20090508

Por qué no me gusta Correos, S.A.

Data Estel·lar postal Divendres 20090508

No me gusta Correos .

A Correos no le gusto yo.

Las razones son las siguientes:

1.-Cada vez que voy a Correos veo un descontrol y una pésima gestión digna de ser premiada.

2.-Curiosamente, voy a Correos desde que eso está total o parcialmente privatizado. Seguramente tiene que ver el hecho de pensar que Correos puede ser una empresa y no un servicio público. Que puedan existir empresas privadas que trapicheen con cartas, papeles y paquetes es factible. Que no exista un sistema público de Correos no es justificable. No es que se equivocaran: es que sabían lo que hacían los decisores públicos.

3.-Un ejemplo, el más tonto: una oficina nueva con un diploma que se han imprimido con unos amigos llamados Bureau Veritas que tiene que ser muy de ringorrango porque tienen un anagrama con muchos dibujiños, un número que comienza por 18 y el nombre en latinajo. Ese diploma es de una ISO desas. Valía para todas la empresa en general, es decir, que no han controlado ni esa ni ninguna oficina en particular, y valía hasta noviembre del 2008. Si tenemos en cuenta que estamos en mayo del 2009, no cuadran las cuentas.

4.-Me molesta sobremanera entrar en una oficina y ver propaganda de Western Union, de Orange, Vodafone, de llamadas de móviles muy baratas.

5.-Me molesta sobremanera, en cambio, no ver información útil y práctica para el ciudadano-usuario-cliente. No hay manera de sacar en claro, por ejemplo, si hay contrarreembolso o similar con los Países Bajos. De hecho, si no existiera, uno debería preguntarse si o para qué sirve la Unión Europea.

6.-Siempre hay 10 personas con una variada gama de necesidades: muchas cartas, cartas certificadas, envío y recibo de paquetes varios, recogida de correo dirigido a un destinatario que va a buscarlo el destinatario u otra persona con o sin la autorización por escrito (porque, como no brindan información, no hay manera de saber qué se puede recoger o quién puede ir a recoger un paquete, por lo que un viaje se convierte en dos o tres: ineficiencia del servicio).

7.-Siempre hay poco espacio. Las oficinas están preparadas para atender o que se esperen unas cuatro o cinco personas. Pero siempre hay unas diez.

8.-Siempre hay 2 personas trabajando a destajo.

9.-Esas dos personas atienden casos particulares y gente de empresas, gente que va a enviar y a recoger, a la vez, gente que envía o recibe pocas o muchas cosas. Jamás dan abasto. No es que sean ellos los incapaces, no; es el sistema de gestión de Correos el que lo es. Ellos no paran de trabajar en todo el rato.

10.-Y la ineficiencia del sistema es aumentada por unos programas informáticos que obligan a repetir un procedimiento. "Es que nos han cambiado el programa informático. Hemos mejorado en unas cosas [por quedar bien, que eso lo decimos ya todos, en este gran fraude llamado Informática de Gestión] y hemos ido para atrás en otras". Pues si se ha ido para atrás, no estamos mejor, no estamos en un punto pareto superior. Perfectamente nos podríamos haber quedado como estábamos. Y este párrafo es utilizable en casi todos los sectores productivos e improductivos.

11.-El papelito de "correo certificado", "carta certificada" o "envío certificado". El hecho de dudar en el nombre es porque NO viene escrito en el papel: ¿cómo lo pides en la oficina de Correos, si no eres un habitual? Pues como te equivoques, ellos no piensan matarse en escrutar qué querías decir El nombre "carta certificada" es el que viene en la web de Correos. Pero lo normal es que venga en el papel. Aquí, una imagen. Por supuesto, no hay imágenes de sus productos en Correos.

12.-La dejación de funciones por parte de la Sociedad Estatal de Correos y Telégrafos, S.A., es tal que su web no informa del servicio legal del Correo Administrativo. Se trata de un servicio por el cual un ciudadano (atento a la palabreja: ciudadano, alguien con derechos en un Estado del Ídem) no tiene por qué desplazarse a la sede de una oficina de la Administración Pública cuando tienes una oficina de Correos en tu localidad. De hecho, alguna vez que alguien lo intente es posible que le pongan trabas o que digan que eso no existe. A mí me lo han hecho. Es decir, Correos intenta eliminar la parte básica, la que lo convierte en un servicio valioso. Intenta dedicarse al negociete.

