20060302

Si Valor y al toro fuera una aventura de Tintín ya tendríamos 10 libros analizándola

El título no puede ser más explícito.

El hecho de sacar un segundo mensaje sobre "Valor y al Toro" es debido al comentario del Señor Ogro (momento de silencio pensando: ¿qué hago yo aquí escribiendo un blog sobre tebeos si hay gente como el Señor Ogro que saben mil veces más que yo? La respuesta me la guardo).

e leí "Valor y al toro" después de "El Sulfato Atómico". Durante un eón -el mejor de ellos- fueron las dos únicas historietas de Mortadelo y Filemón que tuve en álbum de tapa dura tipo "Magos del Humor". No hay ninguna razón para ello pero seguramente que los otros tomos no estuvieran a la venta "en su establecimiento habitual", aparte de ser carillos y de que Bruguera tuvo aquel problemilla de chapar.

De todos modos, ¿qué mejores historietas de MF para tener en tapa dura que esas dos? (Tal vez "El Quinto Centenario" y poco más).

Yo había leído las 4 primeras páginas (aparecen en el 25 Aniversario de MF, el mejor Superhumor del mundo y el tebeo mejor editado de la Historia, dos razones que evocan las razones de que no se volviera a hacer nada semejante entre las editoriales españolas).

"Valor y al Toro" es una historieta muy rara. Las cuatro primeras páginas tienen un dibujo espectacular, al igual que la ambientación. Los dibujos son grandes, y las viñetas se disponen en cuatro franjas o tiras. Tras el primer episodio, las páginas comienzan a ser las usuales de cinco franjas (es como volver un poco a antes del Sulfato) pero el dibujo sigue siendo muy cuidado (véase la barba del Bacterio del final de la historieta).

¿Qué pasó? ¿Cómo es que esa historieta parece de las primeras, de las dos primeras historietas largas pero, a la vez parece de transición? Pues porque las cuatro primeras páginas no eran de una historieta de agentes de la TIA. Y luego ya se dio el giro hacia lo seguro, hacia la industrialización de Mortadelo y Filemón.

Existió una exposición en Barcelona (creo que también en Madrid) en la sede del Círculo de Lectores, con ocasión del 40 Aniversario de MF. Allí se ve claramente que no es Filemón quien debía aparecer en la primera página. Y que Mortadelo fue un pegote posterior, en esa historieta. ¿No es raro que el inicio de la historieta sea protagonizado por el eterno segundón, Filemón, y no por Mortadelo? No recuerdo si había cara en ese personaje que luego fue Filemón o si tenía la cara de otro personaje, desconocido y anónimo.

Si estuviéramos ante "Tintín en Valor y al toro", los tintinólogos nos habrían aplastado bajo el peso de montones de libros explicándonos los qués y los porqués de esa historieta. Así pues, dos mensajes para esta historieta está bastante justificado.

Estoy en contra de aquella opinión que dice que la primera etapa de historietas largas de MF no se tiene que leer porque es una copia de Franquin. Ibáñez toma elementos, dibujos, escenarios, ideas, etc. pero construye historietas diferentes. Y además, cuando se dice "Franquin" se olvidan otras influencias, como las de Peyo, y tal vez otros.

15 comentaris:

Señor Ogro ha dit...

Totalmente de acuerdo, amigo Magin. Excepto en una cosa: no sobrevalores mis conocimientos tebeísticos. ;-)

..Y además, yo soy demasiado vago (o estoy demasiado atareado) para hacer una web, así que agradezco a los que os esforzáis y permitís que otros intervengamos o chinchemos con nuestros comentarios.

Lord Grayworth ha dit...

Yo también había advertido la influencia de Peyo en Ibáñez gracias a los Pulgarcito edición de bolsillo que me compraba(n) de pequeño.
Creo que es bastante evidente en las narices, las orejas, en general el trazo de grosor variable gracias al buen uso de la plumilla, esas formas redondeadas y...disculpen...me estoy poniendo tierno...

;)

maginelmago ha dit...

Lord Grayworth... del blog de caricatos de tarantantán...

Bueno, yo no hablaba de la influencia por la parte gráfica sino por la parte literaria. En latiacomforo se habló de ello. Y tengo ganas de largar sobre el tema otra vez.

A mí también me gustan la peli esa en la que pasan cosas.

Lord Grayworth ha dit...

