20120423

Elefante blanco

Data Estel·lar enestasfechastanseñaladas 20120423

¿Trajo el Rey la Democracia a España? ¿Es Monarquía y Democracia algo incompatible? ¿Existe la Democracia en España?

Al Rey Juan Carlos lo ungió Franco, en pacto con los monárquicos. Porque Franco decía que España era monárquica... pero él, por lo visto, no, así que impidió que hubiera rey alguno. La correlación de fuerzas al final del Franquismo obliga a que esta forma dictatorial se disuelva. Podría haber continuado, mal que bien, pero Juan Carlos, ¿por convicción, por asesoramiento, por formación, por necesidad de integración internacional? rompe con la forma anterior. Perfectamente podría haber continuado como Rey absoluto o semi-absoluto o siendo un Jefe de Estado cuyo Presidente fuera puesto a dedo o con Elecciones fraudulentas "a la búlgara" (=mayorías del 99%), o con ausencia de partidos molestos (como el PCE).

Por lo tanto, el Rey colabora para que exista la Democracia. Promulga la Constitución. Se queda sin poderes (el Rey reina pero no gobierna), por primera vez en la Historia de España.

Sí: había plataformas opositoras, había huelgas, manifestaciones... pero sabemos que todo eso puede ser aplastado, machacado, destruido, que la gente puede ser asustada, muerta o "desaparecida"... y que la economía puede ir a mejor, incluso, tras hacerse todo eso. Ejemplos de la época: a puñados. Desde Marruecos-Sáhara hasta Chile o Argentina, desde la República Sudafricana hasta...

Por lo tanto, el Rey o la Monarquía tuvo un peso en la fabricación de la Democracia. En la práctica, da igual si obligado por circunstancias externas o por convicción.

Ahora bien, eso lleva como trago la no existencia de un referéndum sobre la forma de Estado: no se pregunta si Monarquía o República, ni de qué tipo. Se dice que la gente vota "sí" a la Monarquía al votar "sí" a la Constitución. Es una imbecilidad digna de quiénes nos han gobernado. Las élites pactaron, los partidos pactaron y se quedaron tan anchos. Como tantos problemas que la Transición anestesió pero no resolvió, va apareciendo cada vez con más fuerza.

Durante bastantes años la Casa Real, la Familia Real, la Monarquía, el Rey, la Reina, el Príncipe y las Infantas tuvieron buena prensa. Tuvieron una planificación de actos para ser conocidos -años 60-70-, y se creó la idea del "monarca campechano" con una "familia que eran de clase media". Y aquí se juega con conceptos equívocos, porque la gente, que no tiene por qué conocer los conceptos de la Sociología, interpreta que "clase media" es la media de las clases, el "es como yo". No es así. No es como la mayoría de la población, es como la minoría adinerada de arriba, pero igual no como los más ricos de entre los ricos (la clase alta). Lo que pasa es que, mientras los críos eran pequeñicos, podía pasar desaparcebido que "fuera en barcos de vela", que hicieran según qué actividades. E iban con más cuidado de no pasarse o controlaban la prensa en un pacto de no agresión, para mantener la estabilidad del sistema "que se han dado entre todos ellos" [="que nos hemos dado entre todos"].

De vez en cuando salía un noticia del tipo: la Reina (o el Rey) fue parado por un guardia de tráfico en Mallorca. Iba a más velocidad de la habitual. O: no llevaba carnet. El guardia civil decía: perdone, no sabía que era usted. Y le replicaban: cumpla con su deber. Ponga la multa. Etcétera. ¿Llegó a pagar esas multas? Uno desea que así sucediera. ¿Eran actos de propaganda? ¿Eran actos de verda? ¿La propaganda iba por el lado de demostrar que también los reyes se saltan las normas de tráfico a veces -es decir, que son como todos, y los hace campechanos-? ¿O iba por el lado de que los guardias civiles de tráficos tienen que hacer cumplir la normativa de tráfico a todo el mundo porque es una cuestión de seguridad personal de todos? Puede que hubiera un poco de todo. Sin embargo, a la vista de los últimos y penúltimos acontecimientos, parece tristemente claro y preclaro que era sobretodo un acto de propaganda. Sin periodistas, sin agentes de prensa, sin los que mandan en las relaciones públicas de la Casa Real, sin fotógrafos... se intentaban saltar leyes y cuestiones morales. Y así hemos visto cómo mata osos y elefantes, y aún hay quien le ríe la gracia, sin entender que el Estado se gasta una pasta gansa en protección de la Naturaleza.