13.-De hecho, es más rápido irse a una delegación de una Conselleria o de la Diputación o del Ministerio que sea que ir a Correos. Pero eso es porque les interesa que ese servicio básico no funcione.

14.-Deberían haber trabajando no 2 sino entre 5-7 personas por oficina, de cara al público, almenos en las localidades metropolitanas de Barcelona, donde se concentra más gente y más empresas. Las empresas son emisoras y receptoras continuas de todo tipo de correo, por todos los medios.

15.-Igual que alguna vez he podido ver el BBVA-Empresas o algo así, sería lógico que las empresas, las Administraciones, escuelas, institutos, oficinas de lo público, que envían y reciben cantidades importantes de material, tuvieran accesos propios a la oficina. De esa manera, se desbloquearía la oficina. Se soluciona la eficiencia en la necesidad de enviar/recibir bastante material, que puede ser rápido porque el que va tiene experiencia y soltura (hay gente que se mueven con más agilidad que los que trabajan allí dentro). Además, se separa a la persona individual que puede ir a enviar o recibir una carta pero que necesita más explicación y más tiempo. A alguien individual le tienen que dar los papeles y rellenarlos allí, mientras que las empresas y similares ya los tienen; y además los pueden tener prefranqueados, etc.; de hecho, las empresas, llamadles "grandes clientes", el día menos pensado les darán un carrito de la compra amarillo y les harán llevar sus propias cartas directamente.

16.-Por alguna extraña razón, los y las carteros/as cada vez odian más repartir cartas. Les sabe mal pararse. Necesidan arrojar las cartas y paquetes de cualquier manera. Les molesta que no haya buzones; pero cuando los hay les molesta acercar su mano al buzón. Se diría que les pagan por acarrear peso pero no por repartirlo.


17.-Oficinas con cinco sillas. No sé. Igual es que lo veo yo así. Pero no me parece nada normal ver que haya diez personas de pie durante 20 minutos, mientras dos personas atienden a dos personas. Y que, de esas personas de pie, tengamos a la típica yaya con problemas de circulación, a una mujer que viene de la compra, a uno que se ha pasado el día dando vueltas por su empresa hasta que ha podido ir a Correos. Es decir, desatención al usuario. Falta comodidad en las instalaciones.

18.-Lo bueno de Correos es que las cartas llegan. Dicen que el medio más seguro para enviar diamantes es usando Correos. Algo debe de pasar: yo aún no he recibido ninguno.

Sé que esto no va a solucionar nada. Pero para eso tengo un blog.

Por cierto: que les van a traspasar las Cercanías a la Generalitat. El órgano oficialista del gobierno, El Periódico, ya decía condescendientemente que no va a cambiar gran cosa para el usuario. Pues entonces, que no traspasen nada. Porque Renfe es como Correos pero en malo.

1 comentari:

SadlyMistaken ha dit...

Ay que razón tienes.
No me pasao yo días esperando un paquete, y que no venía, no venía... y cuando me paso por correos para pedirlo, me dicen, Es que sin la hojita no te lo puedo entregar... ¿¿¿Qué hojita si no me habeis entregado nada??? Pues llame ustéd a la persona que le envió el paquete o la carta y que le diga el número de envio... Es lo único que podemos hacer... AH NO; LO ÚNICO NO, TAMBIÉN PUEDO PONER UNA RECLAMACIÓN O UNA QUEJA.. No por dios;NO!!! TOME TOME SU PAQUETE:.. ah!! Eso es otra cosa!!

POr cierto, Gracias por escribir en castellano esta vez, muchas veces no puedo leerte porque no tengo ni papa de catalán, ya se que es tu blog y escribes como se te antoja, pero por eso te agradezco que Alternes.. así algo si te puedo leer.

Saludos.