20080404

Shock del Pantano: Alan Moore en Bruguera

Data Estel·lar ycreedenlascasualidades Divendres 20070404

Resulta que me encuentro con la famosísima La Cosa del Pantano y me digo, 2*1 a un precio tirado, hay que probarlo. Lo leo. Supongo que es una redistribución reconvertida en falso coleccionable de kiosko que nos ofrece Planeta deAgostini a aquellos pocos que aún creemos que los tebeos se deberían vender en sitios que nos pillen de paso por la calle. El número 1... pfff... la mitad no lo entiendo y la otra mitad no vale la pena entenderlo. El segundo número tiene guión de Alan Moore. En concreto, se trata de dos historias relacionadas, una a continuación de la otra. En la primera de ellas, nos intenta convencer de que es un guionista del montón y no ese magnífico guionista del que nos hablan las crónicas. El dibujo, ni en el número 1 ni en el 2, en ninguna de las 4 historias vale la pena, y ayuda a pensar que el guionista es un rellenador de letras.

La última historia, la segunda del número 2, Swamp Thing 21, es algo más interesante.

Yo paso de todo el rollo ese de cristales de rascacielos y lluvia que nos hace recordar mientras uno se traga un vaso de contenido alcohólico. Y aún paso más cuando el dibujo tiene unas rayas que no sé si son sombras o qué. No entiendo por qué el dibujo es tan deslavazado. La verdad es que no distingo de quién es cada cara.

Pero aquí la idea que nos muestra el guión está bien. Incluso aún dejando que el lector sepa la solución al enigma, lo cierto es que yo no he notado que se alargue innecesariamente (8-10 páginas) el texto que explica el enigma propuesto (cómo Holland se convirtió en La Cosa del Pantano, suponiendo que lo hiciera). Otro dato interesante es cómo el lector tiene acceso a un conocimiento científico tan difícil que uno de los protagonistas no puede entender, y así se nos dice explícitamente en el texto. Curioso: coloca al lector en la posición de un científico formado especialmente para entender análisis científicos complejos, y se hace mediante la comparación con uno de los protagonistas, que cree que entiende lo que no entiende. También es posible que yo halla leído demasiados tebeos y por eso lo haya adivinado con varias páginas de antelación pero, por lo mismo, me planteo que esa solución pudiera haber sido revertida en números posteriores, por el mismo guionista o por otros.

De todos modos, esa explicación sobre el origen de La Cosa del Pantano no me disgusta. Tendría que ser fiel a mis orígenes y destripar la historia...

Debería decir que he leído La Cosa del Pantano por la influencia de Superlópez... de aquella aventura turística del SHSL4 cuyo título todos recordaremos... menos yo, que he tenido que ir a copiarlo del tebeo: La Cosa del Pantano, El Flautista de Hamelin y otras soserías. (punto incluído en el título). Esto me recuerda que estaría bien que Jan recuperase a algunos personajes de Hotel Pánico para alguna otra historieta (por ejemplo, a Eutanasio y Eustasia) para ver cómo se desenvolverían en algún otro entorno.

No, la verdad es que lo leí por ver qué era eso de la línea Vértigo que hace tantos lustros que veo por tiendas y que a la gente le gusta tanto. Bueno, mis dudas quedan aclaradas cuando leo "Approved by the Comic Code Authority" en el número 21 USA (portada reproducida en el número 2 de Vértigo, Planeta deAgostini). Gaseosa.

Y, claro, uno iba pensando ¿y éste es el Alan Moore ese tan famoso? Inmediatamente, ¿y yo no tengo nada más de este guionista? ¡Sí, claro!

El Alan Moore Future Shocks Completo. Si vais al FNAC y no lo encontráis, es que me lo he llevado yo (hey, cuidado con lo que pensáis, que lo he pagado). Es de Ediciones Kraken... editorial bactriana desde el mismo momento en que decidí comprarlo porque, tras ojearlo (¡y mira que lo habría hecho otras veces y nunca me había fijado!) observé que hay historietas YA PUBLICADAS EN LA REVISTA MORTADELO ESPECIAL TAL de la Editorial Bruguera, hacia 1986. Alucinante. Resulta que Bruguera también publicó a Alan Moore. Esto sí que no lo sabía. Una de las razones por las que vale la pena comprar algún ME de 1986 es por estas historietas de Ciencia Ficción y Humor que resultan tan raras.


Una editorial bactriana, según mi nomenclatura personal, es una editorial surgida con los restos del material brugueril. En principio lo aplico a editoriales de los años 80, como la que publicaba la revista Pecosa. En principio, son bactrianas editoriales coetáneas, las que se nutren de lo que suelta Bruguera (Marvel-->Forum, que luego dejaría de ser bactriana pero que sobretodo lo es por los dies números del Capitán Trueno). Luego lo serían las editoriales que, una vez disuelta Bruguera, publican, parcialmente, cosas que Bruguera había publicado hacía poco. En mi teoría, el bactrianismo se acaba con la aparición de Ediciones B-Grupo Z. Y, sobretodo, cuando el Grupo Zeta se traga a los autores de Garibolo y a la revista Guai! (de Ediciones Junior-Grupo Editorial Grijalbo pasó a Tebeos, S.A-Grupo Zeta).

