20170209

Anuncio excursión a la imprenta Bruguera

Data Estel·lar contextualitzcomsigui Dijous 20170209

En 1986, Editorial Bruguera publicita una interesante iniciativa: se podrán hacer excursiones de los colegios para ir a ver su imprenta.


Del Pulgarcito número 11 con fecha febrero 1986

Antes que nada, destacar la mitad inferior: cuatro chistes de extraterrestres, de los que destacaría el último. Autor anónimo. Parece destinado a la revista Monstruos&Co de la que hablamos hace ná.

Suena extraño que esto se haga enmedio de un conflicto laboral, de una crisis financiera y de la casi inevitable que luego será "efectivamente inevitable" desaparición de la empresa Editorial Bruguera.

Puede que fuera un intento de captar nuevos clientes, nuevos lectores... pero el problema clave de la crisis era financiero y no de falta de lectores que comprasen sus revistas y libros.

Por contextualizar, el anuncio saca imágenes de varios personajes ¡incluso Los Señores de Alcorcón! dibujados por sus autores y no con el típico mal dibujo de uno que pasaba por allí pero iban a ir a una fábrica.

La excursiones a factorías son algo relativamente habitual. 

En este caso, se trata de Parets del Vallès. Varias factorías tienen sede en esa zona y reciben alumnos de centros educativos. Caso extremo durante décadas: Danone.

Puede que fuera una tontería de gente de marketing y publicidad... tontería porque eso ya no iba a salvar a la empresa, así que era un trabajo más en un momento de creciente tensión laboral... aunque igual a los trabajadores les hacía gracia que fueran los alumnos y maestros por allí, no sé.

La editorial sacó fotos de varios colegios. Fotos de mala calidad, donde difícilmente se identifica a los alumnos...

¿A quién no le hubiera encantado ir a ese sitio bajo la expectativa de encontrarse con Camelio Majareto?

O, al menos, hubiéramos visto algo tan espectacular como una rotativa. 

No lejos de allí se encuentra otra gran rotativa, la de Cayfosa, Rotocayfosa, Rotocayfo, CayfosaQuebecor, Quebecor Ibérica o Impresia Ibérica... en fin,  le cambian el nombre continuamente, como se puede comprobar en montones de libros, revistas y publicaciones, tal vez, no sé, por razones inconfesables. ¿Habéis visto en el enlace la maldad del nacionalismo catalán que obliga a que las empresas pongan la web en inglés o castellano pero nunca en catalán?

Por allí cerca, en Santa Perpètua de Mogoda por cierto, está la distribuidora SD Distribuciones, que ejerce tanto de distribuidora como de almacenaje (logística) como de promoción de pequeñas editoriales (como se ha podido ver en algunas Jornadas FNAC).

Y no es menos importante, ni mucho menos señalar, imprentas de tamaño aparentemente menor, pero que existieron en publicación de libros y, sobretodo, comics de varias editoriales. Alvagraf, en La Llagosta, también por la misma zona aparece en los créditos de montones de revistas de historieta, diría que desde MC, Forum y otras. Siempre pienso que allí tienen "palets desaparecidos" con tebeos viejos en buen estado.

Igualmente, existen otras, entre Santa Perpètua i La Llagosta, en los polígonos industriales de Montcada i Reixac y Ripollet, nombres de empresas o direcciones que suelen aparecer de manera habitual en tebeos (no sólo en libros) desde los años 1980 en adelante y hasta el 2016. 

¿Estamos ante un cluster de empresas del sector del libro o incluso del subsector del tebeo? ¿O son talleres medianos o pequeños pero que trabajan de manera habitual en régimen de subcontratación montados por directivos, exdirectivos o extrabajadores de anteriores empresas, verbigracia, de los talleres gráficos de Editorial Bruguera en su momento?

.Hablamos de un entorno de apenas 20 o 30 kilómetros cuadrados. 

De Parets del Vallès a Ripollet hay apenas 10 kilómetros de distancia.

La antigua imprenta de Editorial Bruguera ha sido la imprenta del Grupo Zeta hasta ¡oh, sorpresa! encuentran que estaba a la venta en portales inmobiliarios en 20170117 y que luego el mismo Grupo Zeta niega que quiera vender esa importante nave industrial. 

Si la venden... ¿qué pasará con el contenido de material de tebeos y libros y originales que se supone se conserva allí desde la época Bruguera?

¡Es que así no hay manera humana de hacer un artículo de tamaño mediano!