Cuando crecieron las criaturas, y se casaron y comenzaron a tener hijos y más hijos... comenzó el temor: "son conejos, cómo crían". Y tienen que comer y vivir como ricos... porque ahora se comenzaba a ver que esta gente tenían unos niveles de vida realmente elevados. "Y les pagamos". "Y les tendremos que pagar siempre". "Y cada vez hay más a los que hay que pagar".  Supongo que no habré sido el único que habrá oído estas expresiones, no necesariamente de buen gusto.

A la vez, el papel de los demás miembros de la Familia Real, se separa: dejan de ser una familia de cualificados embajadores, para pasar a ser gente de la jet set estilo gafas oscuras para que no me persigan los paparazzi. El mismo heredero se enroca: sólo se permite a su novia y luego mujer hablar en público una vez. En vez de ir a más apertura, la entrada de una plebeya echa el cierre a los miembros de la Famlia Real. Error grave de publicidad política: quisiera saber el nombre del activista pro-republicano que asesora a la monarquía desde el año 2000.

Comienza la separación entre los reyes y su pueblo.

Entretanto, en lugares como Catalunya, hay partidos que siempre han sido abiertamente republicanos -ERC-. Sin embargo, parece que su relación institucional con la monarquía no ha sido ni mala ni buena. Porque lo hubieran dicho. Eso sí: reavivan ocasionalmente el debate republicano, y con más frecuencia, al tener más votos y escaños y presencia institucional.

Comienza a aparecer con más frecuencia otro grave error -el que cerró la Transición-: el trato de exquiito lujo y favor que se dio a los golpistas del 23F. Y se comienza a repetir que el Rey sabía más de lo que dice. Que igual estaba detrás. Si fue así, entonces se pone en cuestión absolutamente la figura de la Monarquía, que pierde su razón de ser para gente como los políticos y votantes del PSOE, cuyos círculos suelen argumentar -sobretodo, en el ala del PSC, que es lo que más conozco- que el Rey se ganó su trono aquel 23 de febrero. Desde posiciones más a la derecha, he leído que "el Rey se ganó su trono como los antiguos reyes". No fue con un duelo con lanza pero sí poniendo su cara y cabeza con riesgo de que rodara. Esa cierta heroicidad institucional quedaría sustituida por la traición als sistema democrático de la Constitución. De hecho, eso acaba inmediatamente con el sistema político actual creado en 1978 (tomado como teoría, porque los años 2000-2012 han visto la erosión subterránea del apartado democrático y de derechos colectivos en variadas formas).

Por otro lado, una infanta se compra un palacete. No vi nada raro: si los reyes no pueden comprar mansiones... ¿cómo es aceptable que el primo notario de Jaime Peñafiel sí pueda? [lo explicó Peñafiel: a su primo le habían ofrecido la misma casa de Barcelona]. Pues no podía: porque "eran como una familia de clase media", pero no entendía la gente que eso significa que cobran tanto o más que un notario. Por otro lado, ¿hasta qué punto no hay envidia en un país donde demasiada gente se estaba comprando pisos y casas pareadas que sabían que no podrían pagar si no era con hipotecas de incluso 40 años? ¿Realmente un miembro de la Familia Real, con su asignación, con un cónyuge exjugador de primera división de balonmano -osea, de pasta larga-, hijo de una familia de industriales vascos vinculados al PNV, -osea, de pasta aún más larga- no podrían comprarse ese tipo de casa?

El efecto percibido es que también los hijos de los reyes viven como nuevos ricos, no como reyes. De nuevo: ¿quién les asesora?

Y a todo ello se une la opacidad. Podríamos preguntarnos el porqué de tal opacidad en presupuestos, asignaciones, ingresos o gastos, o en si hacen o no otras actividades empresariales o negocios privados, y si son lícitos, ilícitos, útiles para la sociedad española o no. ¿A quién le interesa la opacidad de la Jefatura del Estado? ¿Qué garantías existen de que una República fuera más transparente o incluso transparente? NINGUNA. Tristemente: el Rey se puede oponer, pero existe un Poder Ejecutivo con una función de impulso político, liderado por un Jefe de Gobierno, cque tiene mayoría en el Congreso de los Diputados, y seguramente en el Senado, osea, en ambas cámaras, sea por su partido o por una coalición, es decir, con una legitimidad revalidada cada pocos años -cuatro- que le da una fuerza, moral y no sólo legal, para decir: transparencia. Pero lo siguiente es: si existe transparencia en la Jefatura del Estado en cuanto a contabilidad, economía y demás actividades... eso obliga -del Rey abajo- a la transparencia de los ministros, exministros, diputados, senadores, exdiputados y exsenadores y altos cargos, o representantes tanto estatales como autonómicos o locales... en lo que es la peor pesadilla de todo político español.

