20081021

La Renfe vuelve a eliminar trenes matutinos

Data Estel·lar vagonesEMP Dimarts 20081021

Desde la primavera del 2008, los trenes que iban mal eran los de la tarde.

En octubre del 2008, me di cuenta de que había trenes vespertinos que no iban finos.

Desde mediados de octubre de 2008, la Renfe/ADIF/GIF/Ministra de Fomento/ZP (todo es lo mismo, y como tal hay que mencionarlos porque todos son igualmente responsables y culpables), los trenes de las horas puntas de la mañana (antes de las 8 hasta las 8:30, para simplificar) van mal.

El sistema elegido, por ejemplo, en la línea C4 (Manresa/Terrassa-->Barcelona) es el siguiente. No es nuevo pero hay que recordarlo: se elimina uno de los trenes.

Sucede desde el día 12 de octubre, más o menos, pero hoy mismo me han dicho que ya no hay sitio para sentarse desde Sabadell Centre (estación más importante de la ciudad vallesana a 50 minutos de la estación de Barcelona Sants.

Podemos atribuirlo a un aumento puntual del número de viajeros, lo que supone llevarle la contraria al Conseller de Política Terrritorial i Obres Públiques cuando decía, por estas fechas, que el número de viajeros había disminuido (un 3%, por un 3% el tío hace una rueda de prensa... es un número mínimo a efectos estadísticos, por más que la prensa económica lo enfatice tanto). Más aún, es un hecho que no ha disminuido el número de viajeros.

Lo que ha disminuido es el número de trenes. Un tren no pasa, pero está anunciado en el horario. Y no se indica jamás por los altavoces su retraso (en realidad, inexistencia). Llegas a Barcelona, pides el justificante porque el tren que has pillado ha llegado con 40 minutos de retraso... ¡y tienen órdenes en la Renfe de mentir! ¡Están siendo obligados a decir, cada día, que los trenes van bien! Llaman a los de megafonía ("que son los que saben cómo van los trenes"... ¿suena tan raro como yo lo leo?) y les dicen que los trenen han ido bien. Los trenen van mal. No van. Faltan trenes.

En la C4, falta, como mínimo un tren. Pero, por la cantidad de gente que hay en las estaciones esperando (estaciones pequeñas: 75-100 personas, es decir, mucha gente para la capacidad de las mismas), yo diría que faltan como dos trenes.

Para resumirlo. El tren de las 8:08 ha pasado a las 08:17... En ese lapso de tiempo, a esa hora, tendrían que pasar dos trenes.

Pasemos a la línea C2, la línea de color verde, la que va a/viene de Granollers y/o Sant Celoni. En esa línea, no hay tren que llegue jamás a la misma hora. Los trenes de la mañana también son alterados cada día. Jamás hay un tren que pase al mismo minuto que el día anterior.

En fin, como dice el 20 Minutos de hoy mismo, 20081021: un año después del desastre de las obras del AVE en Hospitalet, las Cercanías de Renfe van bastante peor.

O, como se desprende del Metro del 20081020, que la Renfe sigue con su filosofía y práctica de la caradura: ni el Síndic de Greuges, Rafael Ribó, ha conseguido sacarle la muela a la Renfe, es decir, no ha conseguido que se tengan en consideración las más de 200 reclamaciones de la época del desastre del AVE.

A Rafael Ribó habría que decirle que se largara a un asilo: no ha conseguido implantar el comunismo (era el líder de Iniciativa) y ni siquiera ha conseguido ser tenido en cuenta por la Renfe. Por lo tanto, un sueldo que nos podríamos ahorrar.

Siempre hay algo que decir de Cercanías. Y pensar que hubo años en los que los trenen iban bien, limpios y puntuales...

2 comentaris:

El Bitxo ha dit...

¿Alguna vez han ido bien los trenes? Ya me dirás cuando, porque yo no lo recuerdo.

Lo de la renfe-cercanías es un cachondeo, aunque eso sí, el ave va de mil maravillas.

en fin, a segui sufriendo y rezando para que cuando los traspasen a la Generalitat sea verdad que van a mejorar y no un cuento chino para gana votos.

maginelmago ha dit...

Sí, hombre, entre 1993 y 1995, el funcionamente era razonable.
Cuando los traspasen a la Generalitat, todos sabemos que será para que los privaticen, es decir, para que se los regalen a algún amigo. Y dará igual que gobiernen los de izquierdas (presuntas) o los de extremocentro.