La editora de 'El Periódico' pone a la venta el último activo inmobiliario que le queda ante el estupor de la plantilla, que estaba negociando un nuevo convenio

Xavier Alegret
Barcelona 17/01/2017 06:00 horas
Por sendos anuncios en los portales Idealista y Habitaclia. Así se enteró la plantilla de Gráficas de Prensa Diaria, la empresa de Grupo Zeta que imprime sus publicaciones, de que tiene muchos números de perder su puesto de trabajo. Pese a que la compañía no lo aclaró, este parece el final más probable si se venden las rotativas.  
Grupo Zeta ha puesto a la venta la flamante nave industrial que ocupan sus rotativas por 19,5 millones de euros, según consta en varias webs de compra y alquiler de pisos e inmuebles. Se trata del último activo inmobiliario de la compañía, que ya vendió los edificios de las redacciones en Barcelona y Madrid.  
El grupo presidido por Antonio Asensio Mosbah encargó la venta a CBRE, que tiene la nave anunciada en su web, aunque sin precio, y a Activa Properties, que colgó anuncios en varios portales inmobiliarios. La venta se inició el pasado verano a 23 millones, pero este inicio de año, el precio se ha rebajado a 19,5 millones.  
A pesar de que las rotativas todavía funcionan, y trabajan allí más de 50 personas, los anuncios dan por muerta esta actividad: se anuncia la nave como "anteriormente destinada a rotativas, almacén y oficinas de un grupo editorial". Las instalaciones tienen 35.000 metros cuadrados construidos en una parcela de 58.400 metros cuadrados.  
Las rotativas de Grupo Zeta, que se encuentran en Parets del Vallès (Barcelona), imprimen El Periódico y Sport, La Razón y ABC para el área del Mediterráneo, así como algún otro medio pequeño. La plantilla de la empresa no sólo no conocía la intención de vender sino que recientemente había iniciado las negociaciones del nuevo convenio con la dirección. Grupo Zeta no ha hecho declaraciones sobre la venta de la nave.
 
Un proyecto muy ambicioso  
El edificio ahora en venta se inauguró en el 2000 y fue el último y ambicioso proyecto del fundador del grupo, Antonio Asensio, que murió unos meses después. Las instalaciones estaban dimensionadas para un nivel de difusión muy superior al que tienen las publicaciones actualmente, tras una crisis que ha pasado factura a toda la prensa en papel.  
Por ello, Zeta ya intentó dejar de imprimir en 2013, cuando llegó a presentar un expediente de regulación para cerrar las rotativas. Finalmente, tras negociar con los representantes de los trabajadores, se llegó a un acuerdo de continuidad. Eso sí, a costa de reducir la plantilla a la mitad y bajar los sueldos un 40%.  
Con este acuerdo, se pasó página a la crisis de las rotativas. Al menos, eso pensaban sus trabajadores, que recientemente iniciaron conversaciones para acordar el nuevo convenio colectivo. Ningún directivo de los que se sentó con ellos en la mesa de negociaciones les informó de que pensaran cerrar. Según algunas fuentes, ni siquiera lo sabían: el tema se ha llevado con mucho secreto desde la alta dirección y, además del consejero delegado, Agustí Cordón, pocos directivos lo sabían.  
La plantilla ha solicitado una reunión urgente con la dirección de Grupo Zeta para pedir explicaciones por la venta de la nave y conocer los planes respecto a las rotativas. Lo que temen es que deje de imprimir sus publicaciones, lo que conllevará despidos y obligará al grupo a subcontratar el servicio, con lo que perderá control sobre la difusión de El Periódico y Sport.  

Negocio en pérdidas

Las cifras de Gráficas de Prensa Diaria no son precisamente positivas. Pese a que Grupo Zeta volvió a beneficios en 2015, con 13,25 millones de euros, la empresa de su rotativa perdió casi 4,5 millones, más del doble que en 2014. Su cifra de negocio bajó de 14,5 a 13,3 millones de euros.  
Con la venta de la nave en Parets del Vallès, Grupo Zeta se deshará del último activo inmobiliario que tenía en su poder. El fundador del grupo compró la sede de la calle Consell de Cent de Barcelona, donde está la redacción de El Periódico y del resto de publicaciones, para alquilarla a su propio grupo. También compró la antigua sede, en la calle Bailén, que vendió a Activa Mutua.  
Su antigua sede en Madrid, situada en la calle O'Donnell, también la compró la familia Asensio, aunque en 2012 El Periódico y el resto de publicaciones dejaron el edificio y se trasladaron a unas nuevas oficinas propiedad de Iberdrola.


Luego, 20170119, el Grupo Zeta dice que la vende para alquilar la nave.