Tenemos demasiados gustos en común, esto o es muy terrible o es amor, o algo más profundo quizá...

Bueno, pero no me negaráun que en la parte gráfica también tiene cosas peyescas, en la literaria por supuesto,salvo que en los Pitufos suelen romperse menos huesos y catástrofes, aunque las hay, y si no observad al pitufo bromista...ay!

Señor Ogro ha dit...

Magnífico blog el suyo, Lord Grayworth, después de leer algunas de sus entradas siento una distensión muscular muy grata. Recomiendo a los visitantes no perderse la historia de Adol Jipler y las Tortugas Ninja.

Lord Grayworth ha dit...

Muy agradecido le estamos, sobretodo yo que soy el que más suele postrear...ayer me comí dos flanes...
Al grano:Celebro que mis textos (e imágenes?)distensionen sus músculos (aún no consigo imaginarme cuales) gratamente.

No deje de visitarnos y comentar cositas, allá o acá...me es indisoluble...igualmente estaremos encantados de recibirle y compartir opiniones.

Un-a-brazo partido.

Chespiro ha dit...

Señor Magín, quiero poner una reclamación.
¿Cómo que no se me ha enviado antes la dirección de este blog enmarcada y grabada con letras de oro?
Ahora mismo lo agrego como link al mío (y no estaría mal que ud. hiciera lo propio...ejem...).
Volviendo al tema,porque se ha ido un poco...Estamos ante el eterno problema: si Ibáñez no fuera Ibáñez y fuera Hergé...Buenooo, la que se armaría, amiguetes.
Pero Ibáñez es español, está vivo y ha ganado mucho dinero con sus cómics y eso es algo que en España no estamos dispuestos a perdonar.
Las cosas,por su nombre.

Larsen ha dit...

Señor Magin. Ante todo he de felicitarle por su bitácora. Gracias a Vd. y a los Burgomaestres, Chespiro, Gordito Relleno y otros pocos, pero bien apreciados, los aficionadillos de a pie como este humilde servidor podemos alegrarnos de que haya ciber-tribunas donde pueda discutirse sobre el fascinante y bizarro mundo del comic ibérico, que aún no sabría si encasillarlo en el marco del pop o el trash, o en ambos a la vez... Mah, mejor dejarlo estar, ¿para qué ir etiquetando?

Quisiera apuntar que donde yo he podido apreciar un estado transicional es en "El caso del bacalao" (impagable) donde observo unas páginas iniciales de trazo muy cuidado y detallado, que cabe suponer que fueron recortadas por entregas (con los "continuará" de turno) en alguna revista grande, supongamos "Gran Pulgarcito". Después de estas primeras páginas prosigue la historieta, ahora con otro formato de viñetas, un trazo más rápido y sencillo y una clara delimitación en capítulos jocosamente titulados por el propio autor. Pasamos así estilo de "La máquina del cambiazo". En mi condición de aficionado peatón del mundo del cómic (y de la vida misma), me atrevería a decir que el motivo de esto quizá fuera la aparición de la revista "Mortadelo". Sus menores dimensiones obligarían a otro formato de viñetas... Y el autor se imaginaría que con una revista de semejante título, se hacía inminente una condena laboral vitalicia, por lo que decidió simplificar el trazo.
No sé, sólo son conjeturas, elucubraciones, hipótesis, elucubraciones... de este humilde servidor.
Saludos.

Larsen

Chespiro ha dit...

Pues van bien los tiros por ahí, Larsen.
La aparición de la Revista Mortadelo fue el motivo del cambio...Lástima que en El caso del Bacalao desluce mucho el resultado final de esta, por otra parte, estupendísima historieta.

maginelmago ha dit...

Larsen: dado que "trash" ("basura") y "bizarro" tienen negativas las elimino como etiquetas válidas para Ibáñez y la historieta de la que yo comento.

Larsen ha dit...

