20080918

Renfe: sin hilo musical pero con músicas

Data Estel·lar aniueich Dijous 20080918

Para que veamos de lo que voy a hablar

Leo en el diario Metro que Renfe eliminará definitivamente el hilo musical de los trenes de Cercanías. "Tras 15 años", leo en algún sitio. Eso significa que mis primeros viajes en tren eran de los primeros viajes musicales. No pretendo ser el sucesor sonoro del blog escarolitrópico porque no tengo tanto arte y enjundia pero sí recordaré alguna de las músicas que se dice que sonaban con más frecuencia: el Concierto de Aranjuez y La Danza del Fuego. Esos son los cachos o piezas de música más escuchadas. Algunas opiniones que se han podido leer en la prensa: que es un plomo, que molesta, que te distrae (en sentido negativo) y que es una falta de respeto hacia la música el hecho de que la música quede cortada cada vez que se para el tren, no comprendiéndose que la civilización postmoderna se nutre de segmentos desunidos que no forman jamás un todo y que sólo son reordenados conforme a... (tengo que pensar cómo acabar la frase).
Por supuesto, la encuesta del 20 minutos dice lo contrario.

A mí la música me gustaba. Hubo una época, al principio, en la que pensaba que era una radio que ponían para todos los trenes de Renfe. Cuando luego han puesto estúpidos canales de televisión granhermanistas (en el sentido del libro 1984) en el metro esa idea ha resultado menos tonta de lo que me hizo sentir el día que me dijeron: "no, si son CDs". En aquella época, Estherprise me comentaba que ponían música clásica porque era más barato "pagar a los herederos de Thchaickosvsky que a los de los Beatles". Me pareció plausible esa explicación y me lo sigue pareciendo.

Se ve que las encuestas de los usuarios salen que odiaban esa música. Me pregunto a quién le han preguntado porque a mí no. Es curioso, por cierto, que la Renfe-ADIF-GIF haga caso de las tontás y, en cambio, no haya decidido hacer caso a los usuarios en el sentido de limpiar los trenes, las vías, las estaciones, los lavabos de las estaciones y de los trenes, hacer cumplir los horarios, poner personal competente y en gran cantidad en estaciones y trenes para ayudar, vender billetes, informar sobre recorridos y dar seguridad a los pasajeros... Supongo que han decidido que la música amansa a las fieras... apagándola. Y porque es más barato no poner música que ponerla.

Leamos una excusa estúpida para la cual no hay que ser ni defensor ni nada de la música de los trenes: que muchos pasajeros llevan Ipod y MP3. Retrotraigámonos a 10 o 12 años atrás... cuando no había música digital. Años 90... Entonces todo aquel al que no le interesaba la música del tren, y todo aquel al que no le interesaba hablar con nadie ni nada... resulta que llevaban puestos los últimos walkman (de cintas de cassette) y los primeros trastos eso que son como walkman de CDs... A finales de los 90 y a principios de los 00, a eso se le unió una legión de gente que llevaba paquetes con, tal vez, 5, 10 o 20 CDs... y no era poca gente. Entonces, a nadie se le ocurrió la tontá de vincular el declive del hilo musical, que ya comenzaba a desaparacer, probablemente por estar estropeado, con los walkman o paseantes.


Y llegamos al día 20080918. Recordaremos este día porque es aquel en que, de nuevo, Chucho Álvarez (¿o eran Ensaimada?) me robó un billete de tren. El tren me fue bien a la ida. Sin embargo, a media mañana, por casualidad y por teléfono, me comentaron que los trenes iban fatal ya cuando yo lo cogí. De donde supongo que la línea C4 iba mal por Barcelona. Por la tarde, ya en Barcelona Sants, oigo que la línea C4 y C7 (recordemos que comparten el 80% del recorrido pero les ponen dos números diferentes para chulear de que la Renfe Cercanías tiene muchas líneas de tren, cosa que es más falsa que una ministra gaditana de Fomento de la Ineficacia)... oigo que la línea C4/C7 va mal. Entonces aún no había salido del rinconcito que estos privilegistas de Adif nos han dejado a los decenas de miles de pasajeros de Cercanías. Es decir, aún no había picado el billete para salir y ya sabía que tendría problemas para escapar de Barcelona. Creo que el problema estaba en "una incidencia" (menudo palabro más gastado) entre Sants y su colindante Hospifa (L'H, L'Hospitalet de Llobregat, lo que todos llaman "Hohjpitalé").

Realmente, en esos 10 o 15 minutos que estuve merodeando por Sants no pude hallar clave alguna al incidente.