Si alguien se preguntase de dónde procede lo de "bactriano", digamos que es algo relacionado con la muerte de Alejandro Magno y la descomposición de su imperio alejandrino en reinos que lo rememoran pero que son débiles y cuya memoria queda eclipsada por el emperador que los antecede. Los reinos helénicos que hay desde Egipto hasta Grecia y que también se dan hasta la India. En algún lugar al Oriente de Persia se formaría el Imperio Greco-Bactriano. De ahí cojo la palabreja. Que me como el tarro pero con clase. A falta de una palabra mejor y más chula, utlizaré "bactriano".

Esto resuelve una de mis dudas. ¿Por qué el ME 209 Inocentes y el ME 203 Mucha Mas-Cara contenían dos hstorietas con el mismo título pero tan distintas entre sí mas con un mismo sustrato humorístico, ambas de Ciencia Ficción, una con extraterrestres y otra con humanos? De hecho, en el número 209 sí sale el nombre de los autores pero nunca le había prestado importancia. Para la segunda historia, una superchula historieta que comienza con la míticaXD frase: "Me llamo Joe Sábado y soy policía"´(¿traducido por Nuria Pedra? es la traductora para la otra historieta). En la versión de Kraken por Julio Lleonart i Crespo: "Mi nombre es Sábado. Joe Sábado. Soy poli", pienso que pierde algo, aunque sea más literal al original. La historieta es sorprendente y, antes de que algún interpolicía lo suelte, diré que es fisina... Más aún, subfisinastrable. Pero no lo voy a explicar hoy eso. Tal vez, en otro instante.

No sé cuántas historietas de Future Shocks salieron en Bruguera. Tiene su aquél el hecho de que la Editorial Bruguera publicara eso cuando ya no le quedaba tiempo y podía decir "no future" con toda tranquilidad. Era 1986 y a Bruguera le quedaban 4 telediarios, en alguno de los cuales salió como noticia laboral y empresarial.

Entonces, también resuelvo otra duda. La autoría real... que yo, tras demasiado cavilar, intentaba atribuir a los autores que salían citados en la p3: o eran Flores Lázaro y Usero, o era Francisco Puerta... tal vez el segundo, el de la pesada Historia de la mafia, aunque el dibujo no se pareciera del todo. Lo que me despistaba era que los nombres fueran ingleses pero tampoco era una novedad: todas las historietas de detectives y muchas de otro tipo tenían personajes de nombres anglófonos. Por cierto, sobre la mafia, existen unos álbumes, que vi en el FNAC un día... y que, aunque el autor no es el mismo (no es español tampoco, pero no recuerdo quién es, ni la editorial, ni pienso buscarlo por Internet). Es posible que el dibujo o que la configuración de la página sea algo mejor, que el color sea más adecuado. Tal vez... pero el guión es el mismo. Los textos siguen siendo interminables. Y la historia sigue cortada en episodios que me parecieron difíciles de seguir porque hablan sobre una continuidad desmentida a continuación. ¿Nos encontramos ante (otra) coincidencia? ¿O es una nueva versión de la anterior?

Una pequeña cosa para aquellos que odiasen el color Bruguera en toda su extensión: no hay color.

Lástima que no sepa poner una imagen al lado de la otra, ¿verdad?

Sí, lástima. Pero tampoco vale la pena preocuparse demasiado.

En la segunda imagen, eliminando el espantoso coloreado brugueril, la nueva edición permite que apreciemos en todo su esplendor aquello que convierte a Alan Moore en un guionista tan bueno: nos enseña que, pese a ser de color blanco o descolorido, Einstein es tan sumamente listo que sabe que es azul... y, sabiendo que es azul sabe que no es humano. Me quedo a colores.

Bueno, pues igual el chascarrillo no hace gracia pero la misma poca gracia hace abrir un tebeo de Green Lantern en negro sin color y que nos digan: "mi rayo verde no afecta a ese misil amarillo". Como lector, el no color afecta negativamente a la recepción del mensaje.

2 comentaris:

Kaximpo ha dit...

Donde tampoco hay color es en la rotulación. Sigo adorando la letra mayúscula de máquina de escribir. Si es sin acentos, mejor, que sirve de pasatiempo. No, no es ironía. De verdad la prefiero a esa otra bastardilla.

jullei ha dit...

Sinceramente, a mi me pareció mucho más gracioso incluir el tono "jamesbondesco"... "Me llamo Bond, James Bond"... Debe ser porque soy fan de ese personaje.

Julio Lleonart i Crespo