Yo... yoo... este... je, je... no... no irá a pensar que... que empleaba esos términos apelando a sus acepciones literales u oficiales. Es más, me sorprende su reacción, señor Magín, cuando ya en el mismo comentario me retracto de tales calificativos por considerar que no vale la pena ir etiquetando.
Quizá lo que ocurra es que este humilde peatón de la vida, en su supina ignorancia, desconozca el significado de términos como corrección política, chiripitifláutica o como se diga... Ignorancia que puede también achacarse al diccionario, pues uno, por más que busca en él, no encuentra su significado... A ver si va a ser otra moto que nos han vendido, otro churro lingüístico proviniente de Cocacolandia... vaya usté a saber...
Pero, insisto, no usaba esas palabras con las acepciones oficiales o establecidas; antes al contrario, lo hacía de una manera totalmente irónica. Es como cuando se dice "punk" o "queer" de forma reivindicativa y totalmente despojada de sus significados originales, como una manera de decirles a los santurrones descalificadores de turno: ¿Que no queríais sopa? Pues hale, ahora os váis a tragar veinte tazas.
Pues a eso me refería al hablar de trash, lo hacía con toda la sorna del mundo: ¿los intelectualillos del tres al cuarto consideran al comic un género basura? Pues venga, ahora yo lo llamo trash para que se fastidien, para que vean que sólo han conseguido reafirmar mi postura en lugar de disuadirme de ella.
Sí, y también trash por reflejar oscuras y bizarras vidas de Carpantas, Protasios y Doñas Urracas, de señores bajitos condenados a una soledad vitalicia por una u otra razón, de Mortadelos, Otilios, Basilios, Petras y Tribuletes subyugados por las botas de sus explotadores a cambio de cuatro duros para subsistir, condenados a ser tratados como verdaderas basuras (sin serlo en absoluto) cuando los basuras eran sus jefes, patrones y explotadores... Y todo ese reflejo de opresores y oprimidos, como una constante en el estilo Bruguera para poder denunciar una diáfana realidad esquivando las férreas trampas de la censura... Artistas que, en el fondo, también denunciaban su propia condición de explotados por unos empresarios que, al verles como gallinas de huevos de oro (huevos sí que tenían, pero no de oro precisamente) les obligaban incluso a copiar del extranjero con el fin de sacar de ellos más y más historietas que, además, tuvieran un carácter comercial, vendible. Y cuando esos artistas tienen bocas que alimentar, no les queda más remedio que asumir esa explotación, reflejada con ese característico humor Bruguera. Algo así como el payaso que ha de reír por mucho que llueva en su interior... ¿No estamos hablando, pues, de vidas sórdidas y oscuras?
Más aún, si tomamos el término trash de una forma literal, podríamos aplicarlo perfectamente a la calidad editorial del producto final, una verdadera basura: papel de calidad lamentable, horrendos coloreados cuyas planchas a veces aparecían desplazadas del trazo, firmas negras por doquier... y un precio más que abusivo. Si todo eso no es engañar al consumidor...
De todas formas, si es por atenernos a significados literales, bizarro quiere decir gallardo, valiente, esforzado, generoso, lucido, espléndido. Visto así, bizarros es lo menos que puede decirse de los Ibañeces, Escobares, Cifreses, Peñarroyas y tantos más.

Y usté disculpe las molestias, Sr. Magín :-)

maginelmago ha dit...

Para larsen, alias "¿le han dicho alguna vez que se llama como un Thunderbolt?" (a ver cuántas veces soy capaz de escribir eso)

En realidad, no leí el comentario tuyo/suyo hasta el final. Me estoy dando cuenta de que es incómodo leer estas columnas. ¡SI ALGUIEN SABE CÓMO MONTAR ESTO DE MANERA MÁS CÓMODA, ES DECIR, HORIZONTAL, QUE LO DIGA! Total, que me canso y cuando leo "trash" y cosas así me obligo a sublevarme porque se comienza de broma o por ignorancia. Te/Le cito:

"Pues a eso me refería al hablar de trash, lo hacía con toda la sorna del mundo: ¿los intelectualillos del tres al cuarto consideran al comic un género basura? Pues venga, ahora yo lo llamo trash para que se fastidien, para que vean que sólo han conseguido reafirmar mi postura en lugar de disuadirme de ella."

Pero luego hay por ahí un intelectualoide gafapastoso que no ha cogio un tebeo en su vida y se hace de oro, platino y uranio a base de usar ese concepto, cuyo origen y soniquete es negativo. "Trash" sigue siendo "basura".

Antes de que se me olvide: gracias por enviar un mensaje largo, que a veces me creo que soy el único con capacidad para enrollarme a nivel escrito.

Luego dices no sé qué de si eres un "aficionadillo de a pie" o algo así. Pero seguro que tú tienes tantos o más tebeos de Bruguera que yo... y seguro que has leído más que yo. Es sólo cuestión de fijarse en según qué cosas. Creo que no es la primera vez que incido en eso. Yo no tengo ni mucho menos todos los tebeos ni he leído tantos ni nada. Es cuestión de hozar aserlo, digo osar hacerlo.