Y no sólo político: la opacidad forma parte de la forma de vida española. Es habitual que una decisión empresarial sea ocultada hasta el último momento: puede ser desde el dar un permiso o no para unas vacaciones hasta un cambio de departamento, una compraventa de la empresa... cualquier cosa, banal o fundamental. "Nos callamos que tenemos una subvención"... pero si es público. "No publiquemos el listado de becados en el tablón de anuncios"... pero si es dinero público. Es continuo. Está admitido, con esas quejas que sirven para decir encubiertamente: A mí no me moletéis.

La ultraderecha: gran poder mediático que nunca ha querido al Rey, porque representa una democracia multipartidista de sufragio universal. Atacan al Rey con más virulencia que los republicanos. Su intereés es eliminar al Rey como herramienta para implantar una república unitaria, no federal, bipartidista (a lo sumo; si pueden ser de menos partidos, mejor). Al tener cada vez más poder mediático -radios, teles, prensa, blogs, webs- y una especie de ridícula aureola de respetabilidad porque se hablan de "don", de "usted" y de "mirusté", y tienen un ejército de leguleyos que los defienden, pueden lanzar todo tipo de ataques, velados, directos, semidirectos o expresos, contra lo que sea, y contra el Rey o la Monarquía (contra el Título II porque les sirve de viga que aguanta, a su parecer el resto de la Constitución). Lo hemos visto con otros campos: el ataque frontal y continuo contra ETA, que se convierte en un ataque contra unos violentos (indefiinidos), contra los independentistas, nacionalistas, regionalistas, contra las comunidades autónomas, que gastan mucho, y así hasta que queda claro que lo que no les gusta es el Título VIII de la Constitución. En otros ataques no les gusta el articulado de los derechos colectivos de asociación (porque ya no les gustaba ni la Constiucion de 1868). Y queda claro últimamente que tampoco estaban de acuerdo en demasía con la Contitución de 1812. Eso sí: tienen buena voz y saben gritar "viva al rrrrrey" cuando toca repartir cromos.

Este es un poco el panorama: una Monarquía que ha ido actuando de nuevos ricos, que se aleja de todo tipo de necesidades sociales (cosa en lo que van a la par con el resto de la clase política; que tienen negocios privados opacos, por más disfrazados de "intereses españoles" porque esas empresas son privadas, no públicas, y sus beneficios se los reparten ellos como cuando dan cartas al remigio -van con dos barajas-; y es una actividad que se vende como de embajador, pero sólo es de agregado de negocios de la embajada porque no lo vemos mediar desde el año 1991 en un conflicto internacional para la paz o no lo hemos visto mediar por los secuestrados españoles en África...; y existe un creciente malestar por temas mal cerrados durante la Transición, que se ve que fueron todos por lo que vamos viendo.