Grupo Zeta no va a cerrar la rotativa. Eso es lo que aseguró la compañía al comité de empresa de Gráficas de Prensa Diaria, la empresa del grupo que se encarga de la impresión de El Periódico, Sport y otros medios propios y ajenos. Los representantes de los más de 50 trabajadores de las rotativas desconfían de esta versión y piden más explicaciones.  
La plantilla, y muchos directivos del grupo, descubrieron que la sede de la rotativa, en Parets del Vallès, está a la venta por 19,5 millones de euros, según anunciaban varios portales inmobiliarios. Para aclarar qué iba a pasar con ellos, los trabajadores pidieron una reunión con la dirección, que tuvieron este martes por la tarde.  
En el encuentro, el grupo aseguró a los representantes de la plantilla que no iba a cerrar las rotativas sino que su intención era vender el local y quedarse en régimen de alquiler, según explicaron fuentes sindicales a Economía Digital. Este medio se puso en contacto con Grupo Zeta para conocer su versión, pero la compañía no hizo comentarios sobre el tema.  
La venta de una propiedad para alquilarla es una operación bastante habitual en el mundo empresarial. El propio Grupo Zeta ya lo hizo con la redacción de El Periódico, aunque el comprador fue la familia Asensio, propietaria de la compañía.  
Anuncios contradictorios y secretismo
Las explicaciones de la dirección no convencieron al comité de empresa de Gráficas de Prensa Diaria, que acusó a la compañía de actuar de mala fe por el secretismo con el que llevaba la venta. Su recelo se basa en que los anuncios que encontraron en Internet en ningún momento hablaban de una venta de una nave ocupada para ser destinada a alquiler. Al contrario, se referían a la rotativa en pasado.

Por ejemplo, el anuncio de la web de CBRE describía la nave como "anteriormente destinada a rotativas, almacén y oficinas de un grupo editorial". Es decir, que daba la rotativa por cerrada. La compañía dirigida por Agustí Cordón ordenó el martes que se despublicaran los anuncios de las distintas webs inmobiliarias, tras el revuelo causado por la venta de la nave.  
Ante estos hechos, los representantes de la plantilla instaron al grupo a responder por escrito a los trabajadores sobre sus intenciones con la rotativa. Y, para despejar las dudas sobre la continuidad de la misma, pidieron también que se aceleren las negociaciones del nuevo convenio para poder llegar a un acuerdo en las próximas semanas.  
Temor a más recortes  
Como explicó Economía Digital, la noticia de la venta de la sede de la rotativa inquietó enormemente a la plantilla de Grupo Zeta. No sólo a la de Gráficas de Prensa Diaria y a la de las otras rotativas de la compañía, en Castellón. También a la de El Periódico, Sport y el resto de diarios y revistas del grupo.  
El comité de empresa teme que la compañía prepare una nueva ola de recortes, tras los sufridos durante la crisis. La plantilla de la rotativa de Parets ya fue reducida a la mitad en 2013, y los sueldos se recortaron en un 40%.  
A nivel de grupo, en 2014 se pactó el último ERE temporal, todavía vigente, y se bajaron los sueldos un 9%. El comité llevó a juicio a la compañía a raíz de este acuerdo, al considerar que los directivos y el personal fuera de convenio no había reducido su sueldo en la misma medida, pero la Audiencia Nacional dio la razón a Zeta por un defecto de forma.  
Ahora, el conflicto se ha iniciado por Andalucía: Grupo Zeta comunicó a finales de diciembre a la plantilla de Diario Córdoba una rebaja salarial del 15%. Tras este anuncio, y la posible venta de las rotativas, el resto de plantilla se ha puesto en alerta ante lo que creen que puede ser una nueva ofensiva de recortes.  
Vuelta a beneficios  
Estos hechos se producen después de un 2015 muy positivo para Grupo Zeta. Al menos, a nivel de resultados económicos: la compañía facturó 188,6 millones de euros y rompió tres años de pérdidas, ganando 13,25 millones.  
Para los trabajadores, estas cifras no cuadran con los últimos hechos: el impago del grupo a la banca en diciembre, de más de 5 millones, la petición de refinanciación que ha lanzado a los bancos y la venta de patrimonio inmobiliario. Por ello, el comité de empresa ha pedido a la dirección las cifras de cierre de 2016, para conocer el estado actual de las cuentas. La compañía no se las ha facilitado.

 Y, entretanto, los juzgados dan la razón a recortes del 9% del sueldo pero que solamente afecten a los que cobran menos, y no a los directivos.  De la gente que trabaja en la empresa del diario que se dice progresista y humanista y tal.

Y, hum, me pregunto, ¿no leo yo El Periódico de Catalunya casi cada día? ¿Dónde habrán escondido esas noticias?