Pero es que la vuelta, en la siempre ardiente estación de Barcelona-Plaça Catalunya... aaaah, amigos, ahí sí que notaba el caos y el descontrol. Sólo funcionaban bien los trenes de la C1. Los de la C3, con su altísima frecuencia de un tren cada media hora o cada hora, eran anunciados por unos altavoces que sólo se ponían en marcha cuando llegaba algún tren o algún metro, como la gran alternativa para llegar a Montcada-Bifurcació (la zona residencial es conocida como Bifurca), de donde estaban saliendo los trenes de la C7. Es decir, la C4 hacía todo el recorrido, la C7 comenzaba en Montcada-Bifurcació (gran estación con muchas vías) y la C3, que también para allí serviría para que la gente llegara hasta allí. Esos altavoces, que no se oían, tuvieron poco éxito, excepto en gente ávida de viajes y aventuras, como el que esto escribe.

Recuerdo a una gran cateta, digna sucesora de Carmen Sevilla, pero en analfabato, probablemente más cercana a Magdalena Álvarez, me refiero a la presentadora del Juego del Euromillón y luego de tanta telebasura de la que da dinero a los de la tele, Paula Vázquez, replicó a una mujer, dignísima, a su vez, televidente de aquel programa cultural, que dijo que llamaba desde la localidad de "Montacadabifurcación", que "ella había vivido muchos años por allí y no conocía ningún pueblo con ese nombre, lo que se aprende con este programa". Sí, señora. Si no fue capaz de aprender que 1€=166.386 pts en dos años de programa diario, ¿cómo iba a aprender geografía local o cómo iba alguien a decirle que es una estación rodeada de barrios perteneciente al municipio de Montcada i Reixac? Es evidente que no se hizo nada de eso para no violar la Primera Directiva.

Calor, sudor, telefonazos y la gente que no sabía lo que pasaba porque suele suceder, estimado Patronio, que la gente no se entera de lo que pasa con los problemas de la Renfe si no se los explican. Aunque he visto la estación de Plaça Catalunya mucho más hacinada que esta tarde, lo cierto es que he pensado que la Renfe-Adif-Gif y la Ministra Inútil han vuelto a derrotarnos con todas sus fuerzas, menos de un año después de los Desastres de la Renfe, que Goya ya habría pintado.

Probablemente se trate de la presentación de la Nueva Temporada, ahora que ya, tras el 11 de septiembre, hemos vueltos todos los currantes al trabajo y los que no es porque les cerraron la empresa en agosto de estrankis.

El tren, al final, cuando lo he cogido... en fin... que, aparte, de un charco en el suelo bajo los asientos triples, que podrían ser de una botella derramada o del aire acondicionado, se ha parado en Montcada-Bifurcación, donde un skinete con pinta y disfraz de segurata, o al revés, les dice a una gente ¡que llevaba maletas y todo! ¿Pero es que no saben que estamos en crisis y que ya no se viaja? les dice que el tren de al lado no se sabe a dónde va, que igual va a la UAB/Martorell (línea C7) o igual va a Ripoll (C3)... "Pasará un Ripoll", fantástica expresión. Es decir, información cero. Por supuesto, el segurata es de una empresa privada ajena a la Renfe, el tio cobrará sus cuatro duros y la Ministra se lava las manos en todo, ahí cobrando más cada mes que todos los pasajeros juntos.

Por supuesto han pasado -se bajaron en Cerdanyola del Vallès- unos predelincuentes, de los que se conoce como "adolescentes", en este caso, y sin que sirva de precedente, de origen extracomunitario iberoamericano, que, por supuesto, dejaron un nauseabundo rastro a marihuana por todo el vagón.

Calor, sudor, poca luz, nula información y drogas: eso es lo que ofrece Renfe Cercanías, Adif, GIF, el Ministerio de Fomento y Magdalena Álvarez con su jefazo Zapatero a la cabeza. Es decir, casi lo mismo pero aún peor que la receta de Álvarez Cascos y Aznar antes de convertirse en latinlover.

Hale, y al que no le pique, que se sepa que pierde un viaje de la T-10.

3 comentaris:

Kaximpo ha dit...

Hará ya años que no oigo hilo musical en los Cercanías de Madrid. Siempre era música clásica aunque lo último que recuerdo eran bandas sonoras que sería un CD de recopilación.

¿Para qué hace falta hilo musical? Si no llevas tu propio MP3 seguro que hay alguien en el vagón oyendo "reaggetón", "flamenquito" o Acid-Techno-House post-industrial en su telefóno móvil... deberían estar prohibidos esos teléfonos. Antes había más clase: al menos llevaban el "loro" al hombro y se molestaba con clase, con unos altavoces un poco más dignos que el de un telefonillo...

Víctor1988 ha dit...

Aunque hace ya tres años que no los uso, en los Cercanías de Valencia (que llegan aquí a Castellón) seguía habiendo hilo musical, como bien dice Kaximpo, música clásica casi siempre.

Y es verdad, como no lleves tu propio mp3, te tocará escuchar la musiquilla del de al lado.

Lo que más me molesta de los trenes son los retrasos, que casi siempre se producen. Será una manía mía, pero me da mucha rabia.

ElRinconDelTaradete ha dit...

Ya era hora que quitaran el hilito musical...