Eso sí. Para mí la frase del Rey viene contextualizada por lo siguiente: la semana comenzaba el último día, el domingo 20120415 con el programa Salvados, de Jordi Évole, donde la policía, sus altos cargos y su jefe político -el Conseller de Interior de la Generalitat- decía que ellos no se equivocan nunca, y donde decían que la policía siempre gana, la resistencia pasiva, el quedarse quieto-parao era un delito, aunque Fernández Díaz lo han implantado como 9 meses después. Visto con espíritu de funcionario: es algo sorprendente. Los únicos que no se equivocan nunca son los fontaneros: ellos pican donde están las cañerías, pero a veces se mueven y están en otro lugar. Los demás no siempre aciertan, y se equivocan. Los policías no se equivocan nunca, ni tienen el menor espíritu de autocrítica. Jamás hemos visto a nadie de un cargo político pedir perdón por nada, o a casi nadie por casi nada. ¿Dijo Zapatero: "lo siento mucho, me equivoqué y sí que había una crisis en ciernes?" ¿Dijo Aznar: "lo siento mucho; no había armas de destrucción masiva en Irak y la ley del suelo fue un grave error"). Etcétera. Entonces: lo insólito es que el Jefe del Estado -rey o presidente- pida disculpas. Lo insólito es que uno de entre todos los cargos que cobran de los impuestos públicos haya pedido disculpas. Es una novedad. El Señor Ogro, siempre al acecho, hace un comentario al final de este mensaje: sí que dijo que se equivocó. El enlace citado, del diario Público, un artículo de Ana Pardo de Vera Posada, tiene marcado en negrita que "no es nada habitual".  AEs mucho más que lo que Aznar o Rajoy harían nunca (el modo Condicional que lo mismo sirve para el Pretérito, el Presente o el Futuro o los hilillos de plastilina, entre otros), aunque no me suena que ZP dijera "lo siento" ni dijo "tendría que haber puesto algunas medidas de centroizquierda y no haberle dado una patada a Jesús Caldera en vez de haber lanzado por la borda a las ministras que luego se han ido a empresas privadas, como Elena Salgado, que primero nos hunde económica y moralmente y nos quita derechos colectivos y luego se va a cobrar pastalarga en Abertis y a Endesa. Es otra que jamás dirá: "lo siento, me equivoqué"... porque es evidentísimo que no se equivocó, que su cara de limón amargo era una pose más en una vida de lujo. Me enrollo sin que sirva para mejorar lo que ellos empeoran.

Véase del minuto 10 en adelante, del vídeo siguiente, para ver el pelaje de los que cobran por protegernos. Un grupito de cultura corporativa que, como tales, piensan, que los demás son el enemigo porque no son ellos:  Es una mala cultura organizativa. Es una mala formación. Y son una malas órdenes y directrices en una polocía, la autónoma catalana, creada ya en tiempos de democracia (o eso se hizo creer)



Lo insólito, extraordinario y triste porque tendría que ser normal, es que cuando uno se equivoca pida disculpas, por ir a cazar, a matar especies protegidas, a un país lejano, osea a una cosa de ultra-ricos inmorales, cuando sus súbditos y ciudadanos de España están en crisis, unos por falta de trabajo y otros porque les roban la renta disponible (aumento de tasas y precios públicos, de impuestos, y de recortes en el acceso a sanidad, educación y demás).



Y que sólo haya pedido disculpas el Jefe del Estado, el Rey, pero nunca ningún ministro ni ningún Jefe de Gobierno ni ningún Alcalde ni nadie, que han montado también problemas gordos. Desde 1975 hasta ahora no está mal. Esto hay que valorarlo también.

Evidentemente, el elefante está muerto. Y tiene que pagar por ello. ¿Qué tontería es esa de si sobran elefantes en Bostwana que ya he leído en los últimos días en la prensa? Se pueden exportar a otros países para repoblar.
Otra nota insólita es que yo tenía entendido que los reyes no se mataban entre ellos. El elefante es el verdadero rey de los animales, pero el rey de España lo mata.

¿Abdicación? Alguien que tiene más de 65 años, de 67 años incluso... que sobrepasa la edad de jubilación, que está changado, y cada día se nota más, al que además se le descubren chanchullos empresariales que en España serían constitutivos de delitos de corrupción, por más que haga de correveydile y no para provecho personal sino de grandes empresas  privadísimas y privatizadísimas, que además son de energía sucia (petróleo) y no de energia limpia (han decidido en España NO desarrollar jamás la energía solar ni la eólica y no invertir en esos temas) y encima que mata animales indefensos, no para comer, que comida y cafés invitaos no le van a faltar jamás, y que no lo hace tampoco en lucha justa (Boululum et Guiguilili, Tarzan, Boy) sino en una situación de preponderancia tecnológica suprema... pues igual sí que le conviene y nos conviene como ciudadanos y como Estado que abdique, dimita o se jubile, término a elegir. Eso sí: que no lo sustituyan por Aznar ni por Carlos Dávila ni por Pedro J. ni por Mario Conde.

2 comentaris:

grendel ha dit...

Yo no le veo ese mérito a las palabras de disculpa.
Es una vuelta más al "campechanismo", para que la gente diga otra vez eso de que es como nosotros, y que es el único que se ha disculpado nunca. No es como los demás, el rey es de los nuestros.

No cuela, Juancar.

PD: la entrada muy interesante. ;-)

Señor Ogro ha dit...

Sí, Zapatero dijo: "me equivoqué" acerca de la crisis (Aznar no, él nunca dijo nada parecido):
http://blogs.publico.es/maleta-zp/35/%C2%A1%C2%BFzapatero-me-equivoque/