20160226

Petete: baraja de cartas de Hijitus

Data Estel·lar del palo Divendres 20160226

En cierta ocasión, la revista Petete, publicada por Editorial P.T.T, por Producciones García Ferré entre los años 1982 y 1986, ofreció a sus lectores una baraja de cartas de jugar o naipes. 

Nota: un día, a ver si me pongo y localizo el número en el que apareció.

El total ocupa aproximadamente un DinA4, aunque no sé si estaba todo en una hoja, en varias más pequeñas, o si se dispensó en un única revista (donde sí cabe la posibilidad de aprovechar una hoja) o si fue en varias entregas, cosa que era muy habitual, de donde uno infiere que pudieron ser varias hojtas encartadas semanalmente en el interior.

El material es cartón blando.

Son cartas recortables por medio de un troquelado, cosa que siempre es divertida. Al no tener que usar tijeras siempre se evita dar un tijeretazo y romper una carta. 

Se trata de una baraja española (es decir, la originada en la Corona de Aragón en el siglo XIII (prohibida en 1313 por el Consell de Cent de Barcelona, exportada a Nápoles con la invasión catalanoaragonesa de esa región y diseñada en su forma moderna en 1868 por Augusto Rius para el burgalés de origen francés que vivía en Vitoria, el famoso Heraclio Fournier

La versión de la baraja de Petete es la que no tiene los números intermedios 8 ni 9. Se ve que no se necesitan en algunos juegos, pero me parece un lío. Siempre es com si  se hubieran perdido. Además, ¿no se necesitan para otros juegos? Suelen ser naipes sin valor, frente al 1, 2, 3, 10, 11 y 12 en la brisca o el 5 en el cinquillo, el 7 (útil para el siete y medio), el cuatro... pero, digo yo, e interpelo a la presunta Sabiduria Popular: ¿acaso a nadie se la ha ocurrido montar un juego con relevancia para el 8 y el 9? O simplemente, si es una baraja infantil, y estamos contando: ¿no veis lo que lía pasar del 7 al 10? Es ilógico y que no me venga ningún matemático porque la tenemos, ¿eh? que la tenemos.

El tamaño de cada carta es de 2.9 centímetros de anchura por 4.6 centímetros de altura, o 29 milímetros de anchura por 46 milímetros de altura. Según cómo, la regla querría dar 30 mm por 45 mm pero es lo que hay. Igual es porque estaban pensadas así o porque el espacio del troquelado amplía o suprime espacio en según qué carta.

Por detrás, el reverso es con una cenefa roja sin ningún dibujo alusivo a Petete, la revista ni sus personajes.
Los personajes y los palos de la baraja que aparecen son: 

1.- Larguirucho va con bastos (el palo que es un palo).
2.- Hijitus/Superhijtus van con los oros (las monedas) y aparece en la carta cuatro un perrito que es Pichichus, aunque esté pintado de color carne, salmón o rosa claro en vez de blanco.
3.-Neurus va con espadas. En la carta 1 o as, en la  4 y en la 7  sale el tremendo bebé Oaky.
4.- Pucho con las copas. Een la carta 3 sale un muñeco de broma del Boxitracio, en la que podría ser su única aparición en la revista Petete. Fue una especie de canguro que salió en algunos cortometrajes de Superhijitus, muy recordado en Argentina.

 Aquí lo tenéis por si alguien quiere imprimirlo, recortarlo, limpiar la imagen y jugar.


Por cierto, no es la única baraja que se publicó pero sí la única en cartón recortable. La que indican en Barajas y Naipes es un encarte en hoja de papel normal como un poster en la doble página interior. ¡Qué casualidad que su artículo es del 20160203! Coincidencias cósmicas. Hace meses que llevo con la baraja de aquí para allá. Doble diversión para los seguidores de Petete, si es que existen.