sistema de organización social de la Era Industrial. No es el típico policía que se vale de él mismo para hacer lo que sea, sino que acabamos comprobando que él no es más que el eslabón visible de una cadena logística. Es como el representante de los humanos organizados, tal vez del Sector Público o de lo que serían los restos del keynesianismo económico o del sistema del New Deal, montado por Roosevelt, de una especie de Estado del Bienestar, puesto que el Terrible Turpin es un funcionario (es policía) . Todo esto va aparte de que a él le gusta volver a reverdecer su época en la que luchaba contra las bandas (es decir, contra los que no aceptaban el monopolio de la violencia legítima por parte del Estado, de orden interno). Esa lucha contra unos poderes internos (mafias, guerrillas, terroristas, revueltas aristocráticas) que se oponen a un poder único que monopolice la violencia (y evita lo que Hobbes denominó la guerra de todos contra todos) formaría parte de una primigenia formación del Estado. Ahí estuvo el Terrible Turpin en la antigua ciudad de Metrópolis de los años 20-30-40. O, por así decirlo, los problemas que la Economía y la Sociedad estadounidense habían tenido eran internos (Crack del '29, Depresión de los años 30)

La aparición de los Nuevos Dioses, con el medio de transporte ultratecnológico conocido com Boom Tunel nos pone de cabeza ante unos problemas "sobrevenidos" o exógenos, como dicen los economistas. A principios de 1970, la economía estadounidense comienza a tener problemas de otro estilo. Otras economías, como Alemania o Japón, comienzan a competir seriamente con la de Estados Unidos. La guerra contra Vietnam. La inminente crisis energética (1973, la OPEP hace subir los precios del petróleo, usado como principal energía y materia prima) en un contexto de guerras árabo-israelíes... El fin del Sistema de BrettonWoods... Nixon devaluando el dólar en ¿1971? y creando el sistema de cambio fiduciario, en el cual las monedas ya no dependen de una moneda fuerte como el dólar ni de metales preciosos (oro, plata). El contexto de Metrópolis ha cambiado: los extraterrestres han llegado de golpe nadie sabe de dónde ni cómo y han convertido Metrópolis en una zona de crisis constante, de cambio. Pero el Terrible Turpin sigue allí con su antigua idelogía pero conectado a una central de energía. En el contexto europeo, la crisis fiscal amenazará el Sistema del Estado del Bienestar que había permitido el crecimiento económico y la paz social desde 1945.

El Terrible Turpin acaba medio moribundo, si no del todo. El sistema económico keynesiano y el sistema de políticas públicas asociado (Estado del Bienestar, New Deal, etc.) o sale mejor parado. El paradigma económico keynesiano basado en la intervención pública en la Economía fue superado por el paradigma neoclásico o neoliberal, basado en la menor intervención pública. Radicalmente lleva a la eliminación del Estado, a la privatización de todos los servicios públicos sean los que sean (véase la Organización Mundial del Comercio o el Fondo Monetario Internacional). Pero en lo que llevo leído de la historieta de Kirby, el Terrible Turpin parece tan eficaz o más (atrapa a Kalibak) que la Banda de O'Ryan, que serían un grupo de individuos que actúan por iniciativa privada. Eso da que pensar sobre la ideología de la seria "New Gods".


Por un lado, pienso que representa lo que serían las Políticas Públicas, el Estado del Bienestar pero, por otro lado, no es menos cierto, al contrario, que su cometido básico es la defensa de la población, una política pública básica que conforma el Estado Mínimo ultraliberal. Pero considero que es más cercano a un modelo de Estado del Bienestar (keynesiano, socialdemócrata, relacionado con el New Deal) por el hecho de que él aparezca como eslabón de una cadena más amplia, de una organización conformada tanto por Turpin, que un jefecillo de la policía, como por otros mandos, otros policías, y la aparición de elementos que no forman a priori parte de la violencia, como es la utilización pública de la energía eléctrica, procedente posiblemente de empresas privadas, o por lo menos, destinada al consumo privado, es decir, que la colectividad cede parte de su propiedad al Estado -como serían los impuestos directos, por ejemplo- para lograr un beneficio general mayor que el obtenido de forma individual.

Bueno, esto es una explicación semi-politológica, semi-economicista, semi-sec sobre la ideología que podría haber detrás de "Los Nuevos Dioses" y del Terrible Turpin. Se suele decir que Stan Lee era más bien liberal, que intentó captar el cambio social en Estados Unidos, con la incorporación de negros con papeles protagonistas (en un contexto de lucha por los derechos civiles, vulgo de lucha contra el racismo) o con la visibilización de la mujer en ciertos aspectos (no sé si lo consiguió pero el papel de la Mujer Invisible tiene momentos decisivos en las primeras historietas de Los 4F). Tal vez Jack Kirby también fuera liberal.

Nota: en un contexto estadounidense, "liberal"="centroizquierda", "conservador: centroderecha".

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada