20170217

El Futuro es AYER: Domènec

Data Estel·lar ayerdística Divendres 20170217

Si algo me fastidia, aunque forma parte de la causa fundacional de la maginoteca, es buscar información ajena a la que este blog pueda dar, objetiva, neutra, aséptica, externa... y no encontrarla.

Me pasa con Domènec o puede que a veces Domenech.

El primer enlace que encuentro es del 2012, de la maginoteca: Deportes Pegados: Domènec

Luego hay otro lugar que se está convirtiendo en recurrente: Soy un autor de relleno donde cita a varios autores de ídem en una Cronología subjetiva.

Me fascina que alguien que leía esos tebeos haya podido encontrar trabajo dibujando historietas. Siempre consideré que era imposible.

Y lo sigo considerando.

Estas búsquedas pueden durar mucho rato, hasta que uno se harta y el programa del internet se colapsa por la cantidad de ventanas y pestañas abiertas.

Uno se plantea si vale la pena dedicarle tiempo, si vale la pena iniciar esos procesos de cita y de aumento de la documentación, cuando uno lee mil veces a autores que ignoran por defecto (o sea, de origen=por defecto, y mal=por defecto) lo que es citar o mencionar orígenes de la información, autorías y demás.

Ah, pero ocasionalmente uno se encuentra con ciertas maravillas, como El Karbaro, cuyo nombre ya promete. Por si no os merecéis leer la maginoteca, os contaré que un karbaro es un habitante de un mundo de brujería cuyo líder es Tronak, del cual se hizo una película dirigida por Superlópez y Cecilio Bemille, con guión de Juan López. Se cuenta aquí, allí,  y de una manera colectiva y, por tanto, entretenida porque todo el mundo puede poner de su parte, acá.
 

El Karbaro expresa su parecer sobre El Vecino de Abajo, mítiquísima serie de Domènec que reproduce el estilo de 13 Rue de Percebe pero hacia el subusuelo, con grandes viñetas repletas de contenido y un protagonista en el infierno. Las páginas van numeradas, cosa que habría sido de rechupete de cara a su inexistente recopilación en coleccionesole... No hubo valor ni en Bruguera ni en Ediciones B.

Pero su serie más estrambótica y sobretodo inquietante es la denominada El Futuro es Ayer, con inmensas viñetas cuyos dibujos unen detallismo y simplicidad, según el interés del dibujante. Los textos y los guiones pero, incluso las imágenes son meditables y no me repetiré si digo "inquietantes.

El contexto:

Estamos en los años 1980. Como es habitual, en los Estados Unidos de América gobierna un sociópata de ultraderecha, miembro de una gerontocracia peligrosa dispuesta a dinamitar el planeta con armas nucleares y que monta guerras como las de Granada (por un islote comunista caribeño) o Libia (en 1986), crisis como las de los euromisiles... y una escalada nuclear bajo el nombre "Guerra de las Galaxias" que hará picar a los tontos de los soviéticos hasta hundirlos financieramente en 1988, eso, y que la gerontocracia soviética, junto a la estadounidense, magistralmente definidas por las caricaturas de Ibáñez en Mortadelo y Filemón: El Cacao Espacial, del año 1984, fue sustituida por gente nueva menos apta a ser cómplices de un biocidio nuclear.


Aunque la mayor actividad de Domènec la tengo registrada entre 1983 y 1986, el autor entra en Ediciones B-Grupo Zeta. Crea un par de personajes para pasatiempos (un día los recuperamos para verlos) y aún le publican algunas viñetas de El Futuro es Ayer, pero la serie no tendrá más continuidad: en Ediciones B-Grupo Zeta se ve que no les gustaba el estilo tan vitriólico y demoledor. ¿De verdad no había censura?

Nótese el numerito EN COLOR ROJO: 55635, que nos indica que la página procedía de Editorial Bruguera, aunque fue publicada en el Mortadelo Super número 2 Ediciones B-Grupo Zeta, en el año 1987, sin mención a día ni mes.

Creo que es lo más p'allá -perdón por el lenguaje técnico pero comprenderán que es preciso- que he visto publicado jamás en un tebeo.