20120927

El iaioflauta

Data Estel·lar pococreative Dijous 20120927

El 20120925 hubo un acto de participación política denominado de diversas formas para que fuera aceptado y digerible -Ocupa el Congreso, Rodea el Congreso, A paseo el Congreso, Tomando un cafelillo por el Congreso-. ¿Quién se enteró de esto? ¿A quién le importó? En realidad, a muy poca gente, casi menos que lo de la independencia. La diferencia es que, mientras que lo de la independencia es el caldo obligado en toda la prensa, comenzando por el Tres Vint-i-Quatre i la resta de TV3. Cal que se hagan mirar pero muy mucho esa tendencia al Teleespe que están tomando, a montar las noticias según los intereses de unos cuantos, y a convertir opiniones y suposiciones en noticias. Las noticias de deshaucios, crisis económica con nombres y apellidos y atentados contra la democracia y el dinero colectivo quedan olvidadas y ninguneadas tanto por la prensa de CiU como por la del Periódico. 

Por lo tanto, si casi nadie pudo informarse de una convocatoria perdidilla por un Internet de junio o julio del 2012... y si casi nadie fue -unos 1000 en las puertas de un Parlament de Catalunya mas alejado de la sociedad y de los electores que nunca-, uno se pregunta qué problema había con la protesta.

La respuesta está clara: "leña y punto". "La inmensa mayoría de los españoles no se manifiesta", dice Rajoy... ¡que no se quejan! ¡que no se quejen , lo que evidentemente incluye a los que no se manifestarión ni contra ETA ni contra el aborto... aquello que salía en Intereconosuya? ¿Incluye a cuando ell... No hay que quejarse ni pretender que se cumpla los preceptos democráticos ni constitucionales, porque Democracia es aquello que diga un periodista de ultraderecha y lo demás es peligroso comunismo separatista. Nada de dar opiniones y mucho menos están los tiempos para debatir. Lo que hay que hacer es poner el bulldozer contra esas pamplinas, como las estúpidas pretensiones de que los trabajadores públicos de abajo cobren pues casi 1000 euros como quien no quiere la cosa cuando los privados cobran 900, quienes tienen que entender que hay que bajarles un 5% (+ un 20%) porque a los públicos se les ha hecho, y éstos tienen que entender que tienen muchos privilegios y así hasta que el sueldo sea de cero o de pagar por trabajar (como ya plantea alguna prensa ultraderechista, que son la agenda de los partidos de derecha).

En todo esto surge siempre la duda de quien pega en una manifestación que pide un mundo mejor, y vemos aquellos vídeos de policías pegando a gente que están en el andén del tren de Cercanías, cuando no ha entrado un poli en una estación desde el año 1994, cuando pusieron los seguratas (la privatización de la seguridad pública en manos de empresas con gente menos o nada preparada).

Y en eso llega el iaioflauta, Celes, un caso de cómo se puede llegar a líder a cualquier edad, pese a que ya esté metido en políticas y partidos de siempre y se haya sido alcaldable de Barberà... y monta con otros el colectivo iaioflautas.. y el Celes dice una frase en la tele, que no sé si la ha sacado de otro sitio:

De su twitter: "Si llevas capucha eres poli"... En la tele se le pudo escuchar decir más o menos lo mismo: han quitado capuchas y han encontrado policías. ¿Existen órdenes de crear, mediante tácticas del fascismo clásico, una inseguridad ciudadana para oponer a la opinión pública contra el derecho de manifestación? ¿Está actuando la policía -funcionarios pagados con los impuestos de los que pagan impuestos, esto es, asalariados- para destruir la poca democracia? ¿Lo hacen porque ellos lo valen? ¿Tan mal formados están que se sienten siempre afectados por los insultos de los manifestantes? ¿Qué harían si fueran árbitros de fútbol?


Extractos de una entrevista de Víctor Colomer, veterano entrevistador del Diari de Sabadell, a Celestino Sánchez. Atentos, porque no tiene mucho desperdicio: 

¿Cómo se ocupa un autobús?
Te montas un buen grupo, repartes hojas a los viajeros, cantas consignas y en cada parada bajas, repartes y vuelves a subir. Pagando billete, ¿eh?


Eso es importante: porque ahí se empezó desde los voceros de la prensa a desprestigiar este movimiento... ¡pero pagaban el billete de autobús! No entraban gratis a hacerse foticos electorales y con guardaespaldas y jefes de prensa que tampoco pagan.


Para comprender el atentado de la policía contra los viajeros de un tren de cercanías en Madrid-Atocha: 

Tenemos menos miedo que los jóvenes. A nosotros ya no nos pueden robar el futuro ni nos pueden «generar pánico».

La idea es generar ese miedo para que la gente acepte convertirse en esclavos, algo prohibido explícitamente por la Constitución Española de 1978.

 
 ¿«Sé donde vives»?
Si yo no puedo estar tranquilo en mi casa porque el banco me la puede quitar, ni en mi trabajo porque lo puedo perder, ni en mi hospital porque lo van a cerrar, ellos tampoco van a estar tranquilos en ninguna parte.
¿Molestar cambia el mundo?
Fontana lo explica muy bien en Por el bien del imperio: hasta ahora nos han dado derechos porque nos tenían miedo. Y esa es mi estrategia: nos tienen que volver a tener miedo.

Manuel Fraga Iribarne lo dijo en 1989: con la caída del Muro de Berlín, el Estado del Bienestar europeo era innecesario y se podía suprimir. Se puede convertir en clientelismo, en darle ayudas a los que menos molesten, a mis amiguetes (las privatizaciones de Aznar 1996-2003 y su Capitalismo de Amiguetes).

Y atentos al espectro de la dictadura tecnológica: 

¿Os convocáis por Twitter?
No. Si lo haces, llega antes la policía que tu. Ahora por internet sólo hacemos las convocatorias de despiste. Las reales las hacemos hablando en clave por teléfono.
¿Sigue siendo comunista?
Por supuesto. Marx es hoy más vigente que nunca.

Siempre lo ha estado, y no hay más que leer su libro La Revolución en España, sobre las revoluciones liberales y la Guerra del Francés o de la Independencia para comprobarlo.


En algunos sitios aprenden democracia y en otros los gobernantes (Mas, Rajoy o ZP-Rubalcaba, Merkel o Schaüble y su Bundesbank neoliberal y antidemócrata) han luchado contra ella con ahínco.

Cuando se hable de la decadencia de Europa, que se sepa quiénes cavaron la fosa.