¿Y qué mas? Ah, sí. Que passsso de usar palabrajas de origen yankinoso para definir lo que me gusta, por lo menos en la maginoteca.

Ah, sí. Y otra cosa, un momento, un momento, otra cosa: no estoy de acuerdo en que la edición fuera "basura". ¿Por qué? Porque entonces la Editorial Norma y Glénat con sus álbumes megacaros y de ñiguiñogui son aún más "trash" y nadie hozaría, digo osaría decirlo.

La relación calidad-precio de Bruguera, con portadas cuidadas, un papel no desdeñable, y la INCLUSIÓN DEL COLOR en cuanto pudieron (Joan Navarro también lo dice, no sólo yo), ese color absolutamente abandonado en los tebeos desde finales de los 90 en España (véase: Planeta, Panini: bibliotecas marvel; Bonelli Comics, Bone... y, aún si nos remontamos a los 80, véanse los Cimoc o incluso los Metal Hurlant). Y no voy a hablar de los mangas, que con la excusa de "es que en Japón son así" se ahorran un dinero que luego te clavan en el precio.

Eso es peor calidad que la de Bruguera.

Pero no es molestia, Larsen ("¿le han dicho alguna vez que se llama como un T-Bolt?") porque, en realidad, tus mensajes inciden en temas que ya pensaba tratar, si mi vagancia lo permite. Y sigue enviando mensajes, que me los intentaré leer.

Larsen ha dit...

Para larsen, alias "¿le han dicho alguna vez que se llama como un Thunderbolt?"
Pues no, no, la cosa no va por ahí. Frío, frío... :D

Pero luego hay por ahí un intelectualoide gafapastoso que no ha cogio un tebeo en su vida y se hace de oro, platino y uranio a base de usar ese concepto
Diantres, ¿quién es el tipo ese? Me pica la curiosidad...

La relación calidad-precio de Bruguera, con portadas cuidadas, un papel no desdeñable, y la INCLUSIÓN DEL COLOR en cuanto pudieron
Le propongo una cosa: búsquese por el rastro algunos Din-danes, Tío-vivos, Pulgarcitos, etc. de los 70. Entenderá entonces lo que qería decir. Y con todo, mi Nuevo Catecismo ibañeciano corresponde a la edición del 94. Y esos colores, madre, es que arañan las retinas. Si hasta me las siento chirriar cuando lo leo. Así, así, mire: SCRITISSSCHIRRRIIIIGRRÑIAOUIISCRAAAATCH

Y sigue enviando mensajes, que me los intentaré leer.
Ya lo estoy haciendo, pero... eso, lea un pelín y no se me sulfatice usté tan pronto, Mr. Magín :D

Saludos.

Larsen ha dit...

Y, créame, tengo un especial interés en que me revele la personalidad del señor ese que se inventó lo del trash, lo patentó y se forró. ¿Cómo lo hizo? Verá, es que yo quiero hacer lo mismo con el srlup. Lo llamo así porque me relamo sólo de pensar en la pasta que voy a sacarme con el palabro. El tipo ese tendrá todas las gafas pastosas que usted quiera, pero no me negará que es de los que saben vivir ;-)

maginelmago ha dit...

No me sulfatizo. Es una forma de expresarse. Si miras mis mensajes en foros como el de la TIA, aún puedo ser más cáustico.

La discusión del color brugueril se resume en dos posiciones: a ti te repugna, a mí me parece mejor que publicar en b/n (en realidad, descolorido). Sobre gustos, estoooo... colores. ;D

Con lo del tipo que se forró no es uno en concreto, sino alguien, una tipología, más que un tipo, un elementoide, un segmento de la población que puede, en el momento menos pensado, hacernos pasar por el aro a gente como usted (¿ustez?) o yo (¿yostez?)... pero que saben menos de tebeos que ustez y yostez pero que le publican un gran libro o es aclamado como un gran lo que sea sobre tal o cual tema, en este caso, tebeos de humor. Es decir, ni por asomo, por aclarar, me refería a Larsen. Por cierto, ¿le han dicho que su nombre es como...?

Me pierdo con lo del Nuevo Catecismo Ibañeciano. Me he debido de saltar algo.